India: los sindicatos traicionan la huelga de maestros y trabajadores de Tamil Nadu

por Arun Kumar
2 febrero 2019

El Consejo de Acción Colectiva de las Organizaciones de Maestros de Tamil Nadu y las Organizaciones de Empleados del Gobierno (JACTTO-GEO, por sus siglas en inglés) cancelaron abruptamente la huelga indefinida de decenas de miles de sus miembros el miércoles.

Habiendo hecho todo lo posible para aislar la huelga, que convocó el 22 de enero, el JACTTO-GEO afirmó cínicamente que el cierre de toda acción industrial en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India, es solo "temporal".

Ninguna de las nueve demandas de los huelguistas — que han estado pendientes desde 2016— se han cumplido. Incluyen la abolición del Plan de Pensiones Contributivas (CPS) y el restablecimiento del anterior sistema de pensiones financiados por el gobierno, salarios más altos y no subcontrataciones de servicios gubernamentales.

La alianza sindical no convocó reuniones de trabajadores para ratificar el cierre. Tampoco proporcionó detalles sobre el futuro de cientos de maestros maltratados o suspendidos y trabajadores del gobierno estatal.

El JACTTO-GEO se vio obligado a convocar la huelga bajo la presión de sus miembros sobre el sistema regresivo del CPS y otros ataques a sus salarios y condiciones de trabajo por parte de gobiernos sucesivos a nivel central y estatal.

El gobierno estatal liderado por el All India Anna Dravida Munnetra Kazhagam (AIADMK) rechazó abiertamente las demandas de los trabajadores e inició duras medidas para romper la huelga. Esto incluyó arrestos masivos de huelguistas y manifestantes, la suspensión y el despido de cientos de maestros y empleados del gobierno, y el reclutamiento de maestros temporales para romper huelgas.

El JACTTO-GEO respondió con llamamientos desesperados al gobierno estatal, declarando que terminaría inmediatamente con todas las acciones industriales si el gobierno comenzaba las conversaciones.

Afrontados con la oposición de JACTTO-GEO a cualquier expansión de la huelga y hostil a las garantías cada vez más serviles de la alianza sindical al gobierno estatal, la mayoría de los maestros en Chennai, la capital del estado, regresaron a trabajar el martes.

Sin embargo, los maestros y empleados del gobierno en otras partes del estado permanecieron en huelga, desafiando la represión gubernamental y las amenazas de despidos. El mismo día que JACTTO-GEO ordenó a sus miembros que regresaran a trabajar, decenas de miles de huelguistas participaron en protestas y bloqueos de carreteras en varios distritos.

Los padres y los estudiantes también realizaron manifestaciones en apoyo de los maestros, lo que demuestra la posibilidad de movilizar a miles de trabajadores y capas oprimidas en todo el país. Otras secciones de trabajadores, incluidos los empleados del gobierno central y los trabajadores de la junta estatal de electricidad, expresaron su solidaridad con los huelguistas.

El gobierno de Tamil Nadu afirmó que no podía pagar las demandas de los maestros. Los medios gubernamentales pro-AIADMK y otros elementos de derechas intentaron enfrentar a los oprimidos contra los huelguistas alegando que los maestros y los empleados del gobierno son privilegiados, bien pagados y disfrutan de diversos beneficios.

Los maestros de Tamil Nadu, de hecho, enfrentan condiciones desastrosas. A finales del año pasado, el gobierno estatal anunció el cierre de más de 3,000 escuelas y alrededor de 8,000 centros escolares de comidas de mediodía. Según el prominente educador príncipe Gajendra Babu, las escuelas del gobierno en Tamil Nadu están bajos en personal y no tienen fondos suficientes.

"Ningún empleado sanitario, vigilante o maestro de educación física ha sido designado en las escuelas primarias", comentó Babu en un artículo el año pasado. Además de mantener los registros de la oficina y limpiar las escuelas, los maestros fueron responsables de enseñar cinco temas. "¿Cómo esperas que un padre permita que su hijo / hija se una a esa escuela?", preguntó.

Los partidos estalinistas de la India desempeñaron un papel criminal en la eliminación de la huelga y la traición a las demandas de los trabajadores.

El Partido Comunista de la India (Marxista) o CPM y el Partido Comunista de la India (CPI) y sus socios —el Partido Comunista Maoísta de la Liberación de la India y el Centro de Unidad Socialista de la India (Comunista)— emitieron una apelación traicionera el miércoles. La declaración pedía al JACTTO-GEO que considerara las “expectativas y el bienestar de los estudiantes y los padres” y que pusiera fin a toda acción industrial. Luego estos partidos estalinistas y sus respectivas organizaciones sindicalistas suspendieron una huelga simbólica de un día planeado para el jueves.

Los maestros en huelga y los trabajadores del gobierno estatal no estaban solos en pedir la abolición del CPS y oponerse a la externalización de los servicios gubernamentales. Millones de trabajadores indios se enfrentan a ataques similares, llevados a cabo por el gobierno central dirigido por el supremacista hindú Partido Bharatiya Janatha (BJP) y varios gobiernos estatales.

Hace unas semanas, hasta 180 millones de trabajadores se unieron a una huelga general de dos días, los días 8 y 9 de enero, para combatir las políticas comerciales del gobierno de BJP. Sin embargo, el JACTTO-GEO se negó a pedir a sus miembros que se unieran a la huelga nacional.

Como lo demuestran la traición de esta semana y la de la reciente huelga general nacional, las organizaciones estalinistas no tienen diferencias fundamentales con el hindú-comunalista BJP y el AIADMK. Su objetivo es reemplazar estos partidos por gobiernos capitalistas "alternativos", liderados por el Partido del Congreso o alianzas de varios partidos regionales de derechas, para hacer que India sea atractiva para las grandes empresas por profundizar los ataques sociales contra la clase trabajadora.

La traición de la huelga de Tamil Nadu plantea nuevamente la necesidad de una ruptura con los sindicatos y el desarrollo de formas independientes de organización para la clase trabajadora.

Para poder asegurar la reincorporación de todos los trabajadores suspendidos y atacados y avanzar la lucha por pensiones decentes financiadas por el gobierno y otros derechos básicos, los maestros de Tamil Nadu y los trabajadores del gobierno deben seguir el ejemplo establecido por los trabajadores automotrices mexicanos y los trabajadores de plantaciones de Sri Lanka, formando sus propios comités de acción.

Estas organizaciones, controladas democráticamente, deben llegar a los maestros y trabajadores gubernamentales de toda la India e internacionalmente para comenzar a preparar este tipo de acción industrial y demandas políticas necesarias para defender sus empleos, niveles de vida y derechos básicos.

Para esta lucha es fundamental rechazar la agenda política nacionalista del CPM y CPI y sus aliados políticos, y dar un giro hacia la construcción de un nuevo liderazgo socialista de la clase obrera en Asia e internacionalmente.

(Publicado originalmente en inglés el primero de febrero de 2019)