Las páginas eliminadas por Facebook estaban en la lista negra promovida por el Washington Post

por Andre Damon
15 octubre 2018

Los medios de comunicación eliminados por Facebook el jueves, en una purga masiva de 800 cuentas y páginas, habían sido mencionados previamente en una lista negra de sitios de oposición promovidos por el Washington Post en noviembre de 2016.

Las organizaciones censuradas por Facebook incluyen The Anti-Media, con 2.1 millones de seguidores, The Free Thought Project, con 3.1 millones de seguidores, y Counter Current News, con 500,000 seguidores. Los tres grupos habían estado en la lista negra.

En noviembre de 2016, el Washington Post publicó un artículo sobre una organización sombría, y hasta entonces desconocida en gran parte, llamada PropOrNot, que había compilado una lista de organizaciones que afirmaba que formaban parte de una "sofisticada campaña de propaganda rusa".

The Post dijo que el informe "identifica a más de 200 sitios web como vendedores ambulantes de propaganda rusa durante la temporada de elecciones, con audiencias combinadas de al menos 15 millones de estadounidenses".

La publicación de la lista negra provocó una condena generalizada de los medios de comunicación, incluso de parte de los periodistas Matt Taibbi y Glenn Greenwald, lo que obligó al Post a publicar una retractación parcial. El periódico declaró que "no garantiza por sí mismo la validez de los hallazgos de PropOrNot con respecto a cualquier medio de comunicación individual".

Si bien los individuos detrás de PropOrNot no se han identificado, el Washington Post dijo que el grupo era una "colección de investigadores con antecedentes en política exterior, militar y tecnológica".

PropOrNot, que permanece activa en Twitter, se enorgullece públicamente de la eliminación de las páginas por parte de Facebook. "La propaganda rusa está MUY MUY ENOJADA de que sus diversas pantallas y acompañantes fueron clausurandos por @Facebook y/o @Twitter". El tweet etiquetó a The Anti Media y The Free Thought Project, e incluía un emoji de la bandera rusa junto a un emoji que mostraba heces.

PropOrNot no intentó conciliar su propia narrativa de que las organizaciones que fueron objeto de la censura fueran grupos de fachada del Kremlin con la afirmación oficial de Facebook de que operaban independientemente de cualquier Gobierno, sino que buscaban "estimular el debate político" por motivos financieros. Esto se debe a que ambas acusaciones son pretextos vacíos para la censura política.

En otra publicación, Propornot agregó: “Bueno, miren eso... ¡@Facebook eliminó algunos de los puntos de propaganda rusos más importantes de su plataforma en gris/negro! Bravo @Facebook: mejor tarde que nunca, así que muchas gracias por esto”.

Agregó, siniestramente: "Todas estas organizaciones son multiplataforma y tienen sitios web, pero una cosa a la vez".

Estos comentarios de PropOrNot no dejan en claro dónde van las medidas de censura del gobierno de los Estados Unidos. Si bien estas organizaciones todavía "tienen sitios web", las autoridades están manejando "una cosa a la vez".

La clara implicación es que la censura no terminará con la plataforma de búsqueda de Google o la eliminación de cuentas por Facebook y Twitter. El objetivo final es la prohibición total de los sitios web de noticias de oposición.

La publicación de la lista negra de PropOrNot y su promoción por parte del Washington Post ayudaron a desencadenar una ola de medidas de censura contra los sitios de noticias de oposición por parte de las principales compañías de tecnología, trabajando por iniciativa de las agencias de inteligencia de los EUA y los principales políticos.

El año pasado, el World Socialist Web Site informó que muchos de los sitios, incluyendo Global Research, Counterpunch, Consortium News, WikiLeaks y Truth-out, vieron cómo el tráfico de búsqueda se hundía después de que el gigante de búsquedas Google implementara un cambio en su algoritmo de clasificación de búsqueda.

En el período posterior, el tráfico de búsqueda a estos sitios se ha reducido aún más. El tráfico de búsqueda a Counterpunch ha caído un 39 por ciento, y Consortium News ha caído un 51 por ciento.

Estos desarrollos confirman el análisis realizado por el World Socialist Web Site en su carta abierta a Google, en la que se alega que estaba censurando a los sitios web de izquierdas, contra la guerra y socialistas.

"La censura en esta escala es una lista negra política", declaró la carta. "La intención obvia del algoritmo de censura de Google es bloquear las noticias que su compañía no quiere informar y suprimir las opiniones con las que no está de acuerdo. La lista negra política no es un ejercicio legítimo de lo que pueden ser prerrogativas de Google como empresa comercial. Es un grave abuso del poder monopólico. Lo que estás haciendo es un ataque a la libertad de expresión”.

El martes, Google admitió que esta y otras compañías de tecnología se habían "alejado gradualmente de la libertad de expresión no mediada hacia la censura y la moderación". El documento admitió que el objetivo de llevar a cabo la censura era "aumentar los ingresos" en condiciones de creciente presión gubernamental y comercial.

El documento reconoció que tales acciones constituyen una ruptura con la "tradición estadounidense que prioriza la libertad de expresión para la democracia".

(Publicado originalmente en inglés el 13 de octubre de 2018)