EN INGLES
Visite el sitio inglés
actualizado a diario
pulsando:
www.wsws.org

Análisis Actuales
Sobre el WSWS
Sobre el CICI

 

WSWS : Español

Jerry White, habla con trabajadores de una plantación en Sri Lanka

11 Septiembre 2012

Utilice esta versión para imprimir | Email el autor

Este artículo se publicó en inglés el 30 agosto

El 28 de Agosto, Jerry White, el candidato del Partido Socialista de la Igualdad (PSI) en las elecciones presidenciales de EE.UU. se reunió con trabajadores de caucho de la hacienda de Ambanpitiya en Kegalla. La visita a la plantación y a Sri Lanka como parte de una gira internacional. También visita a Alemania y Gran Bretaña.

Kegalla, un importante pueblo de Sri Lanka, se encuentra a 78 kilómetros de Colombo. Está rodeado de plantaciones de caucho. Este producto es actualmente la quinta mayor fuente de ingresos de exportación del país. Los trabajadores de las plantaciones, una de las capas más oprimidas de la clase trabajadora de Sri Lanka, viven en cuartuchos, parecidos a barracas, sin servicios básicos.

Trescientos cincuenta obreros trabajan en la plantación de Ambanpitiya, que se encuentra a 2 kilómetros de la carretera principal. No existe transporte público, por lo tanto, los trabajadores tienen que caminar por una mal pavimentada carretera para llegar a la hacienda.

White y los miembros del PSI de Sri Lanka escalaron un sendero empinado y estrecho para llegar a la casería de plantación. En el camino encontraron a una mujer trabajadora jubilada de 63 años.

White explicó los principios internacionales del PSI y la lucha del partido para unir a los trabajadores de Estados Unidos con los de Asia: "Ustedes trabajan para las mismas empresas transnacionales. Los trabajadores de ambos países -EE.UU. y Sri Lanka- son iguales".

"En Detroit, de donde yo vengo, grandes fábricas de automóviles usan el caucho que ustedes producen para hacer llantas. De manera similar, clase trabajadora está conectada en todo el mundo", añadió White.

La mujer respondió: "Es bueno que los obreros norteamericanos y de Sri Lanka se unan". Le preguntó si White quería que votase por él.

White explicó que no estaba visitando Sri Lanka para obtener votos sino para explicar la necesidad de construir un partido revolucionario internacional de todos los obreros. Los miembros del PSI de Sri Lanka señalaron que ese partido tiene candidatos en las elecciones provinciales.

Thangavelu, trabajador en la hacienda jubilado de 60 años describió las condiciones de trabajo en la plantación: "Recibimos 515 rupias ($US4) al día pero sólo si trabajamos por 21 días al mes. Si el número de días trabajados es menor, aunque sea a causa de la lluvia, el jornal baja a 355 rupias".

Unos 20 trabajadores sus familias se reunieron para conocer al candidato socialista y discutir el programa de su partido. White les agradeció por permitirle visitar la plantación.

"Se pueden preguntar que cosa tiene que hacer un candidote presidencial de EE.UU. visitando Sri Lanka. Obviamente no es para obtener sus votos, nuestros partidos en EE.UU. y en Sri Lanka somos partidos muy diferentes. Somos partidos de la clase obrera y somos socialistas".

White explicó que aunque Estados Unidos era considerado rico y Sri Lanka pobre, la población en ambos países estaba dividida: de un lado existe una cúpula muy adinerada, por el otro lado, y debajo de ellos existe la gran mayoría, la clase trabajadora. "Ninguna de esas dos clases obreras tiene voz en el sistema político, que los ricos controlan".

"En el año 2008, millones de trabajadores votaron por el presidente Barack Obama porque deseaban acabar con la guerra y a la pobreza, pero Obama, como Rajapakse en Sri Lanka, representa a los ricos". White declaró que tanto el ex presidente estadounidense George W. Bush como Obama soltaron miles de millones de dólares para salvar a los bancos pero pretenden que no hay dinero para la creación de empleos y escuelas o para programas de salud.

El candidato socialista explicó que el PSI "es el único movimiento socialista internacional en el planeta. Declaramos que los trabajadores en cada país tienen un derecho social a viviendas decentes, a la educación y a cuidado médico de calidad".

