La gran traición del PLSS: Parte 1

La liquidación del Partido Bolchevique Leninista de India

por Nanda Wickremasinghe y K. Ratnayake
1 noviembre 2014

Este es el primero de cuatro artículos sobre las lecciones políticas de la gran traición del Partido Lanka Sama Samaja (PLSS) que en Junio de 1964 se unió al gobierno liderado por el Partido de la Libertad de Sri Lanka (PLSL) de Sirima Bandaranaike. Por primera vez, un partido que afirmaba ser trotskista entraba a un gobierno burgués, un abierto rechazo de los principios fundamentales del socialismo internacional.

La traición del PLSS tuvo un profundo significado para el movimiento trotskista internacional. Confirmó el carácter oportunista de la tendencia política liderada por Michel Pablo y Ernest Mandel con la cual los verdaderos trotskistas rompieron en 1953 para formar el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI). En cada etapa, los pablistas facilitaron y perdonaron el descalabro del PLSS, allanando de esta manera el camino para su entrada al gobierno de Bandaranaike.

La primera parte trata sobre el establecimiento del Partido Bolchevique Leninista de India (PBLI) en 1942 como sección de la Cuarta Internacional y su posterior liquidación política, que tendría serias consecuencias para la clase trabajadora de Asia e internacional.

La formación del Partido Bolchevique Leninista de India (PBLI) en 1942, en medio de la Segunda Guerra Mundial, representó un importante paso hacia adelante para la clase trabajadora en todo el subcontinente indio. Los líderes fundadores del Partido Lanka Sama Samaja (PLSS) en Ceilán (hoy Sri Lanka) rompieron con la perspectiva de nacionalismo radical sobre la cual el PLSS se había fundado en 1935. Ellos expulsaron a los estalinistas de las filas del PLSS por seguir la línea dictada por Moscú: la clase trabajadora tenía que apoyar a las denominadas democracias como Gran Bretaña en la guerra contra la Alemania Nazi.

El anteproyecto del programa del PBLI afirmaba que solamente "este partido [revolucionario] de la Cuarta Internacional en India, con su estrategia revolucionaria basada sobre la experiencia acumulada de la historia y en particular de la Teoría de la Revolución Permanente, podrá conducir a la clase trabajadora en India a una victoria revolucionaria". El PBLI, que unió a los trotskistas de Ceilán e India, insistió en la independencia política de la clase trabajadora de todas las facciones de la burguesía, incluyendo a la del Congreso Nacional Indio (Partido del Congreso), el principal representante político de la clase capitalista india.

En contraste con el estalinista Partido Comunista de India (PCI), el PBLI ejerció una continua lucha contra la guerra imperialista y la dominación colonial británica. Poco después de su formación, el PBLI se encontró al centro del movimiento Quit India ("Váyanse de India") de Agosto de 1942. El movimiento, iniciado por el Partido del Congreso como un intento de extraer concesiones de Gran Bretaña, atrajo a cientos de miles de jóvenes, trabajadores y campesinos hacia una militante lucha contra el colonialismo británico. El Partido del Congreso intentó limitar las luchas a impotentes protestas de "desobediencia civil". El PCI denunció duramente al movimiento por poner en peligro los esfuerzos de guerra, buscó suprimir a las protestas de los trabajadores y actuó como espías y provocadores de las autoridades coloniales británicas.

El PBLI participó en esta lucha masiva sin hacer ninguna concesión política al Partido del Congreso y denunció la traición de los estalinistas. Hizo un llamado a los trabajadores y a los oprimidos para que se opongan a la guerra imperialista por medio de la lucha por la revolución socialista. Un volante del partido publicado en Bombay el 9 de agosto, el día en que se desataron las luchas, hizo un llamado para que la clase trabajadora interviniera en una "huelga política masiva para paralizar y detener a la maquinaria de administración imperialista". Urgía a los trabajadores otorgar el liderazgo al insurgente movimiento campesino con demandas "que condujeran a la toma de tierras de los campesinos por medio de los campesinos".

