Nuevo protocolo de búsqueda de Google restringe acceso a trece importantes sitios socialistas, progresistas y antibélicos

4 agosto 2017

Con la asistencia de otros medios en línea y expertos en tecnologías de búsqueda, el World Socialist Web Site ha compilado nuevos datos que comprueban que la enorme pérdida de visitas sufrida por varios sitios web socialistas, antibélicos y progresistas en los últimos tres meses ha sido causada por una caída acumulada del 45 por ciento en el tráfico proveniente de búsquedas en Google.

Este descenso sucedió justo después de la implementación de nuevos protocolos de búsqueda por Google. Según una declaración del 25 de abril, Ben Gomes, el vicepresidente de ingeniería de la empresa, los cambios en su herramienta de búsqueda bloquearían sitios “ofensivos” y promoverían “contenido de autoridad”.

El World Socialist Web Site obtuvo datos estadísticos de SEMrush que estiman la magnitud de la reducción en el tráfico de búsquedas en Google de trece sitios con un amplio número de lectores. Estos son los resultados:

De los trece sitios, el World Socialist Web Site fue el más afectado. Su tráfico proveniente de búsquedas en Google se redujo en dos terceras partes.

Las nuevas estadísticas demuestran que el WSWS es un blanco central de la campaña de censura de Google. En los doce meses que precedieron la implementación de las nuevas pautas de Google, el WSWS había experimentado un gran aumento en el total de visitas. Un componente grande de este incremento eran las visitas a través de los resultados de búsqueda de Google. El mayor número de búsquedas a su vez reflejó el crecimiento del interés en el socialismo a lo largo del 2016. El ritmo se aceleró marcadamente después de las elecciones en noviembre, que culminaron en importantes protestas contra la llegada de Trump al poder.

El tráfico de búsquedas del WSWS alcanzó su máximo en abril de este año, precisamente cuando Google implementó sus protocolos de censura.

Otro sitio afectado nos hizo llegar información que confirma los resultados del WSWS.

“A finales de mayo, cambios en los algoritmos de Google impactaron negativamente el volumen de tráfico del sitio Common Dreams proveniente de búsquedas naturales de Google”, dijo Aaron Kaufman, director de desarrollo en el sitio de noticias progresista Common Dreams. “Desde mayo, el tráfico de Google Search como porcentaje del tráfico total al sitio Common Dreams disminuyó un 50 por ciento”.

La magnitud y el impacto de las acciones de Google evidencia que está utilizando varias técnicas para bloquear el acceso de estos sitios. Estos incluyen la selección y el boicot directo del WSWS y las doce otras páginas mencionadas por evaluadores de Google. Estos sitios han sido asignados evaluaciones altamente prejudiciales que aseguran que sus artículos sean relegados u omitidos completamente. Además, la tecnología de programación disponible les permite enseñarles a las computadoras a pensar como estos evaluadores, en otras palabras, a imitar su juicio y preferencias.

Finalmente, la precisión con la que operan indica con firmeza que emplean una variedad de otras técnicas en la selección de términos, palabras, frases, temas asociados a sitios de izquierda y socialistas.

Esto podría explicar por qué es que el World Socialist Web Site, el cual se enfoca en temas de guerra, geopolítica, desigualdad social y las luchas de clase obrera ha tenido una caída tan dramática cuándo se busca en Google precisamente sobre estos temas. Hemos visto que los términos y frases que, bajo circunstancias normales, generarían el mayor número de empates —como “socialismo”, “marxismo” y “trotskismo”— ahora producen los resultados más bajos.

Este es un proceso que continua. Se puede esperar que los evaluadores de Google estén todavía añadiendo términos sospechosos para aumentar la precisión de su algoritmo, eventualmente eliminando el tráfico al WSWS y otras páginas seleccionadas.

La información que ha sido recopilada y publicada por el WSWS durante la última semana expone que Google se encuentra en el centro de la conspiración de las corporaciones y el Estado para menoscabar los derechos democráticos. Este ataque a la libertad de expresión y a un acceso sin censura a la información tiene como fin debilitar la oposición popular a la desigualdad social, la guerra y el autoritarismo.

El papel protagónico y decisivo que está desempeñando Google en este proceso demuestra que la libertad de expresión y pensamiento es incompatible con el control corporativo del Internet.

Conforme continuamos exponiendo esta ofensiva de Google contra los derechos democráticos, exigimos que cese de forma inmediata e inequívoca su programa de censura.

Es crucial organizar una campaña coordinada en EE. UU. e internacionalmente contra la censura directa de Google. Tomaremos los pasos a nuestro alcance para construir y contribuir a una ofensiva contra esta supresión de la libertad de expresión y pensamiento.

La lucha contra la censura en el Internet por parte del Estado y las corporaciones es fundamental para la defensa de los derechos democráticos y será necesario colaborar de forma amplia con sitios web socialistas, izquierdistas y progresistas para alertarle al público y a los sectores más extensos posibles de la clase obrera al respecto.

Andre Damon y David North