White declaró que aunque habían "más que suficientes recursos" para proveer estos servicios básicos para toda la población mundial, todas las decisiones económicas se basan en los intereses del 1 por ciento más rico. "Como socialistas en Sri Lanka y EE.UU., demandamos que la riqueza de recursos sea usada para acabar con la pobreza, para alzar los niveles de vida de todos los trabajadores del mundo y para terminar con la desigualdad".

Kumarasami, un trabajador de mediana edad, se unió a la discusión. Dijo que "si las condiciones actuales continúan, encaramos una peligrosa situación en el futuro. De ninguna manera podemos vivir con el sueldo que nos pagan". Kumarasami explicó que él producía 4 kilos diarios de látex de caucho, con un valor de 3,200 rupias, sin embargo su jornal era tan solo 280 rupias.

White señaló que los sueldos de los trabajadores jóvenes en la industria automotriz estadounidense habían sido tijereteados por la mitad. "A todos le dicen que son parte de un mercado mundial al que se deben adaptar. Los trabajadores de caucho en China, Indonesia y Sri Lanka compiten unos contra otros. Por su parte, los sindicatos le dicen a los trabajadores que sus enemigos son los trabajadores en otros países, no los capitalistas en cada país".

White añadió que los trabajadores necesitaban un nuevo liderazgo y perspectiva para luchar por sus derechos. Un trabajador de las plantaciones respondió con aprobación: "También nosotros queremos un partido así".

Un joven declaró que estaba trabajando de cocinero de un hotel por 500 rupias al día. "Mis padres ya no trabajan más en la plantación -están jubilados- y por eso he tenido que cuidar de ellos con mi salario de 500 rupias. Todos los jóvenes de por acá se encuentran en condiciones similares".

Pasimalar, una trabajadora de la plantación, describió las condiciones de la hacienda:"Seguimos viviendo igual que nuestros abuelos", declaró. "Sea quien sea que ha estado en el poder no ha hecho nada para mejorar nuestras vidas".

"No hemos ido a la universidad. No contamos con los medios para enviar a nuestros hijos a la universidad. Aunque ellos quieran hacerlo, no están en una posición para seguir con sus estudios. Se ven obligados a encontrar trabajos ocasionales. Nos alegra de que ustedes hayan venido acá para discutir estos temas".

El candidato presidencial estadounidense afirmó: "En EE.UU. la clase trabajadora siente que las cosas retroceden. Más y más hay nuevas computadoras y tecnologías, y la producción aumenta, mientras la clase trabajadora baja por el sendero de la pobreza".

Un joven invitó a White a su hogar. Consiste de sólo dos cuartos -cada uno de tres por tres metros- ocupados por diez personas. Cuando White preguntó al joven que sentía cuando veía enormes casas en la televisión, él contestó que le gustaría tener esa clase de hogar.

White respondió explicando que el PSI luchaba por un programa de viviendas decente. Cuando se le preguntó como se sentía por su actual condición, el joven respondió: "Mis padres, como mis abuelos, no pudieron educarnos. Si hubiésemos sido educados, viviríamos bajo mejores condiciones que éstas".

Otro joven, comentando sobre la guerra comunal del gobierno de Sri Lanka contra los tamiles, dijo: "No sabemos mucho de lo que ha pasado. Acá, nosotros -trabajadores cingaleses y tamiles- vivimos felices juntos". White señaló que la clase gobernante constantemente aprovecha diferencias comunales para dividir a los obreros.

White explicó que hoy en día miles de decenas de trabajadores jóvenes norteamericanos no podían encontrar empleo aun después de terminar la universidad y cargaban enormes deudas educativas. "Por todo el mundo la juventud encara las mismas condiciones".

Cuando se le preguntó qué sabía de los Estados Unidos el joven respondió que todo lo que conocía era lo que había visto en televisión. White señalo que aunque los programas de televisión intentan presentar todo en ese país como algo maravilloso. esta "no es la realidad". Añadió: "Existen clases sociales en los Estados Unidos con los muy adinerados en la parte superior y millones de trabajadores en la parte inferior".

Al concluir la discusión este obrero joven le dijo al candidato presidencial estadounidense: "Estamos felices de conocerlo y me gustaría unirme a su partido".

Regresar a la parte superior de la página



Copyright 1998-2012
World Socialist Web Site
All rights reserved