La administración colonial británica respondió con una brutal represión de estado-policíaco, asesinando alrededor de mil personas y arrestando a cientos de miles, incluyendo a varios líderes del PBLI. A medida que los levantamientos masivos decaían, una tendencia oportunista emergió dentro de las filas del PBLI que fue un presagio de lo que se vendría. En 1943, escribiendo desde la cárcel, N. M. Perera y Phillip Gunawardena propusieron una fusión sin principios con el Partido Congreso Socialista (PCS) y varios otros grupos pequeño-burgueses, alegando que una "poderosa organización de izquierda dará un estímulo al sentimiento revolucionario por todo el país".

La propuesta fue una reversión hacia las políticas radicales de clase media que ejercía el PLSS y que el PCS también adoptaba. Un congreso del PBLI en 1944 publicó una resolución rechazando la fusión, advirtiendo que "resultaría en la disolución del único partido que existe en India con un programa revolucionario y la creación en su lugar -en el mejor de los casos- de un amplio partido centrista".

El final de la Segunda Guerra Mundial condujo a la erupción de luchas revolucionarias por todo el globo, incluyendo en el subcontinente indio, en contra del dominio colonial. El PBLI ganó una base considerable entre los trabajadores de Calcutta, Madras y Bombay, desmintiendo las alegaciones de Perera y Gunawardena de que el partido revolucionario no podría incluir a amplias secciones de la clase trabajadora.

En medio de estas crecientes luchas de clase, el Partido del Congreso y la Liga Musulmana, el partido de las élites musulmanas en India, rápidamente pasaron a elaborar un acuerdo con los gobernantes británicos para desviar al movimiento de independencia. El estalinista PCI apoyó a estos partidos burgueses y la partición de 1947 de la India Británica bajo líneas comunales, entre India y Pakistán. El PCS seguía virando aún más hacia la derecha y, al abstenerse, apoyó tácitamente los acuerdos del Partido del Congreso con los británicos.

El PBLI fue el único en oponerse al acuerdo post-guerra. En una conferencia en mayo de 1947, el PBLI caracterizó a la India que surgiría como una "semi-colonia que disfrutaría independencia política, pero sometida como antes a la dominación económica de los intereses imperialistas británicos...". La resolución advirtió de los peligros e hizo un llamado a los trabajadores de que se opusieran al acuerdo. Unos meses después, la partición de India en agosto de 1947 en una India dominada por los Hindús y un Pakistán musulmán provocó una carnicería comunal que provocó la muerte de alrededor de un millón de personas.

Al año siguiente, hablando en un encuentro de estudiantes británicos, el líder del PBLI Colvin R. de Silva explicó que "los británicos continúan dominando la economía de India y los mares que lavan sus costas... Por lo tanto, lo que ha tomado lugar en India no es una transición a la independencia sino un cambio del imperialismo de una forma de control directa a una indirecta vía una re-negociación de su alianza con la burguesía india".

En Ceilán, luego de ser liberados de prisión, Perera y Gunawardena retornaron a las políticas oportunistas que abogaban en 1943. Ellos rompieron con el PBLI para formar su propio partido en el que resucitaron el nombre del PLSS. El PBLI condenó su rebeldía y advirtió que su separación era la "manifestación de tendencias no-proletarias", la cual, si no se controlaban, se convertirían en "políticas oportunistas hechas y derechas".

La brecha política entre el Partido Bolchevique Samasamaja (PBS), como era conocida la unidad del PBLI en Ceilán, y el reformado PLSS se volvió evidente cuando Gran Bretaña, junto con la burguesía local, decidieron otorgar la "independencia". El PBS se opuso al acta de independencia de 1947, la cual el líder del PBS Doric de Souza caracterizó como una "conspiración contra el pueblo". El PBS boicoteó la ceremonial entrega formal en 1948 y movilizó a decenas de miles de trabajadores en Colombo para oponerse a la "falsa independencia".

El PLSS, al contrario, caracterizó la entrega británica como un paso hacia adelante, se abstuvo de votar sobre la legislación de independencia y denunció como "exhibicionismo" los planes del PBS para un mitin de oposición. EL PLSS decidió moverse rápidamente hacia la derecha, acordando incluso de participar en negociaciones para unirse a un gobierno de coalición burgués con los líderes del Congreso Nacional de Ceilán, quienes formaron el Partido Nacional Unido (PNU) para tomar el poder.

