Manifestantes denuncian silenciamiento del fundador de WikiLeaks, Julian Assange

por Robert Stevens
31 marzo 2018

Se llevaron a cabo protestas afuera de la embajada de Ecuador en Londres el jueves, por segundo día consecutivo, ante la decisión de privar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de toda comunicación con el mundo exterior.

Los manifestantes portaban pancartas y cantaban: "¡Assange no calla, somos su voz!". Otras decían: "¡Liberen a Assange!", "¡EUA: detengan sus ataques contra los denunciantes y periodistas!" y "¡Prensa libre y Assange libre!".

En referencia a la decisión de las Naciones Unidas del 2016 que establece que Assange es víctima de una detención arbitraria de la que debe ser liberado –que el Gobierno británico se niega a cumplir— otra pancarta decía: "ONU a Reino Unido: liberen y compensen a Assange".

WikiLeaks tuiteó sobre Assange: "No puede tuitear, hablar con la prensa, recibir visitas o hacer llamadas telefónicas".

Privado de sus únicas libertades restantes, Assange tiene menos derechos que los prisioneros. Sin embargo, nunca ha sido acusado, y mucho menos procesado.

En declaraciones a la prensa fuera de la embajada el jueves, la diseñadora de moda Vivienne Westwood declaró: "Julian Assange es uno de los héroes más grandes del mundo, ahora estamos muy preocupados de que no pueda recibir visitas. Es realmente importante que tenga acceso al mundo por todas las exposiciones que ha logrado". Assange fue "un héroe de guerra, expuso crímenes de guerra estadounidenses", agregó.

Las medidas impuestas por la embajada a Assange, quien ahora es ciudadano ecuatoriano después de haber sido naturalizado en diciembre pasado, son draconianas. Basado en información de una fuente de WikiLeaks, RT dijo que "la embajada instaló bloqueadores electrónicos para bloquear todas las comunicaciones de radio en sus instalaciones horas después de que un individuo que representaba los intereses de Assange fuera informado de 'la gran incomodidad y preocupación que sus declaraciones causaron en el Gobierno ecuatoriano'...".

Tan extenso es el bloqueo que "los inhibidores interfieren con el personal de la embajada, que ya no puede utilizar sus teléfonos móviles debido al apagón de la comunicación".

Ecuador no ha dado una escala de tiempo de por cuánto tiempo estarán vigentes sus restricciones sobre Assange, indicando solo que se reunirá con sus abogados la próxima semana.

Las medidas de Ecuador violan una resolución de 2016 de las Naciones Unidas que "condena inequívocamente las medidas para prevenir o interrumpir intencionalmente el acceso o la difusión de información en línea". La ONU afirmó "que los mismos derechos que las personas tienen fuera de línea también deben protegerse en línea, en particular la libertad de expresión, que es aplicable independientemente de las fronteras y de cualquier medio que uno elija".

Intensificar la persecución del fundador de WikiLeaks está ligado a los esfuerzos de Reino Unido y Estados Unidos para silenciar la oposición a sus preparativos de guerra. Esto quedó claro por el hecho de que la justificación utilizada para la censura ecuatoriana fueron los tuits que Assange publicó el lunes desafiando la acusación británica de que Rusia es responsable de la presunta intoxicación neurotóxica del ex agente doble y ciudadano ruso, Sergei Skripal, y su hija Yulia en Salisbury, Inglaterra.

Este es un cargo completamente inventado, por el cual las autoridades británicas aún tienen que proporcionar pruebas creíbles. Assange señaló esto en su tuit, que decía: "Si bien es razonable que la primera ministra británica Theresa May vea al Estado ruso como el principal sospechoso, hasta ahora la evidencia es circunstancial y la OPAQ [Organización para la Prohibición de las Armas Químicas], aún no ha hecho ninguna confirmación independiente, permitiéndole al Kremlin avanzar el punto de vista internamente de que Rusia está siendo perseguida".

En una entrevista con Sputnik el jueves, el abogado australiano y asesor de Assange, Greg Barns, fue preguntado, "¿Crees que fueron los comentarios de Assange sobre el caso Skripal los que causaron este corte?".

Barns respondió: "Solo puedo especular, porque parece haber información desde Ecuador de que ese fue el caso".

Las autoridades británicas y estadounidenses están utilizando el caso Skripal tanto para acelerar la campaña contra la "injerencia de Moscú", como para justificar la acumulación militar de la OTAN contra Rusia y, asociado a esto, para reprimir las redes sociales y las libertades en el Internet.

