En medio de silencio de los medios

Huelga de 70.000 trabajadores en Matamoros llega a su sexto día

por Alex González y Andrea Lobo
19 enero 2019

Más de 70.000 trabajadores de 45 maquiladoras en la ciudad fronteriza de Matamoros, México, han entrado en su sexto día de su valiente lucha, mientras más y más plantas se paralizan por toda la ciudad. 

El jueves por la noche, miles de trabajadores marcharon por la ciudad, yendo de fábrica en fábrica y cantando “¡unidad, unidad!”, “¡salgan!”, “¡los trabajadores unidos nunca serán vencidos! y “¡huelga!”. Se detuvieron en cada planta y apelaron a los trabajadores cambiando de turno que se unieran a la huelga, celebrando cada nuevo grupo de trabajadores que se les unía con fuertes porras. La marcha fue creciendo a lo largo de la noche. 

La clase gobernante ha mostrado un temor a que la huelga se esté saliendo de control. En medio de un silencio mediático completo, los odiados sindicatos están haciendo todo en su poder para poner una camisa de fuerza sobre el movimiento limitándolo a negociaciones “legales” encabezadas por el sindicato y previniendo que los paros se expandan a más centros industriales en la región fronteriza e internacionalmente. 

La huelga en Matamoros ha sido casi ignorada por la prensa corporativa mexicana. No hay ni un solo artículo sobre la huelga en Matamoros en ninguno de los principales medios noticieros internacionales. Mientras que dedican su primera plana a las maniobras antidemocráticas del Partido Demócrata en Estados Unidos, los diarios estadounidenses New York Times y Washington Post o los mexicanos El Universal no tienen nada que decir sobre la mayor huelga en el continente norteamericano en años recientes.

Los trabajadores enfrentan al lìder sindical fuera de las oficinas el jueves (crédito: AquiMatamoros)

La huelga bien podría afectar las cadenas de producción globales en Estados Unidos, Canadá y Asia. Los expertos industriales estiman que la huelga ya le ha costado a la industria maquiladora $20 millones o $23.000 por minuto. La huelga está afectando a algunos de los principales proveedores de las “Big 3” estadounidenses —GM, Ford y Fiat-Chrysler— así como otras empresas automotrices. Las fábricas en huelga incluyen Autoliv, Inteva, Starkey, Edemsa, Aipsa, Cepillos, STC, Polytech Netting, Kemet, Tyco, Parker y AFX. 

Los trabajadores están compartiendo información por medio de Facebook y varias páginas han sido creadas para que los trabajadores puedan coordinar sus acciones entre las plantas y para defender a los trabajadores contra su victimización por parte de los sindicatos y las empresas. 

No existe ninguna explicación inocente por la falta de cobertura. La clase gobernante está aterrada a que las huelgas se extiendan a otras ciudades y que conecten sus demandas con los trabajadores en todas partas en pro de la igualdad social. Un editorial publicado ayer en el periódico de la capital estatal, El Diario de Ciudad Victoria, advierte que el malestar podría expandirse a las 120 maquiladoras en la ciudad fronteriza de Reynosa o a la misma Ciudad Victoria, donde 6.000 trabajadores de autopartes en Kemet y APTIV están demandando un aumento de 30 por ciento en las negociaciones contractuales actuales. 

Los trabajadores se unen a huelga en Decofinmex

La decisión de censurar las noticias sobre Matamoros busca mantener a los trabajadores ignorantes sobre acontecimientos que podrían significar un giro crucial en convencer a millones de personas por todo el mundo que deben tomar su propia iniciativa y organizar acciones fuera de los sindicatos, como los trabajadores de Matamoros han demostrado valientemente. 

A pesar de la oferta de pequeños bonos para persuadirlos a regresar a sus puestos, los obreros de las maquiladoras se han rehusado a ceder y continúan llamando por un aumento salarial del 20 por ciento y un bono de 32.000 pesos (1.700 USD), así como una reducción en las cuotas sindicales de cuatro a uno por ciento y un retorno a la semana laboral de 40 horas. Al mismo tiempo, el llamado de un aumento del 100 por ciento para reflejar el aumento que otros trabajadores con salario mínimo recibieron a principios de año a lo largo de la frontera entre EUA y México. 

