“En Alemania, más que en cualquier otro lugar, deberíamos saberlo”

Decenas de miles de personas protestan en toda Alemania contra la violencia neonazi en Chemnitz

por nuestros reporteros
4 septiembre 2018

Tras un alboroto neonazi en Chemnitz el domingo y el lunes pasados, decenas de miles de personas se han manifestado en toda Alemania contra la extrema derecha. Alrededor de 10.000 jóvenes y trabajadores salieron a las calles en el distrito Neuköln de Berlín el jueves. Luego, el viernes, varios cientos de manifestantes se reunieron frente a la oficina estatal de Sajonia en Berlín. Varios miles protestaron en otras ciudades, incluyendo Frankfurt y Chemnitz.

En Berlín, los reporteros del World Socialist Web Site hablaron con Stefan, de 29 años, un nativo de Chemnitz que estudia en Potsdam. “No estuve allí el fin de semana, pero nací en Chemnitz. Tiene un gran efecto en ti cuando conoces la ciudad y ves las escenas que se desarrollaban en las calles y sabes lo que ha estado sucediendo en Sajonia en las últimas dos o tres décadas desde la reunificación. Este es un nuevo bajo. Estaba realmente sorprendido, me dejó sin poder hacer nada. Por eso estoy aquí hoy, para enviar un mensaje”.

Stefan

Stefan dijo que apoya “un mundo y un país donde las personas puedan vivir juntas, independientemente de su procedencia, el color de su piel, sus creencias; donde las personas cooperen pacíficamente, vivan juntas en paz y no tengan que vivir en un mundo de odio”. Por eso “estoy aquí hoy. Porque creo que si no comienzas a ponerte de pie ahora, en algún momento ya será demasiado tarde, y no quiero tener que acusarme a mí mismo de no estar allí si se llega a eso”.

Stefan dijo que ve perturbadores “paralelismos” con las décadas de 1920 y 1930. “Si nos fijamos en la historia del NSDAP [el Partido Nazi], comenzaron como un pequeño grupo y nadie los tomó en serio. Se les gritó como a una mafia derechista y se los reprimió, y luego pasaron diez años antes de que el partido llegara al poder. ... Creo que tenemos la oportunidad de impedirlo ahora”. Stefan dijo que estaba “profundamente preocupado de que si no nos oponemos decididamente ahora, algo similar podría repetirse”.

Cuando se le preguntó acerca de las estrechas conexiones entre los extremistas de derecha, la policía y el gobierno de Sajonia en particular, Stefan dijo: “Estuve en las contra-protestas contra Pegida en 2015 y una cosa estaba clara desde el principio: si miras cómo la policía estaba actuando, sabías de qué lado estaban algunos de los oficiales. El aparato estatal, la policía y las autoridades tienen una atracción magnética para las personas con esta perspectiva. Creo que los puntos de vista nacionalistas y las instituciones estatales se complementan entre sí, precisamente porque las instituciones del Estado trabajan para defender el Estado-nación”.

El público en Frankfurt

En Frankfurt, más de 10.000 personas participaron en un concierto de “rock contra la derecha” el primero de septiembre.

Dennis, un estudiante de Offenbach, dijo sobre la marcha nazi en Chemnitz: “Cosas como esa no deberían permitirse que sucedan. La AfD [Alternativa para Alemania] es claramente un partido inhumano”. Dijo que las políticas de la gran coalición son un factor importante en el ascenso de los nazis. La participación del SPD [Partido Socialdemócrata] en el gobierno alemán fue “una gran decepción” para él.

“Actualmente se presentan en la campaña electoral del Estado de Hesse como defensores de las protecciones sociales. Pero, en realidad, nunca implementan nada de eso, sino que se ponen de acuerdo con las políticas derechistas de la gran coalición. Por lo tanto, son conjuntamente responsables de lo que está sucediendo”. Dennis estaba especialmente disgustado por la política sobre los refugiados de la gran coalición. “Tenemos que decir alto y claro: no queremos que se monten Anker [centros de detención para refugiados] en todas partes. Queremos que las personas sean tratadas como personas y no como un problema”.

