Profesores brasileños hablan sobre los recortes a la educación y los ataques sociales

por nuestros reporteros
26 octubre 2016

Reporteros del WSWS hablaron con profesores durante el mitin del 22 de setiembre convocado por el APEOESP (Sindicato de los profesores de escuelas estatales de São Paulo) y el CUT (la Confederación de trabajadores) como parte de una serie de protestas de un solo día contra los planes de la “reforma” educativa y otros ataques sociales contra los estándares de vida de la clase trabajadora brasileña. Estos ataques están siendo llevados a cabo por el gobierno federal interino de Michel Temer (después de haber sido preparadas por su destituida predecesora del Partido de los Trabajadores Dilma Rousseff, quién iniciase la “reforma” educativa), y por el derechista gobernador estatal Geraldo Alckmin.

El mitin no fue bien atendido, lo cual sorprendió a algunos de los profesores entrevistados. Mientras explicaban su preocupación sobre el plan del gobierno para “reformar” la educación, los burócratas del APEOESP daban discursos en los que combinaban condenas retóricas al programa de austeridad de Temer con halagos para el Partido de los Trabajadores y su ex líder Lula Da Silva, de quién se espera que postule a la presidencia en las elecciones del 2018. Lula actualmente confronta un proceso judicial por ser el “comandante” del masivo esquema de sobornos en Petrobras, el gigante energético estatal.

María le dijo al WSWS que ella estaba decepcionada con la poca participación del mitin. Cuando le preguntamos si culpaba al rendimiento del APEOESP como sindicato por esto, ella respondió: “Por supuesto. Durante una huelga el año pasado los profesores querían algo y los burócratas articulaban otra cosa. Hay divisiones porque provienen de partidos diferentes y si están fragmentados no se pueden unir. Hay una falta de verdad durante las asambleas. La gente que está en la parte de arriba no es democrática. Conozco profesores de escuela que no vienen a estos mítines porque dicen que no se sienten representados. Hay historias que dicen que el APEOESP cancelaba las huelgas a pesar de que los profesores votaban para que continúe”.

“Ellos están a favor de un partido [el Partido de los Trabajadores] y defienden sus intereses. Es una traición”, declaró.

Mencionamos ante ella el hecho de que los profesores habían sido convocados por un día, luego de que los trabajadores de correo terminaran su huelga, mientras que los bancarios estaban en huelga por separado y los metalúrgicos iban a realizar su propia protesta una semana después. ¿Ella pensaba que esta división de la clase trabajadora debilitaba las luchas de los profesores contra los ataques del gobierno?

María respondió: “Por supuesto, la gente tiene que unirse alrededor de su clase, la clase trabajadora, no solamente actuar como individuos. Siempre hay algo en medio de la unidad. Y cuando ocurre, es la [federación sindical vinculada al PT] CUT quién lo hace, y no sólo los trabajadores. Un profesor es un trabajador. Un funcionario de banco es un trabajador. Un empleado de correo es un trabajador. La gente de las fábricas de acero son trabajadores. Tienen que unirse como trabajadores. No deberían separarse debido a sus profesiones”.

Ella declaró que si semejante lucha unida hubiese existido, la destitución de la ex presidenta Rousseff nunca habría ocurrido. “Hay un montón de gente que está rebelada con respecto al golpe. El gobierno del PT tiene mucha responsabilidad con respecto a eso, pero fue un golpe, no tengo dudas. Hay personas rebeladas pero no hay acción. La gente tiene sus manos atadas”.

Vanessa afirmó que había venido al mitin porque siente personalmente los efectos de los ataques del presidente Temer y el gobernador de São Paulo Gerlado Alckmin, quién está implementando su propio asalto a la educación pública. “Pero también lo siento dentro de la nación brasileña, con mis estudiantes, con mi familia”. Ella dijo que sus expectativas para este mitin y otros que vendrían era que la completa comunidad escolar (padres, hijos y profesores) “percibieran lo que estaba pasando con las escuelas públicas que sufren los ataques del gobierno”.

Ella vociferó su oposición a la reforma de escuela secundaria la cual, según ella está basada en el modelo estadounidense y no encaja en los patrones de Brasil. “Yo creo que esta reforma tiene el objetivo de retirar los cursos de historia, sociología, filosofía y disminuir el tiempo del estudiante en la aula. El estudiante va a pensar que tendrá que estudiar menos y sólo lo que realmente quiere y le gusta, cuando en realidad no debería ser de esa forma”. Ella concluyó diciendo que la reforma tiene como objetivo dejar a muchos profesores desempleados y disminuir el pensamiento crítico en la sociedad brasileña.