El carácter anti-democrático de la "independencia" pronto fue revelado por una de las primeras decisiones del nuevo gobierno del PNU: abolir la ciudadanía y derechos de casi un millón de trabajadores de plantación tamiles. El líder del PBS Colvin R. de Silva condenó la decisión, señalando que el fascismo había impuesto la ciudadanía sobre la base de la raza. Advirtió que la legislación comunal estaba siendo usada para dividir y debilitar a la clase trabajadora para así sostener el inestable dominio capitalista.

La independencia formal en el subcontinente indio, que coincidió con la re-estabilización del capitalismo internacionalmente bajo la dominación del imperialismo estadounidense, puso intensas presiones sobre el PBLI. Nuevas oportunidades se abrieron para secciones de la burguesía local y la pequeña burguesía en empresas, el aparato estatal, las carreras parlamentarias y la burocracia sindical.

Estas presiones fueron rápidamente reflejadas en la decisión del PBLI en India de entrar al Partido Socialista, formado en 1948 por los Socialistas del Congreso, el cual no se opuso directamente al acuerdo imperialista en India. El congreso del PBLI en octubre de 1948 pasó unánimemente una resolución aprobando la inserción; una acción que el partido había rechazado cuando fue propuesta por Perera y Gunawardena en 1943. El PBLI ignoró una petición de Michel Pablo en nombre del Secretariado Internacional de la Cuarta Internacional de posponer la entrada para así facilitar una discusión seria.

La decisión de entrar al Partido Socialista no tenía nada en común con la táctica propuesta por León Trotsky en los 1930. El Partido Socialista no era una formación que viraba hacia la izquierda, como mantenían los defensores de la inserción. Contrariamente, se movía rápido hacia la derecha. El liderazgo del partido reprimió a la democracia interna y por lo tanto la habilidad de los miembros del PBLI de luchar por políticas revolucionarias.

Pronto se volvió aparente que el cambio del PBLI era parte de una mayor adaptación a las presiones que caían sobre la Cuarta Internacional, para las que Michel Pablo y Ernest Mandel iban a dar expresión teórica. Pablo y Mandel, sucumbiendo a las presiones de la relativa estabilidad post-guerra, abandonaron la perspectiva del socialismo internacional, rechazaron la construcción de partidos revolucionarios y propusieron que las secciones de la Cuarta Internacional entraran a partidos estalinistas o social demócratas y a alianzas con organizaciones burguesas nacionales.

Cuando en 1950, una sección de los cuadros del PBLI buscó dejar al Partido Socialista, Pablo les aconsejó que permanecieran donde estaban. La liquidación del PBLI en el Partido Socialista en India fue luego seguida en Sri Lanka (antiguo Ceilán) con la fusión del PBS con el LPSS en un "congreso de unidad" celebrado el 4 de Junio de 1950.

El secretario del LSSP Leslie Gunawardena en su Una breve historia del Partido Lanka Sama Samaja escrito en 1960, alegaba que "no habían absolutamente ningunas diferencias políticas de principio entre las dos organizaciones". Señaló la perspectiva parlamentaria subyacente que animaba la fusión, tomando nota de que la rivalidad entre el PBS y el PLSS había permitido que el derechista PNU ganase las elecciones parciales en Gampaha en 1949.

Era falso declarar que no había diferencias de principio. La brecha entre el PBS y el oportunismo del PLSS ya era visible en el debate sobre la independencia y la oposición del PBS a las maniobras del PLSS hacia secciones del liderazgo del PNU. Los líderes del PBS simplemente metieron bajo la alfombra las diferencias políticas en nombre de la unidad.

Como las Fundaciones Históricas e Internacionales del PSI (Partido Socialista de la Igualdad, sección srilankesa del Comité Internacional de la Cuarta Internacional) explicó: "La 'fusión' ascendió a retornar al samasamajimo, esto es, a la tradición nacional del radicalismo srilankés. El fracaso de discutir estos puntos fue demostrado por las verdaderas relaciones en el nuevo partido: la derecha encabezada por N. M. Perera estaba a cargo, mientras que los ex líderes del PBLI otorgaban las credenciales 'trotskistas'. Lejos de intervenir en exigir una clarificación política y de oponerse a esta unificación sin principios, el Secretariado Internacional bajo Michel Pablo dio sus bendiciones y aceptó al PLSS como la sección srilankesa de la Cuarta Internacional".