Aaron

Aaron, que acaba de terminar la escuela secundaria, estaba preocupado por el resurgir de las fuerzas fascistas en Alemania. “Explotaron el asesinato de un hombre inocente para difundir su ideología de derecha. Pero no podemos permitir ningún espacio para esta agitación de derecha. En Alemania, más que en cualquier otro lugar, deberíamos saber mejor, todos hemos visto a dónde conduce esto”.

Aaron dijo que la policía dio rienda suelta a los fascistas en Chemnitz: “Se podía ver que estas fuerzas tuvieron rienda suelta durante horas. La policía no hizo nada para contrarrestarlos”. En comparación, uno solo tiene que mirar “lo que sucedió el año pasado en las protestas del G20 en Hamburgo y cómo la policía reprimió a la izquierda. En Chemnitz, la derecha era libre de hacer lo que quisiera”.

Anne y Tim viajaron a Frankfurt. “¡Es importante enfrentar a la derecha ahora!”, Dijo Anne, que estudia en Mainz. Tim, que proviene de un pequeño pueblo en el norte de Hesse, también pensó que es importante “hacer algo en contra de los racistas. En mi pueblo hay —lamentablemente—, demasiados”, agregó.

Anne y Tim

A Anne y a Tim les preocupaba que “nuestro Estado gaste tanto en el ejército”. Eso es “un ultraje”, dijo Anne. “Todos los preparativos para nuevas guerras, es la dirección equivocada. Solo les preocupa controlar los recursos. Nadie puede decirme que estas guerras son por razones humanitarias. Si ese fuera el caso, lo primero que podrían hacer es salvar a las personas en el Mediterráneo. Pero nadie quiere hacer eso”. Tim agregó, “Primero venden armas letales en todo el mundo, y luego se quejan cuando hay refugiados”.

En Chemnitz, el sábado, miles de personas bloquearon una llamada “marcha fúnebre” por la extrema derecha, durante la cual hubo más ataques contra periodistas y manifestantes de izquierda.

Los reporteros del World Socialist Web Site y miembros del Sozialistische Gleichheitspartei (SGP) hablaron con Herta, de 50 años, que vive cerca de Chemnitz. “Es una desgracia que la extrema derecha pueda marchar aquí así”, dijo. “Queremos mostrar que muchas personas se oponen”. Los partidos establecidos “no hacen nada contra los nazis”. Al preguntársele a quién responsabilizaba por el ascenso de la extrema derecha, Herta respondió: “La CDU [Unión Demócrata Cristiana] adopta las mismas políticas que la AfD, así que no es sorprendente”.

Marvin, de 18 años, vino con amigos de Dresde a la manifestación. “A los nazis no se les debe permitir cazar personas a través de la ciudad. Me preocupa que esto vaya a ser como lo que era con Hitler aquí”, dijo Marvin. Muchos otros jóvenes que él conocía se sentían de la misma manera. Estaba indignado con la policía, que no hace nada para proteger a los extranjeros y refugiados. “Aunque la protesta de AfD es grande, creo que la mayoría de la gente aquí está en contra de la AfD”.

Hoy, se planea un concierto de “rock contra la derecha” en Chemnitz, con las bandas Die Tote Hosen y Kraftklub. Más de 30.000 personas ya han dicho que asistirán al evento, según Facebook, mientras que 100.000 han expresado su solidaridad. Los miembros del SGP y su organización juvenil y estudiantil, la Juventud y Estudiantado Internacional por la Igualdad Social (IYSSE), estarán en Chemnitz y en muchas otras ciudades donde se planean más manifestaciones contra la extrema derecha para discutir la necesidad de un programa socialista contra el capitalismo, fascismo y guerra.

(Publicado originalmente en inglés el 3 de septiembre de 2018)