“El mundo entero nos está mirando”

La reunión local de los Teamsters entra en erupción con enojo mientras un funcionario sindical tilda de “subjetivos” los salarios de pobreza de los trabajadores de UPS

por Norisa Diaz
22 agosto 2018

Va creciendo la oposición al contrato que está imponiendo el sindicato Teamsters entre los trabajadores de UPS. Una reunión del Local 542 de Teamsters en el sur de California estalló en cólera el domingo, cuando los trabajadores de UPS denunciaron el contrato de entrega total.

El acuerdo propuesto crea un nuevo nivel de trabajadores “híbridos” de conductores y trabajadores de bodegas con un salario más bajo, cuyo objetivo es reducir los costos laborales y extender las condiciones de medio tiempo a la entrega. Mantiene los salarios de pobreza para los trabajadores de almacén a tiempo parcial, que constituyen la mayoría de los 250.000 trabajadores de la compañía.

El director de la División de Empaques Pequeños de la Región Oeste Andy Marshall presentó el contrato de concesiones a una sala de más de 100 trabajadores de UPS. Rápidamente leyó largas secciones del contrato, insistiendo en que cualquier pregunta sea “relevante” para la sección que estaba revisando. Declaró repetidamente: “Esto fue lo mejor que pudimos conseguir”.

Los trabajadores, frustrados por este proceso insultante, interrumpieron repetidamente a Marshall. “Este contrato no es lo suficientemente bueno”, intervino un trabajador. “Sabemos cuánto valemos. Sabemos que estamos construyendo un gigante, y debemos ser compensados”.

Al elogiar la supuesta generosidad de la administración de UPS, Marshall afirmó que UPS gastaría la mitad de sus $6 mil millones en ganancias en salarios y beneficios bajo el contrato propuesto. En un “mundo perfecto”, los trabajadores lo obtendrían todo, declaró, pero “cuando yo era chico, también quería un poni”. Cuando los trabajadores expresaron su preocupación por los agravios en el lugar de trabajo, Marshall les dijo que presentaran una queja, a la cual los trabajadores respondieron que ya lo habían hecho, pero que “no llegó a ninguna parte”.

Marshall dijo que las referencias a “salarios de pobreza para trabajadores a tiempo parcial” —que representan el 70 por ciento de la fuerza de trabajo de UPS y reciben un salario de tan solo $10 por hora— eran “subjetivas”. Agregó que las afirmaciones de que “el sistema 9,5 se rompe son subjetivas también, porque siempre se romperá”. El sistema 9,5 supuestamente protege a los trabajadores del exceso de horas extra, pero en realidad no hace nada para evitar que UPS fuerce a los conductores a trabajar hasta 12 ó 14 horas al día.

Marshall declaró despectivamente que el contrato ante los trabajadores era “el mejor de todo el país” y que “en ningún otro lado ofrece este tipo de paquete de beneficios”. Defendió el sistema de niveles ampliamente odiado, declarando que “así son las cosas” y “la compañía necesita competir en el mercado”.

Es imposible distinguir tales afirmaciones, que exigen que los trabajadores acepten concesiones para aumentar el resultado final de su empleador, de las de los ejecutivos de UPS. Esta es, de hecho, la función de Teamsters: como brazo de administración laboral de UPS, proporciona un suministro de mano de obra barata mediante la supresión de huelgas y la oposición a los trabajadores la destrucción de sus condiciones.

Teamsters busca conscientemente enfrentar a los trabajadores más jóvenes contra los trabajadores mayores. Cuando Marshall notó que los costos de atención médica para los jubilados se mantendrían en $150 para individuos y $300 para sus familias, estalló una discusión entre los trabajadores acerca de poner dinero aparte de cada nómina para cubrir los costos de atención médica de los trabajadores jubilados.

Marshall respondió afirmando que esto no era posible, antes de exigir que los trabajadores decidan si el contrato era bueno para ellos de manera individual. Un trabajador gritó en respuesta: “Nos estás diciendo que votemos por nosotros mismos, pero discúlpame si me gusta pensar en los demás”.

Consciente del amplio sentimiento de huelga, Marshall procedió a emitir una serie de amenazas dirigidas contra los trabajadores que estaban barajando ir a la huelga.