Las empresas han amenazado con bravatas matonas a los trabajadores de que cerrarán las plantas si la huelga continua. Un trabajador de auto partes en Autoliv le indicó al WSWS que las empresas han bloqueado sus tarjetas de pago para bonos y otras prestaciones y que no les han pagado sus salarios de la primera semana del mes, antes de que comenzara el paro. 

Reconociendo que los trabajadores en todas partes enfrentan las mismas condiciones y que es necesario que vinculen directamente sus luchas, los trabajadores en EUA y Canadá les han enviado declaraciones de apoyo a los trabajadores de Matamoros y los han alentado para que mantengan en firme su lucha. 

Los trabajadores de matamoros ya se rebelaron contra un segundo sindicato, el SITPME (Sindicato Industrial de Trabajadores de Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros). Ayer, cientos de trabajadores de Tridonex, una planta de autopartes, se reunieron en las oficinas del SIPTME para exigir que sus otras fábricas se unieran a los trabajadores en huelga. En vez de dar la cara a sus miembros, los burócratas cerraron las instalaciones antes de que llegaran los manifestantes, citando “preocupaciones de seguridad”. Un oficial de medio rango eventualmente salió y rechazó en su totalidad cualquier acción conjunta con los trabajadores afiliados al SJOIIM (Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora). 

Este último sindicato es ampliamente odiado por tomar un cuatro por ciento de los salarios de los trabajadores cada semana mientras operan como una simple empresa contratista de mano de obra barata. Su líder, Juan Villafuerte Morales, está trabajando noche y día para sabotear la huelga y poder volver a colocarla bajo el control sofocante del sindicato. “Las negociaciones entre los trabajadores y las empresas seguirán por otros 10 días y nos ayudaría mucho si los obreros regresaran a sus trabajos”, dijo Villafuerte el jueves. 

Varias fuerzas también están buscando limitar a los trabajadores a las negociaciones entre las empresas y el SJOIIM. La abogada laboral, Susana Prieto Terrazas, viajó desde Ciudad Juárez, Chihuahua, para darles consejos legales a los trabajadores en huelga. Se reunió con Villafuerte el jueves para obtener los contratos colectivos de las oficinas del sindicato, que no habían sido compartidos con los miembros. En una junta masiva le indicó a la multitud: “Compañeros, tienen que presionar, para empezar, al sindicato. No pueden librarse de Villafuerte por ahora. Presionen hasta que doble las manos de tanto Villafuerte como las empresas”. 

Líder sindical Villafuerte recibe el respaldo de la abogada Susana Prieto (crédito: AquiMatamoros)

A pesar del apoyo de Prieto a la huelga por medios legales, hay que advertir a los trabajadores: si permiten que su lucha sea subordinada a la influencia de los sindicatos y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se verán aislados y derrotados. La propuesta de Prieto de que los trabajadores buscan presionar al sindicato bloqueará la verdadera fuente de su poder: su accionar independiente y unificado fuera de y en oposición a la alianza sindical-patronal. En vez de orientarse al sindicato, necesitan girar decididamente hacia sus hermanos y hermanas de la clase obrera en otras plantas de otras ciudades y otras industrias. Este es el boleto de la victoria. 

La formación de comités de base para tomar la lucha fuera de las manos del sindicato es el orden del día inmediatamente. Para poder enfrentarse a la intimidación de las empresas, los trabajadores necesitan respaldarse en la fuerza de toda la clase obrera. Están recibiendo un amplio apoyo de los trabajadores en EUA y Canadá, quienes están siguiendo su lucha con gran interés y entusiasmo. 

Urgimos a los trabajadores que buscan conectarse a sus hermanos y hermanas de clase en toda América del Norte a contactarnos por correo electrónico en autoworkers@wsws.org o en nuestra página de Facebook.

El 9 de febrero, a las 2 p.m., los trabajadores automotores se manifestarán en frente de las oficinas globales de GM en Detroit, Michigan, para oponerse a los recortes de trabajos y las concesiones anunciadas por las empresas de autopartes y ensamblaje. Los trabajadores de todo el mundo pueden seguir y apoyar esta manifestación en Facebook aquí

(Artículo publicado en inglés el 18 de enero de 2019)