JEIIS moviliza a cientos de personas en Nueva York y San Diego en defensa de los inmigrantes

por nuestro equipo de redacción
9 febrero 2017

Estudiantes y trabajadores de la Universidad Estatal de San Diego (San Diego State University, SDSU), de California, y de la Universidad de Nueva York (New York University, NYU) se movilizaron el jueves en defensa de los derechos de inmigrantes y refugiados y para repudiar la construcción de un muro en la frontera con México, la deportación de decenas de miles de obreros indocumentados, y la enorme expansión de fuerzas de seguridad fronterizas y campos de concentración.

Los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS) organizaron ambas manifestaciones. Entre doscientos y trescientos estudiantes protestaron en San Diego; otros cuarenta participaron en Nueva York.

En las concentraciones dirigentes del JEIIS presentaron una perspectiva socialista e internacionalista, insistiendo que los ataques antiinmigrantes de Trump son parte de una ofensiva contra toda la clase obrera, ofensiva que cuenta con el apoyo de los partidos Demócrata y Republicano. Los oradores hablaron sobre el peligro de más guerras, las terribles condiciones que encaran obreros y jóvenes, la necesidad de romper con el Partido Demócrata y de construir un partido independiente de la clase trabajadora.

En la Universidad Estatal de San Diego se concentraron cientos de personas

En San Diego, donde muchos estudiantes o son inmigrantes o hijos de inmigrantes, los manifestantes demostraron su apoyo aplaudiendo el llamado a la unidad de los obreros de todas las razas, grupos étnicos y nacionalidades.

Kevin Martínez, miembro de los JEIIS y del Partido Socialista por la Igualdad (PSI) habló y dijo: “En estos momentos muchísimas familias están siendo divididas por la venenosa prohibición de Donald Trump contra los inmigrantes de países con mayoría musulmana. Nuestro club ha conversado con estudiantes bajo amenaza de deportación. Estoy seguro que entre ustedes aquí hay similares historias de tragedia y sufrimiento”.

Martínez pronosticó que Trump estaba cumpliendo con su promesa de la campaña electoral de construir un muro entre México y Estados Unidos, que deportaba inmigrantes y prohibía la entrada de refugiados, a la vez que preparaba otras guerras en el medio oriente y enfrentamientos contra Rusia y China, dos potencias nucleares.

Puso el dedo en la importancia de romper con el sistema estadounidense de dos partidos políticos y condenó a los del Partido Demócrata por favorecer al gabinete de Trump de megamillonarios y generales retirados:

“Trump calumnia a los inmigrantes, acusándolos de ser criminales, violadores y traficantes de drogas. Sin embargo los verdaderos criminales están en la Casa Blanca, en el Congreso, en el Pentágono, la CIA, el FBI, la NSA, el Departamento de Seguridad Interna, la Patrulla Fronteriza, ICE (Control de Inmigración y de Aduanas), Wall Street, y todos los departamentos de policía de este país”. Los manifestantes recibieron esas palabras con fuertes aplausos.

Una charla en la mesa de literatura del rally del SDSU

Emanuele Saccarelli, quien enseña ciencias políticas en SDSU, declaró que el ascenso de Trump es culpa del sistema capitalista y de todos los grupos políticos de poder. Saccarelli indicó que Obama había comenzado su presidencia prometiendo “esperanzas y cambios”, que había ganado el Premio Nobel de la Paz, para luego proseguir las guerras de George W. Bush, e iniciar nuevas guerras en los mismos países de donde ahora Trump prohíbe la entrada de refugiados.

Saccarelli también señaló que Obama facilitó la más grande transferencia de riquezas, de los pobres a los ricos, en la historia de Estados Unidos. “De cada dólar ganado durante esta recesión económica, la supuesta ‘recuperación’ de Obama, 94 centavos fueron a las manos del un por ciento más rico de la sociedad”. Sacarelli ánimo al rally preguntando: “¿Cómo reaccionarían visitantes de otros planetas, si al llegar a la tierra se enteraran que ocho personas controlan más recursos que la mitad más pobre de la humanidad?”

Después de Saccarelli, Zac Corrigan, miembro del PSI insistió en que la juventud necesita aprender las lecciones de la historia y se refirió a la experiencia de los años con Obama: “Con la ayuda de Hillary Clinton, Obama desacreditó a su partido [Demócrata] ante la clase obrera y le preparó el camino al odiado Trump. ¡Luego de la victoria de éste, Obama tuvo el osadía de decirnos que estaban en el mismo equipo los dos!”

Luego de los oradores del JEIIS, muchos jóvenes y estudiantes en el rally también hablaron.

Manny, quien milita en defensa de los derechos del inmigrante, viajó desde Los Ángeles para venir a la manifestación. Habló sobre la situación mundial que encaran los inmigrantes, incluyendo las recientes manifestaciones en contra del gasolinazo en México. Apoyó el llamado a la unidad obrera través de la frontera de México y Estados Unidos y urgió a los participantes a estar al tanto de lo que ocurre “a solo veinte minutos de esta universidad” [cruzando la frontera con México].

Partidario del PSI habla en la movilización de Nueva York

Una estudiante de SDSU, refugiado de Siria, contó de la precaria situación en que ella se encuentra después del decreto de Trump, que pone en peligro su permanencia en este país y la continuación de su educación después del primer semestre de este año. Agradeció a JEIIS por organizar la manifestación en defensa de inmigrantes y refugiados. Expresó su temor que ella misma se pronto se convertiría en una refugiada.

Liana, nueva miembro de JEIIS en SDSU, habló de la necesidad de romper con los partidos Demócrata y Republicano: “Soy de una familia de clase obrera. Conozco a gente que votó a favor de Trump y a gente que votó a favor de Clinton; pero pregúntense ¿están ustedes en mejor situación que hace ocho años; ¡no! Los partidos Demócrata y Republicano no nos representan”.

Nicole, estudiante de SDSU, observó, luego del rally que lo que más le agradó era enterarse de los vínculos entre JEIIS y el PSI. Declaró que el sistema de dos partidos era un callejón sin salida: “La verdad es que nunca hemos tenido un presidente pobre”; añadió: “¿Qué saben ellos de los intereses de los pobres?” Nicole nos dijo que el camino a seguir es la construcción de un partido político que represente a la clase obrera.

Luego de la manifestación docenas de estudiantes se quedaron para discutir éstas y otras cuestiones políticas; compraron numerosos libros y folletos de literatura marxista y socialista; muchos otros anotaron sus mails en el formulario de JEIIS, y dijeron querer formar parte del club JEIIS de esta universidad.