“Sigan luchando, tenemos que aunar esfuerzos”

Educadores denuncian el ataque a la profesora de una escuela de Luisiana Deyshia Hargrave

por Nancy Hanover
17 enero 2018

Lectores del World Socialist Web Site Teacher Newsletter han expresado su solidaridad con Deyshia Hargrave, la profesora de Luisiana que fue violentamente esposada, arrestada y encarcelada por expresar su opinión en una sesión de la junta de una escuela local la semana pasada. A Hargrave la llevaron arrastrándola a la cárcel por tener la osadía de objetar un aumento salarial al inspector de la escuela mientras los docentes del distrito escolar Vermilion Parish llevan una década sufriendo la congelación de sus salarios y repetidos recortes presupuestarios.

Para muchos educadores, el ataque a Deyshia es un símbolo de los ataques crecientes a los derechos democráticos y la desigualdad social creciente en la educación y en la sociedad en su conjunto. Miles han denunciado el ataque a los derechos de la Primera Enmienda de la joven profesora de inglés y han pronunciado declaraciones identificándose con las verdades universales de las que ella habló. Casi 35.000 en los EUA y en todo el mundo han firmado la petición exigiendo una disculpa de la junta escolar.

Muchos docentes han escrito al WSWS Teacher Newsletter para registrar su oposición a esta injusticia. Selim desde Noruega escribió, “Impactante tratamiento de una compañera docente/educadora”. Fernando desde Chile declaró, “Qué vergüenza, el jefe no tuvo mejores argumentos que echarla y bajo arresto. Qué democracia es esta”.

Otra lectora del WSWS, Joanne desde Florida, destaca que se le quitan recursos a la educación pública al tiempo que no hay límites a las ayudas financieras federales a los ricos, “Fui docente durante 16 años y al final renuncié asqueada. Las restricciones a la enseñanza aumentaron, las responsabilidades se incrementaron, y se recortaron las prestaciones. Si nos dan un aumento después de luchar por él durante meses, no es suficiente para seguir el ritmo de años de inflación.

“Mientras nosotros no podíamos permitirnos libros para los estudiantes, la familia billonaria France recibió $40.000.000 del dinero de los contribuyentes para mejorar el circuito de carreras de Daytona. Este tipo de subsidio a los ricos continúa. Al mismo tiempo, cada vez que un inspector de escuela era contratado, esa persona empezaba a una tasa mayor (más de $100.000) de paga con enormes beneficios. Las juntas y los políticos se ayudan entre sí para enriquecerse aún más mientras nos roban a los demás”.

Un docente de una escuela pública de Detroit habló de los paralelismos entre la lucha de los docentes de Luisiana y la de los docentes de Detroit. “No creo que haya habido nada incendiario en lo que dijo ella. Para mí lo que ellos hicieron viola sus derechos bajo la Primera Enmienda. Ella tenía derecho a expresarse. Le diría “Sigue luchando, tenemos que unirnos”.

“Llevo 16 años de docente en las Escuelas Públicas de Detroit y me identifico plenamente con lo que le pasó a ella.

“Ya van casi dos años desde el paro por baja médica de los docentes de Detroit por las condiciones en las escuelas y otras cosas. Oí que salimos en todas las noticias por defender lo justo”, dijo ella refiriéndose al alcance “viral” en las redes sociales de las fotos de los docentes en las aulas de las Escuelas Públicas de Detroit con moho negro, tejas del techo que se caían y condiciones generales inseguras.

Los docentes organizaron sus paros de 2015-16 independientemente de la Federación de Docentes de Detroit y desafiándola y utilizaron las redes sociales para publicitar su lucha y coordinar los paros por baja médica. Michigan tiene una ley punitiva anti-huelga y docenas de docentes fueron convocados por los tribunales en enero de 2016 y sus lugares de trabajo fueron amenazados en una venganza legal con el objeto de ahogar las protestas y el apoyo popular que los docentes se estaban ganando entre los trabajadores y los jóvenes de Detroit y más allá.

Explicando las amenazas financieras contra los docentes que protestan, continuó, “Nos amenazaron a nosotros también. Nos dijeron que nos iban a multar, unos $250 por día cada uno por hacer un paro. Pensé que lo que nos hicieron fue una manera de intentar tener control sobre nosotros, para mantenernos en las peores condiciones.

“Ya nos habían infligido un golpe con un recorte salarial del 10 por ciento, que nos quitaron mediante un supuesto préstamo al distrito. Me parecía que era inconstitucional que cualquier tipo de empleador pudiera utilizar mi dinero, decir que lo iba a devolver, y luego utilizarlo para equilibrar el presupuesto. Yo digo que eso no es ético. Es casi como la esclavitud en el sentido de que nunca se te permite elevarte. Quieren que sigamos estando abajo del todo.

