La administración de Trump refuerza los requisitos de trabajo para los cupones de alimentos

por Trévon Austin
27 diciembre 2018

La Administración de Trump anunció el jueves que impondrá requisitos de trabajo más duros a los adultos que buscan asistencia alimentaria. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) dio a conocer la regla propuesta, que eliminará los beneficios de cupones de alimentos de cientos de miles de trabajadores pobres. La propuesta llegó el mismo día en que se dirigió una ley agrícola de cinco años, de la cual se eliminó una regla de requisitos de trabajo similar, al escritorio del presidente para su firma.

La revisión de la Administración es una respuesta a los compromisos hechos por los republicanos de la Cámara de Representantes en la versión final del proyecto de ley agrícola. Trump, junto con los republicanos en el Congreso, había presionado para que el proyecto de ley estableciera requisitos de trabajo más estrictos o ajustará los criterios de elegibilidad para el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), más conocido como cupones de alimentos. Al no obtener esto a través de la legislación, Trump está tratando de lograr los mismos fines mediante una acción administrativa.

La regla propuesta dificultará para los estados emitir exenciones para las personas que dicen que no pueden alimentarse con los requisitos actuales de trabajo de SNAP. El programa ya requiere que los adultos sanos y sin dependientes tengan trabajo. La asistencia se otorga solo por tres meses cada tres años, a menos que un receptor esté trabajando o asistiendo a un programa de capacitación 20 horas a la semana. Sin embargo, los estados pueden renunciar al requisito de trabajo en áreas con al menos un 10 por ciento de desempleo o si hay una cantidad insuficiente de empleos disponibles.

La nueva regla inhibe la capacidad de los estados de recibir estas exenciones al reducir la definición de un área con empleos insuficientes, limitar la capacidad de los estados para asegurar las exenciones para años futuros y limitar las exenciones a solo un año en lugar de hasta dos.

En 2016, 3.8 millones de personas cayeron en la categoría que podría recibir exenciones. Cerca de 2.8 millones en esta categoría no trabajaban.

De acuerdo con el Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas, se estima que 755,000 personas de entre 18 y 49 años perderán los beneficios de SNAP durante los próximos tres años si se implementa la norma del USDA. El centro dice que la propuesta reducirá el número de áreas con exenciones en tres cuartos. Un tercio de los estadounidenses viven en áreas donde los requisitos de trabajo no se aplican.

La regla del USDA limitará las exenciones de prórroga. Actualmente, los estados pueden eximir hasta el 15 por ciento de su carga de trabajo de los límites de tiempo de SNAP. Esto se usa a menudo para ampliar la elegibilidad de los beneficiarios que no pueden encontrar trabajo. Los estados no tienen que usar todas sus exenciones en un año, sino que se les permite acumularlas indefinidamente. La propuesta limitaría la asignación de prórroga a un año.

La propuesta también eleva la tasa de desempleo mínima requerida para las exenciones a un estricto 7 por ciento. Las reglas actuales permiten que los estados distribuyan exenciones en áreas con desempleo tan bajo como 4 por ciento, siempre y cuando muestren una cantidad insuficiente de empleos. Los conservadores y la Administración de Trump argumentaron que SNAP nunca tuvo la intención de proporcionar asistencia a largo plazo y que los estadounidenses deberían poder encontrar un trabajo en la "economía en auge".

Según las estadísticas gubernamentales más recientes, aproximadamente 43 millones de estadounidenses reciben beneficios de SNAP. Para calificar para los cupones de alimentos, un hogar debe tener un ingreso neto inferior al 130 por ciento de la línea de pobreza, o aproximadamente $26,000 al año para una familia de tres. En promedio, las personas con beneficios de SNAP reciben un beneficio promedio de $123 por mes, en comparación con $245 para las familias. La asistencia mínima que se otorga a menudo no cubre un mes completo de alimentos.

Los grupos de defensa de la nutrición dicen que los requisitos de trabajo aumentan la inseguridad alimentaria. Argumentan que los alimentos, el seguro de salud y la vivienda son todas las claves para ayudar a las personas a conseguir un trabajo y mantener su empleo. Una encuesta de Ohio encontró que muchos receptores de SNAP tienen lesiones no identificadas, como el dolor crónico, que les impiden trabajar. Factores como las barreras del idioma, la educación y la falta de transporte también impiden que las personas trabajen.

Además, una proporción significativa de los empleos disponibles son trabajos volátiles de salario mínimo a tiempo parcial. Aproximadamente el 95 por ciento de los empleos creados desde la crisis financiera de 2008 entran en esta categoría. La noción de que la tasa de desempleo de 3.7 es indicativa de una recuperación para los trabajadores es falsa. Pero esta idea se está utilizando para despojar a los trabajadores de la asistencia necesaria.

En una declaración, Robert Greenstein, presidente del Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas, calificó la propuesta del USDA como "draconiana" y dijo que "cortaría la asistencia alimentaria básica para cientos de miles de las personas más pobres y más desvalidas de la nación".

Agregó: "Los más afectados serían los que tienen mayores dificultades en el mercado laboral, incluidos los adultos que no tienen más que una educación secundaria, cuya tasa de desempleo es mucho más alta que la tasa general de desempleo, y las personas que viven en áreas rurales donde los trabajos son a menudo más difíciles de encontrar".

Un informe decente de "Feeding America" encontró que 40 millones de personas, incluidos 12 millones de niños, enfrentan la pobreza y el hambre en los Estados Unidos. Además, el 58 por ciento de los hogares con inseguridad alimentaria participaron en al menos uno de los principales programas federales de asistencia alimentaria (SNAP, National School Lunch Program, WIC). La norma propuesta por el USDA solo hará más difícil para los pobres comprar alimentos, lo que aumentará la inseguridad alimentaria en los Estados Unidos.

(Publicado originalmente en inglés el 22 de diciembre de 2018)