“Hazte una pregunta”, declaró, “¿Pusiste dinero a un lado para poder quedarte afuera? La última huelga en 1997 fue de 16 días ... Si vamos a la huelga, tienes que preguntarte cuánto tiempo puedes permitirte permanecer allí y qué vamos a lograr ahí”. Esto equivale a una declaración de que el sindicato saboteará cualquier huelga y se negará a usar el fondo de huelga de $160 millones pagado por las cuotas de los trabajadores.

Marshall amenazó entonces que los trabajadores perderían beneficios de salud para ellos y sus familias en caso de una huelga. “Debe tener un minuto de tiempo en el reloj cada semana para que UPS haga una contribución de atención médica”, dijo. “Nadie va a estar sin seguro de salud a menos que esta huelga dure una gran cantidad de tiempo. El problema es que ingresas en la semana número tres y tienes una emergencia en tu familia, y tienes que volver y pagar las tres semanas de COBRA [un seguro suplementario que cuesta aproximadamente $400 por semana]”.

Declaró que los trabajadores podían votar en la boleta del contrato electrónico “tantas veces como quisieran” y que solo “el último voto cuenta”. Teamsters claramente cuenta con una campaña prolongada para intimidar a los trabajadores y que acepten el contrato hasta el último minuto. Marshall concluyó exigiendo que los trabajadores voten según lo que es bueno para “ustedes y sus familias”.

El Boletín del Trabajador de UPS del WSWS habló con los trabajadores cuando salieron de la reunión.

Manny, un chófer veterano, dijo que los oficiales de Teamsters le dijeron que no podía votar porque estaba recibiendo compensación laboral. “Ahora me dicen que tal vez no pueda votar”, dijo. “¿Por qué soy diferente si me lesioné? Llevo años pagando la cuota”.

“Están tratando de evitar que vayamos a la huelga”, dijo. “Él, Marshall está asustando a la gente, diciéndole que hay que tener horas en los libros para esa semana para reunir las condiciones para un seguro. Eso es parte de asegurarse de que la huelga no dure más de una semana. Por eso dice que tienes que decidir por ti y tu familia, y no es necesario que decidas por tus hermanos sobre qué es lo mejor para el contrato”.

“¿Por qué no hacerles todos los trabajos de tiempo completo, darles a todos un aumento y un puesto de tiempo completo y quitarles los 22,4s [roles híbridos]? ¡No puedo creer que él pueda ir allí y hablar así en una sala sindical! ¡Deberíamos estar cuidando a nuestros hermanos y hermanas!”

Jonah, un joven trabajador a tiempo parcial que estaba en un grupo con Manny, agregó que los trabajadores mayores “que están aquí desde hace décadas nos dicen cuánto mejor lo tenían antes, pero no tenemos idea porque no tenemos con qué comparar. La administración te quita los beneficios lentamente, a lo largo de generaciones”.

“Tienes que mirarlo a largo plazo, porque simplemente te van a quitar un poco y poco cada vez”, dijo. “Es como cualquier otra cosa, como tus derechos. Te quitan tus derechos, y eso es lo que tus hijos tendrán que enfrentar. Nunca sabrán lo que perdieron, porque para empezar nunca lo tuvieron”.

“El mundo entero nos está mirando”, respondió Manny. “UPS establece el estándar para otras industrias y para aquello con lo que pueden salirse con la suya”.

Jonah estuvo de acuerdo: “UPS es el contrato más grande para Teamsters, así que cualquier cosa que acordemos la usarán contra otros miembros en otras industrias, incluso lugares como McDonalds. Tan pronto como nos sometamos a algo así, ese no es un contrato justo, entonces todos los demás van a hacer lo mismo … Esta es una gran pelea aquí, y tenemos que liderar con el ejemplo”.

Es imposible que los trabajadores de UPS lleven adelante una lucha mientras que el liderazgo de la lucha permanezca en manos de la organización procorporativa de esquiroles conocida como Teamsters. El Boletín del Trabajador de UPS del WSWS insta a los trabajadores de UPS a elegir comités de base en los almacenes y centros para tomar la lucha en sus propias manos. Estos comités deben vincularse con los trabajadores de UPS en otros centros, preparar las demandas como base para una huelga nacional y vincularse con otros trabajadores de logística —Amazon, USPS y FedEx— para organizar una lucha unida.

(Publicado originalmente en inglés el 21 de agosto de 2018)