“Creo que fue justo que [Deyshia] trajera a colación que los docentes merecen un aumento, que se les pague por todo el trabajo que hacen. ¿Cuántas escuelas visitó el inspector? Si él merece un aumento, ¿por qué no los profesores? Son los profesores quienes hacen el esfuerzo extra para ayudar a los estudiantes.

“Nosotros somos los que vamos al desarrollo profesional y trabajamos con líderes de la enseñanza en nuestros edificios para implementar los planes. Nosotros somos los que vamos mucho más allá de nuestras horas reglamentarias de trabajo para hacer subir las notas de nuestros estudiantes. Nosotros nos quedamos despiertos hasta tarde corrigiendo deberes y escribiendo nuestros planes para las clases. Este es nuestro trabajo. Esa profesora estaba diciendo la verdad.

Lilybeth, una joven docente de Detroit, dijo, “Que Deyshia se exprese es gran cosa. Los docentes pueden tener miedo de expresarse ante los administradores por temor a perder su trabajo. Creo que esto es muy admirable, muy valiente. Muestra el punto de quiebre con los docentes y todo el sistema educativo.

“En general se les paga mal a los docentes. Nunca tenemos un día libre, trabajamos los fines de semana y los recreos. Esto es cierto especialmente en Detroit. En mi vieja escuela en el EAA [Autoridad del Logro Educativo], paraprofesionales estaban dando clases, de hecho a la mayoría les dieron clase paraprofesionales en vez de profesores de verdad.

“Será un tópico, pero creamos a los futuros líderes, la generación futura. Intentamos enseñarles a pensar por sí mismos. Ahora depende de nosotros resistir”.

Los educadores de todo el mundo continúan luchas contra recortes ordenados por los gobiernos y para defender sus derechos y los derechos de sus estudiantes, poniendo de relieve el carácter internacional de esta batalla.

*Docentes del centro del Estado indio de Madhya Pradesh se concentraron el sábado 13 de enero para exigir el derecho a contratar docentes para que se vuelvan regularizados bajo el departamento de educación del gobierno del Estado. Varios, incluyendo a cuatro mujeres, se raparon la cabeza —la primera vez que este grupo protesta cortándose el pelo— para evidenciar su compromiso con la lucha. Los docentes dicen que están exigiendo “igual paga por un trabajo igual” con docentes permanentes y una política de transferencias adecuada.

Los docentes tenían planeado “regalar” el cabello cortado a Sadhna Singh, la esposa del Ministro Jefe Shivraj Singh Chouhan, pero las autoridades les impidieron acercarse a su residencia. “No sabemos de qué departamento dependemos. El departamento de educación dice que somos empleados de cuerpos locales. Los cuerpos locales dicen que somos empleados del departamento de educación. Más de 2,88 lakh [288.000] docentes temporales están atrapados en esta situación desde hace varios años”, dijo el organizador de una manifestación.

* A los docentes nigerianos que protestaban contra el despido masivo de casi 21.780 docentes por “suspender” un examen de competencia, se les envió la policía militarizada gubernamental en Kaduna. Unos 24 furgones policiales, dos coches blindados, 10 motocicletas especiales y cientos de policías llenaban las calles el pasado jueves. “El CP (comisionado de la policía) nos ordenó que no permitiéramos que los manifestantes cruzaran la Vía Independencia”, dijo un policía.

Sin embargo, cientos de manifestantes cruzaron barricadas de seguridad, marcharon unos siete kilómetros y entregaron una carta de protesta al Gobernador Nasir El-Rufai. El asistente del gobernador respondió diciendo que esta era la razón “por la que teníamos que ir a la Asamblea Estatal para promulgar una ley que prohíbe cualquier tipo de manifestación”.

*Varios centenares de docentes bangladesíes lanzaron otra huelga de hambre indefinida el 9 de enero ante el Club de la Prensa nacional Jatiya en la capital Daca para exigir que los docentes en las escuelas de los madrás religiosos sean puestos en la paga y beneficios del gobierno. Está ahora en su sexto día. Veintiún docentes huelguistas han sido tratados con suero fisiológico intravenoso y por lo menos otros 124 se consideran “enfermos”. Según el periódico bangladesí Daily Star, hay “cerca de 48.000 docentes de 10.000 madrás que no reciben paga alguna, porque las instituciones fueron registradas bajo la Junta de Educación de Madrás en 1984”. La protesta siguió un similar “ ayuno a muerte ” por docentes que luchan por ser incluidos en el plan salarial del gobierno. La primera protesta terminó el viernes 5 de enero.

El autor también recomienda:

Mientras los docentes se enfrentan a nuevas batallas contra Trump, Lecciones de la lucha contra la “reforma escolar” de Obama— 2da parte [6 de enero de 2018]

(artículo publicado originalmente en inglés el 15 de enero de 2018)