Un componente esencial de esta escalada militar es la censura estatal contra la oposición política y social. Bajo el pretexto de combatir las "noticias falsas", los Estados europeos están clausurando sitios web y páginas de redes sociales de copiosos grupos e individuos.

A esto lo acompaña el fortalecimiento de las medidas estatales-policiales. Apenas unos días antes del acto de censura de Ecuador, el Gobierno alemán, los servicios de inteligencia y la policía colaboraron con los agentes de inteligencia españoles para arrestar al presidente del Govern de Cataluña, quien fue elegido democráticamente, Carles Puigdemont. Fue arrestado en Alemania cuando viajaba de regreso a Bélgica después de una visita que hizo a Finlandia para conversar con parlamentarios.

Puigdemont fue detenido bajo el draconiano sistema de órdenes de arresto europeas y se enfrenta potencialmente a 30 años de prisión por defender la separación de Cataluña de España.

Como lo advirtió el WSWS en el momento de la detención de Assange en el 2010 empleando una orden de arresto europea, establecía un precedente para detener a opositores políticos con base en acusaciones inventadas y falsas. El arresto de Assange, según las instrucciones de Estados Unidos, fue confirmado por los tribunales británicos a pesar de que no se habían presentado cargos en su contra.

Para evitar el trato recibido por la denunciante Chelsea Manning, Assange —al igual que Edward Snowden— se vio obligado a exiliarse. La orden de arresto europea, según la cual fue recluido inicialmente, fue retirada en mayo del año pasado, después de que Suecia finalmente admitiera de que nunca hubo motivo para un enjuiciamiento; sin embargo, Assange todavía enfrenta un arresto.

Estos acontecimientos marcan una gran intensificación de los ataques a la libertad de expresión y los derechos democráticos. Ecuador se quejó de que el cuestionamiento completamente legítimo y bien fundado de Assange sobre el caso Skripal y el arresto de Puigdemont "ponen en riesgo las buenas relaciones de Ecuador con Reino Unido, con los otros Estados de la Unión Europea y con otras naciones". No está claro de quién provino la orden para que Ecuador llegara a dicha decisión.

Existe una amenaza real e inmediata de que Assange pueda ser entregado a EUA para su extradición, ya sea por los mismos funcionarios de la embajada o por una redada británica.

El martes, el ministro de Estado del Foreign Office, Alan Duncan, describió a Assange en el Parlamento como un "pequeño gusano miserable" que debería entregarse a las autoridades británicas. Manifestó: "Es de lamentar que Julian Assange permanezca en la embajada de Ecuador. Es el lamento más profundo que incluso anoche estuvo tuiteando contra el Gobierno de Su Majestad por su conducta al responder al ataque en Salisbury".

A las pocas horas de esta provocadora declaración, Assange había perdido todas sus comunicaciones. En respuesta, Assange tuiteó: "Como preso político detenido sin cargos durante 8 años, en violación de 2 fallos de la ONU, supongo que debo ser 'miserable'; sin embargo, no hay nada de malo en ser una "pequeña" persona, aunque soy relativamente alto; y mejor ser un "gusano", una criatura saludable que vigoriza el suelo, que una serpiente".

En el 2010, varios cables diplomáticos de EUA publicados por WikiLeaks revelaron que Duncan era un foco de interés particular de la inteligencia estadounidense. Un cable del 22 de enero del 2010, firmado por Elizabeth Pitterle, la jefa de operaciones de inteligencia de Estados Unidos, afirmaba que los analistas estaban preparando "productos terminados sobre los dirigentes conservadores para altos mandos legislativos" y especulando sobre las "ambiciones políticas" del antiguo comerciante de petróleo —entonces ministro de desarrollo internacional—.

El miércoles, May publicó la Revisión de Capacidad de Seguridad Nacional de Reino Unido. El documento se basa en una "Doctrina Fusión", que moviliza a todos los elementos del Estado y el sector privado contra las amenazas al Reino Unido. La más importante de ellas es a lo se refiere como "El resurgimiento de amenazas basadas en el Estado" y "Actividades de Estados Hostiles".

Rusia es explícitamente el blanco de acciones militares en sus fronteras, aislamiento diplomático y medidas para reprimir presuntas interferencias en la política británica a través de la difusión de supuestas "noticias falsas". El mismo día en que se lanzó esta justificación para la nueva "Doctrina Fusión", Assange fue silenciado.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 30 de marzo de 2018)

El autor también recomienda:

Ecuador cuts off Julian Assange’s access to the outside world
[29 de marzo de 2018]

¡Libertad para Julian Assange!
[12 de enero de 2018]