Paulo declaró que estaba decepcionado con la poca asistencia del mitin. Cuando le preguntamos si esto tenía que ver con el rendimiento del APEOESP durante los últimos mítines, él contestó: “Yo no los culparía, pero el APEOESP insiste en estrategias que han mostrado ser ineficientes”.

Sobre la reforma de la escuela secundaria, él dijo: “Leí de fuentes oficiales que en el decreto de reforma se fusionaría las ciencias humanas y las ciencias naturales y se dejaría a Lenguaje y ciencias matemáticas por separado y yo creo que eso es terrible”. Sobre cómo esto iba a influenciar el trabajo de los profesores, él declaró: “En la peor manera posible. Sabemos que un gran número de clases no es el responsable del bajo rendimiento de un estudiante. Pero con una reforma, tú deberías tener un debate y no pasarlo a la fuerza por medio de una medida provisional de esa forma”.

Cuando le preguntamos sobre el sistema basado en Estados Unidos de las escuelas particulares privadas subvencionadas (charter schools) en Brasil él contestó: “No nos están dando una justificación para implementar un modelo estadounidense acá. Es desproporcionado implementar modelos de EE.UU., de Finlandia, que son países que tienen disparidades con Brasil”.

Rogério declaró que le gustaría que el mitin se vuelva una manifestación contra los golpistas, “contra todas las regresiones de este gobierno golpista, pero creo que la gente no está lista; es difícil tener expectativas. Siempre participo en los movimientos sociales, por la lucha de los trabajadores. Pero esta es una coyuntura muy dificil”.

“Cada persona que es un profesor, que es un trabajador debería estar en las calles, o la gente perderá sus derechos sociales. Hay un retroceso en la educación, en el cuidado a la salud, en las riquezas naturales como el petróleo”, añadió.

Sobre la reforma de la escuela secundaria, él dijo: “Un poco de ella ha sido ya anunciada por el gobierno golpista. Hay una supresión de ciencias humanas, de la autonomía del profesor en la aula”. De los estudiantes también. Las personas vieron cómo fueron tratadas por la policía militar en São Paulo durante las ocupaciones. Hubieron un montón de actos ilegales contra las ocupaciones”.

Carolina dijo que esperaba que el mitin lograra unir a los profesores y también “logre informar a la población sobre la reforma de educación y la detenga, ya sea por el gobierno del estado o el gobierno federal”.

Ella describió al APEOESP como un “sindicato burocrático” que no representa a los profesores. “Creo que los profesores se podrían organizar en una manera más horizontal sin requerir a los sindicatos”.

“No tengo nada concreto sobre esto, pero creo que el APEOESP está muy vinculado con el gobierno federal y con el PT. Entonces de esta manera, en vez de priorizar los intereses de los trabajadores ellos siguen el interés del partido y no de los trabajadores”.

Sobre la reforma de la escuela secundaria ella declaró: “Esta reforma está directamente vinculada con el golpe en el sentido que es una lucha ideológica también. Lo que quieren colocar en las aulas es una concepción de mercado y no un programa para mejorar la educación. Es un programa para hacer que los cursos escolares sean más baratos reduciendo el 50 por ciento de los cursos obligatorios y 50 por ciento de los cursos opcionales y que va a conducir al despido de profesores y a una sobrecarga de trabajo para los que se quedan. Por ejemplo, ellos hablan sobre establecer escuelas de tiempo integral [un sistema de escuelas semiprivatizadas con financiamiento corporativo y mérito de paga para los profesores], pero en ningún momento hablan sobre mejorar al aula, o incrementar los salarios”.

Cuando le preguntamos sobre la unidad de trabajadores y -dado que trabajadores de diferentes sectores están respondiendo con huelgas y protestas- la posibilidad de una huelga general, ella declaró que esperaba que el CUT llamase a una, pero tomo nota de que “cuando llaman a huelgas, las boicotean”.

Ella añadió: “Yo creo que una huelga general debería ya haber comenzado en el 2015, no solamente con relación al impeachment, sino contra el ajuste fiscal. Yo pienso que el impeachment surgió debido al cambio de dirección en el plan de gobierno. Si es que hubiese habido una huelga general ésta habría mostrado que los trabajadores estamos en contra de este tipo de propuesta gubernamental, de austeridad fiscal. El impeachment no habría sido posible”.

Ella concluyó diciendo que los recortes son una respuesta a la crisis fiscal del gobierno. “Pero es una respuesta neoliberal. No es la única solución para esto”.