Los trabajadores de autopartes mexicanos apoyan manifestación del 9 de febrero en Detroit

por Andrea Lobo y Eric London
7 febrero 2019

El 9 de febrero a la 2 p.m. hora local, se llevará a cabo la manifestación coorganizada por el Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS en contra de los cierres de planta, despidos masivos y concesiones. Para más información, visita wsws.org/auto.

A medida que se expande la poderosa huelga de trabajadores de las maquiladoras mexicanas en la ciudad fronteriza de Matamoros, los trabajadores en los piquetes están realizando llamados de apoyo a la manifestación planeada por el Comité Directivo de la Coalición de Comités de Base contra los despidos y concesiones en frente de las oficinas centrales de GM en Detroit el sábado 9 de febrero a las 2 p.m., hora local.

Griselda, una líder del comité de base en Fisher Dynamics, envió las siguientes declaraciones:

“Apoyo el llamado a una huelga general en Canadá, Estados Unidos y México para poner fin a los despidos, abusos y por salarios juntos. Debemos estar unidos. No hay fronteras. Acá estamos firmes”.

Trabajadores en huelga en Fisher Dynamics, Matamoros

El lunes por la tarde, una asamblea de trabajadores en varias plantas que se están uniendo al movimiento huelguístico se rebelaron contra su sindicato, el Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras (SITPME), y convocaron a una huelga general.

En respuesta a este llamado, miles de trabajadores en al menos 22 maquiladoras se unieron a las huelgas espontáneas o “salvajes” el martes, mientras que otra docena de plantas está discutiendo salir. En los supermercados Smart y Chedraui, los trabajadores decidieron unirse a la huelga, exigiendo un aumento salarial del 20 por ciento y un bono de 32.000 pesos (1.700 USD). Los trabajadores de las megacadenas de supermercados Soriana y Walmart también están discutiendo unirse a la huelga, lo que frenaría sectores cada vez más amplios de la economía de la ciudad. En total, al menos 35 empresa están en huelga en Matamoros.

Griselda urgió a los trabajadores en Estados Unidos y Canadá a luchar contra los despidos construyendo sus propios comités de base:

“Estamos organizados. El sindicato no nos apoyó. Para poder comenzar este paro laboral, nosotros tuvimos que organizarnos dentro de la planta de lo que son los tres turnos. Agarramos entre dos a tres personas de cada línea y así formamos el comité por medio de compañeros de trabajo. En mi caso, fuimos tres de una línea, dos de otra línea. El primero, segundo y tercer turno formaron un comité, entramos a negociar con la gerente, pero no nos dio una respuesta favorable y por eso salimos.

“Le presentamos nuestra hoja de peticiones, con el aumento del 20 por ciento, el bono de 32 mil pesos y nada de represalias para los compañeros. Ella habló con los corporativos para conseguirnos las demandas y aceptaron el aumento del 20 por ciento, pero no el bono. Nos ofrecieron 10 mil pesos. Y a pesar de que no es parte de nuestro contrato, queremos el bono porque todo está muy caro y trabajamos largas horas y no podemos pasar tiempo con nuestra familia. Nuestro trabajo que hacemos es de primera calidad. No necesitamos.

Los trabajadores salen a paro en la planta de Fisher Dynamics en Matamoros

“La unión hace la fuerza; pedimos el apoyo de las otras plantas. El sindicato ahora dice que nos apoya y nos trajo comida… pero ya nos organizamos independientemente del sindicato. Ahora debemos mostrar que podemos unirnos con los comités de otras plantas porque todos padecemos lo mismo”.

Bernardo, un trabajador de Inteva en Matamoros, también apeló a los trabajadores estadounidenses y canadienses para que participen en la manifestación del 9 de febrero:

“Tienen que estar unidos y decididos en lo que quieren lograr. Los obreros no somos nada sin los empresarios, esto es lo que siempre se ha manejado. Pero lo que ha sucedido es el otro lado de la moneda, hemos demostrado que los empresarios no son nada sin los obreros. La lucha no ha sido fácil, pero hay que aguantar y demostrar quienes somos y que unidos somos más fuertes.

Los obreros hacen guardia en los piquetes

“No confíen en los sindicatos y una vez iniciando huelgas no hay marcha atrás. Pidan el apoyo de los que no están en huelga. Estudien lo sucedido en Matamoros. Si se unen las huelgas de Estados Unidos y otras partes del mundo, se fortalecerá el movimiento obrero, ya que le estaríamos cortando camino a los empresarios”.

Después de dos semanas completas de huelgas salvajes entre 70.000 trabajadores en desafío al sindicato y a la gerencia y una semana de una huelga “legalmente sancionada”, 41 de las 48 empresas en paro inicialmente se doblegaron ante las demandas de los obreros de un aumento del 20 por ciento y el bono de los 32.000 pesos.

Siete de las plantas originales siguen en huelga, mientras que los trabajadores de varias de las fábricas que volvieron al trabajo después de ganar sus demandas están discutiendo reanudar los paros para revertir más de 600 despidos orquestados por las empresas como represalia y como maniobra para no pagarles los bonos prometidos. Los trabajadores en otras plantas están exigiendo el control obrero democrático sobre contrataciones y despidos.

Rosalinda, una trabajadora en huelga en Kearfott envió un mensaje de apoyo a sus contrapartes en el norte:

“El patrón no tiene intenciones de ceder. Luchen por lograr mejores condiciones de trabajo y económica, no permitan que sigan pisoteando sus derechos. No podemos permitir que siga mal distribuida la riqueza, gobiernos ricos y pueblos pobres”.

Trabajador de México, Luis Daniel, manda un mensaje de apoyo a la Marcha en Detroit Contra los Cierres de Planta de GM

Luis Daniel, un trabajador de Jalisco, quien contó al WSWS cómo fue brutalmente atacado por matones de empresas cuando luchó por defender los derechos de los trabajadores en su estado, dijo:

Quiero mandar mi apoyo a los compañeros de Detroit, así como los diferentes movimientos del mundo de trabajadores —en Francia con los Chalecos Amarillos, en la India, en Los Ángeles, California, con los maestros—, y pues es un gusto saber que, la clase obrera, nos estamos unificando internacionalmente para resolver los abusos a los que estamos sometidos en muchas ocasiones por patrones, por condiciones sociales donde se nos quiere mermar nuestra dignidad como un modelo de vida. No lo podemos permitir de ninguna manera. Gracias por su lucha a los compañeros de Detroit el día de hoy. Quisiera hacerles saber que aquí somos conscientes de la problemática que están viviendo y estamos con ustedes. Qué la lucha siga hasta conseguir igualdad y un mundo mejor para los que vienen y para nosotros, Gracias, compañeros.

Ha llegado el momento de levantarnos y luchar. Los trabajadores de todas las industrias deben tomar la decisión de participar en la manifestación del sábado 9 de febrero a las 2 p.m., hora local, frente a las oficinas centrales de GM en Detroit.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 6 de febrero de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.