Alemania: ¡Gran interés en la campaña contra la guerra de JEIIS!

por nuestros corresponsales
21 octubre 2014

"¿Por qué quieren las élites de poder alemanas hacer la guerra una vez más? Las razones históricas y políticas del renacimiento de ambiciones de poder mundial ". Ese título encabeza el volante del Partido Socialista de la Igualdad (PSG), y de los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS) que invita a reuniones en varias ciudades alemanas.

Dos semanas de intensa campaña en Berlín, frente a empresas, colegios vocacionales, en las universidades y en los lugares públicos han creado interés en JEIIS y nuevos y futuros miembros.

Uno de los objetivos más importantes de esta campaña es la presentación del grupo JEIIS de la Universidad Humboldt (HU), del jueves 23 de octubre. La conducción de la universidad había intentado clausurar la junta censurado políticamente la crítica de JEIIS de las posiciones belicistas de ciertos profesores.

Los miembros del grupo JEIIS distribuyeron una declaración de protestas "¡Todos por la ciencia y contra la propaganda de guerra!" contra la censura que además demuestra cómo la misma Universidad está envuelta en la preparación ideológica para la guerra.

Estudiantes de la Universidad rechazaron los intentos de censura ideológica. Llegaron a los mostradores de información, que había establecido el JEIIS en el campus, porque habían visto anuncios de la reunión.

Lilith estudia medicina y filosofía en HU y le indigna la censura, que para ella es una extensión de los que hacen los medios de difusión. "Los periódicos como Die Zeit deben iluminar a la gente e informar objetivamente. Sobre algunas cosas así lo hacen, pero en cuanto a la guerra, sus posiciones son totalmente distorsionadas".

Elena (25 años) hace su Maestría en filosofía en UH. Le rechoca como ahora en Alemania se habla tan abiertamente de la guerra y el militarismo. "La explicación es que al igual que antes de la Primera Guerra Mundial (como con el kaiser Wilhelm) los alemanes deben nuevamente jugar un papel dominante en el mundo, y hacerse de sus propias colonias. De esa el gobierno quiere desviar la atención popular de los problemas sociales en el interior de la nación.

"Los Verdes siempre han sido un partido de la guerra, siempre un partido capitalista", dice Elena, "que ahora el Linkspartei (Partido de la Izquierda) apoye la guerra, es algo que no entiendo."

Un estudiante de historia añade su opinión sobre la propaganda de guerra de los partidos de oposición: "Me parece terrible que el Linkspartei ya no represente nuestros intereses. Era mi última esperanza. ¡Que democracia puede haber cuando todos los partidos apoyan la guerra!”

Un miembro de JEIIS explica luego que el pivote del Linkspartei a la guerra es una evidencia más de que la lucha contra la guerra está encadenada a la lucha contra el capitalismo. El Partido de la Izquierda siempre ha sido capitalista; nunca representó los intereses de los trabajadores.

Que los Links ahora se vuelquen al belicismo los desenmascara; aparece su verdadero carácter, fenómeno que también es consecuencia la rapidez del vuelco a la guerra. Para luchar contra el resurgimiento del militarismo alemán, urge construir la Cuarta Internacional como partido obrero revolucionario.

La campaña pone en práctica la resolución que el PSG aprobó en su reunión especial del 20 de septiembre del 2014: "El retorno del imperialismo alemán y las tareas del Partido Socialista por la Igualdad", folleto que ahora es muy popular.

Discutiendo el imperialismo, la resolución del PSG detalla de cómo el gobierno federal elaboró sistemáticamente durante todo un año la renovación de la política de gran potencia, a razón de "la crisis histórica del capitalismo mundial y el sistema de los estados naciónales en que se basa". Presenta pruebas de que los objetivos estratégicos de la de la clase de poder hacia Rusia y el Medio Oriente son la versión moderna de la política de guerra de la época del emperador Guillermo II y más tarde del nacionalsocialismo [los nazis].

En base a ese análisis, en sus discusiones, los miembros de JEIIS desenmascaran las mentiras de los medios de difusión y la política del gobierno (por ejemplo que Alemania debe enviar armas y soldados a Siria para defender los derechos humanos contra el grupo terrorista E.I. [Estado Islámico de Irak y Siria] o para ayudar a las minorías asediadas). El gobierno utiliza pretextos seudohumanitarios para manipular las emociones humanas del pueblo con el fin de ocultar los verdaderos objetivos estratégicos y económicos de la burguesía germana.

Nuestro análisis crítico es acogido sobre todo en escuelas y fábricas con gran interés, además de ser bien recibido en universidades. Muchos estudiantes y trabajadores resienten la propaganda proguerra y a favor del armamentismo (en los medios de difusión). Choca en la conciencia la rapidez con que se quiere limpiar de manchas al militarismo y al belicismo; también despierta un deseo ardiente de explicaciones y de una perspectiva de lucha contra ese fenómeno.

Los jóvenes ven con gran escepticismo la propaganda del gobierno, y están deseosos de un análisis objetivo. Después de enterarse de la campaña PSG, muchos de ellos visitaron la página web World Socialist Web Site y manifestaron a través de email interés en tener discusiones y leer más. Muchos trabajadores procedentes de Turquía, Siria, Palestina y otros países de Oriente Medio, siguen la marcha de los acontecimientos en sus países con gran preocupación y por lo tanto también desean enterarse en la perspectiva del WSWS.

En su defensa de un programa antiguerra socialista, basado en la clase obrera, los miembros de JEIIS tienen que contestar muchas preguntas sobre de la naturaleza de la Unión Soviética y la RDA [Alemania oriental (estalinista)]. Esos estados aparentaban ser socialistas y a favor de los obreros, mientras que en verdad saboteaban los logros de Revolución Rusa de 1917. Durante 25 años fertilizaron el campo para la restauración del capitalismo.

Otras veces, la discusión tiene ver con los Verdes, el SPD [Partido Socialdemocrático Alemán] y el Partido de Izquierda, y con su belicismo. El PSG es conocido a través de su campaña actual como el único partido antiguerra. Ningún otro partido siquiera finge serlo.