Palantir Technologies: una “startup respaldada por la CIA”

por Julie Hyland
24 abril 2018

Las declaraciones del informant Christopher Wylie en el Comité Selecto sobre Cultura, Medios y Deportes del Parlamento Inglés fueron cubiertas por los medios británicos, especialmente por el periódico The Guardian.

Los alegatos de que Cambridge Analytica —que apoyó a Donald Trump en la campaña presidencial de 2016 — recibió información de Facebook recopilada sin el consentimiento de los usuarios, promueven serios asuntos democráticos. La campaña en su contra, no obstante, no tiene nada que ver con rectificar estas preocupaciones.

Esto se vuelve claro a través de los alegatos mucho más dañinos hechos por Wylie al comité selecto que han pasado ampliamente desapercibidos hasta ahora.

El WSWS ha reportado sobre el verdadero pedigrí de la empresa matriz de Cambridge Analytica, la empresa de investigación sobre comportamiento y comunicación estratégica, SCL.

Cuando se el comité selecto parlamentario preguntó si había otras compañías de datos que operaran en forma similar a Cambridge Analytica, Wylie citó específicamente el gigante de análisis de datos, Palantir Tecnologías.

“De hecho tuvimos varias reuniones con Palantir”, dijo Wylie. “Hubo empleados de rango superior que también trabajaron con los datos de Facebook. No hubo un contrato oficial entre Palantir y CA, pero hubo personal de Palantir que venía a las oficinas y trabajaba con los datos. Y nos reuníamos con personal de Palantir en Palantir”.

Su afirmación recibió cobertura mediática porque Palantir fue fundada por otro oligarca pro-Trump, Peter Thiel, cofundador de PayPal y miembro de la junta directiva de Facebook.

Pero las relaciones entre Palantir —como con otras corporaciones de redes sociales— y el estado profundo de Estados Unidos han sido amplia y silenciosamente pasadas por alto.

Las conexiones entre la empresas de datos y el estado estadounidense que en julio de 2017 El G uardian mismo describió a Palantir como una “startup respaldada por la CIA”.

La filial de capital conjunto de la CIA, In-Q-Tel, fue uno de los primeros inversionistas en la empresa cuando la lanzó Thiel en 2004. Esto fue un año antes de la invasión ilegal de Irak, donde Palantir jugó un rol principal en las estrategias de llamadas de “contraterrorismo” empleadas por el Pentágono para ocupar el país y aplastar a la oposición.

Los clientes de Palantir incluyen un número desproporcionado de militares, agencias de estado e inteligencia de Estados Unidos. Entre ellas, la CIA, la NSA, el FBI, Homeland Security, la

Defense Intelligence Agency, y el National Counterterrorism Center, además de una serie de departamentos de policías.

En 2013, Forbes publicó una lista de asesores de Palantir, incluyendo a Condolezza Rice, secretaria de Estado durante el gobierno del presidente George W. Bush, y el exdirector de la CIA, George Tener.

De acuerdo con los documentos filtrados por el ex contratista de la NSA, Edward Snowden, Palantir fue instrumental para las actividades de espionaje masivo ilegal que emprendido por Prism, la red de vigilancia global de Washington.

Los servicios de recolección de datos también fueron retenidos por la agencia de inteligencia británica (GCHQ) así como por la Alianza de los Cinco Ojos, que incluye los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 3 de abril de 2018)