¡En oposición a la represión de los socialistas polacos!

por Consejo Editorial del WSWS
19 mayo 2018

El WSWS ha recibido la siguiente carta del personal editorial de “Władza Rad” (“El poder soviético”) que describe las acciones represivas contra el sitio web de la publicación, así como contra el Partido Comunista de Polonia y una reciente conferencia científica sobre el 200 aniversario del nacimiento de Karl Marx.

El Comité Internacional de la Cuarta Internacional y el comité editorial del World Socialist Web Site condenan las acciones autoritarias del reaccionario gobierno polaco del partido gobernante Ley y Justicia (PiS). Exigimos el fin inmediato de la persecución de publicaciones y organizaciones de izquierda y socialistas en Polonia.

***

El Gobierno reaccionario de Polonia está emprendiendo nuevos intentos de suprimir la libertad de expresión y el pluralismo democrático en Polonia. Después de las persecuciones del Partido Comunista de Polonia legalmente registrado, cuyos miembros fueron juzgados por la popularización del comunismo, las represiones llegaron a los editores del sitio web comunista “Władza Rad” (“El poder soviético”, www.1917.net.pl) y, varios días después, la policía allanó una conferencia marxista organizada por científicos de la Universidad de Szczecin en el noroeste de Polonia.

El lunes 30 de abril, la policía entró en el apartamento de uno de los editores de “Władza Rad” y se llevó su notebook, dos discos duros y un teléfono celular. Esta acción se llevó a cabo a pesar del hecho de que la popularización del comunismo es legal en Polonia, y por lo tanto fue completamente ilegal. Fue otro acto escandaloso de represión contra la oposición de izquierda.

La promoción del comunismo es, de acuerdo con la ley polaca, legal. Ignorando este hecho, la fiscalía está tratando de acusar al editor de Władza Rad por un delito que no existe. El código penal polaco prohíbe la propaganda fascista y “totalitaria”. Sin embargo, no prohíbe el comunismo, lo cual fue confirmado por un fallo del Tribunal Constitucional en 2011.

En enero de este año, el ministro de Asuntos Internos, Sr. Brudzinski, negó la existencia de la amenaza neofascista en Polonia y trató de usar una maniobra para desviar la atención —una supuesta amenaza “neocomunista” contra la democracia.

A continuación, la policía y las fiscalías llevaron a cabo una campaña agresiva contra los comunistas y cualquier oposición de izquierda en Polonia.

El Komunistyczna Partia Polski (KPP, Partido Comunista de Polonia) legalmente registrado se enfrentó a duras represiones. Los activistas del KPP han sido sentenciados en el modo prescriptivo, pero apelaron, y sus juicios continúan hoy.

Incluso el partido socialdemócrata y agresivamente anticomunista Razem (“Juntos”, que se presenta como una versión polaca del Podemos español) se enfrentó a represiones: algunos miembros de las organizaciones juveniles progubernamentales exigieron que fuera prohibido por “la promoción del comunismo”.

Mientras que incluso los políticos europeos de centroderecha como Jean Claude Juncker reconocen el lugar de Karl Marx en la historia, la televisión estatal polaca recientemente emitió un programa sobre las “ideas asesinas de Karl Marx” (usando citas falsas del fundador del socialismo científico), y el gobierno polaco castiga cualquier actividad de oposición de izquierda, mientras que las manifestaciones neofascistas de la ONR (“Campamento Nacional Radical”, una organización de extrema derecha que tomó su nombre de una organización antisemita y fascista de la década de 1930) son protegidas por la policía. La deriva del Estado hacia el autoritarismo ahora implica incluso la violación de la autonomía universitaria. El sábado 12 de mayo, la policía ingresó en una conferencia científica celebrando el 200 aniversario del nacimiento de Marx, violando la ley de autonomía universitaria.

Nosotros, el personal de edición del sitio web comunista polaco Władza Rad, siempre defendemos la defensa incondicional de la libertad de expresión y otros derechos humanos garantizados por la Carta de las Naciones Unidas. Nos oponemos a cualquier violación de los derechos humanos. ¡Llamamos a la solidaridad internacional contra la política del gobierno polaco!

El Estado polaco está violando las reglas fundamentales de la democracia y la libertad de expresión. El único objetivo del gobierno reaccionario es destruir cualquier oposición de izquierda al gobierno del partido nacionalista y burgués PiS, garantizar la estabilidad del gobierno del capital y mantener el sistema de explotación capitalista de la clase trabajadora.

¡La defensa de las leyes democráticas para la clase trabajadora y las organizaciones políticas marxistas es ahora absolutamente necesaria!

Hacemos un llamamiento para organizar protestas en las embajadas polacas en todo el mundo y para enviar cartas contra las persecuciones de los comunistas polacos a los embajadores.

Consejo editorial de Władza Rad

15 de Mayo del 2018

(Publicado originalmente en inglés el 18 de mayo de 2018)