La traición de la huelga de maestros de Oakland y el camino a seguir para los estudiantes

por los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social
9 marzo 2019

Los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS o IYSSE en inglés) y el Boletín de Maestros del World Socialist Web Site están organizando una reunión en línea esta noche , 7 de marzo a las 7 p.m. hora del Pacífico, para discutir el camino a seguir en la lucha p or defender la educación pública. Para participar visite wsws.org/teachers.

Este domingo, la lucha de los maestros de Oakland, California por defender la educación pública fue traicionada. El jueves 21 de febrero, más de 3,000 educadores se declararon en huelga en oposición a la amenaza de cierres de escuelas, recortes presupuestarios interminables, salarios decrecientes y condiciones de enseñanza imposibles, las cuales incluyen clases grandes, instalaciones en mal estado, fondos escasos y hambre y pobreza e incluso la falta de vivienda de las familias de clase trabajadora a las que sirven.

Durante los últimos cuatro días, los estudiantes han comenzado a realizar su propia campaña para salvar sus escuelas. Muchos han recurrido a las redes sociales para denunciar el contrato y los efectos devastadores que los nuevos recortes tendrán en sus vidas. “Nos fallaron", escribió un estudiante que hablaba sobre el sindicato, la Asociación de Educación de Oakland (OEA, por sus siglas en inglés), "ustedes jalaron la alfombra por debajo de nuestros pies y rompieron el impulso de nuestra comunidad".

Algunos estudiantes han expresado su frustración con los maestros por el voto de "sí". Lo que es crucial que los estudiantes entiendan, sin embargo, es que la OEA no representa a los maestros. La OEA es una organización antiobrera y políticamente alineada con el Partido Demócrata que ha impuesto un acuerdo podrido por encima de una oposición generalizada de los maestros.

Los maestros no fueron a la huelga solo por ellos mismos; estaban en huelga por sus estudiantes y por profesores de todo el mundo que enfrentan la misma condición: un asalto implacable de las corporaciones contra la educación pública.

Sin embargo, el acuerdo ratificado el domingo por la noche no hizo nada para detener el asalto corporativo a la educación, ni abordó la baja remuneración y las terribles condiciones de trabajo de los maestros. Por el contrario, abre la puerta para un ataque continuo contra nuestras escuelas, mientras que al mismo tiempo intenta desmovilizar la única fuerza que realmente puede detener este asalto: el poder unido de los estudiantes, maestros y toda la clase trabajadora.

La OEA abandonó dos demandas centrales de los maestros: no más cierres, no más recortes. ¡En menos de 24 horas de la ratificación del contrato, se han impuesto $22 millones en recortes! Recortes a la alimentación de los estudiantes, recortes a los programas de justicia social, recortes a la preparación para la universidad, recortes a los programas sociales críticos en los que los estudiantes de este sistema dependen.

Mientras tanto, los maestros no han ganado nada. ¿Una reducción de una sola persona en el tamaño de la clase? ¿Nada para enfermeras escolares o psicólogos? ¿No prometen terminar de una vez por todas con los cierres de escuelas? Un aumento del 11 por ciento en cuatro años que no se mantiene al ritmo de la inflación en el área de la bahía de San Francisco.

La OEA presentó este contrato como una victoria "histórica", pero todos sabemos que esto es una mentira. Es uno de los contratos entreguistas más miserables de la historia y se llevó entre las piernas la oposición generalizada de los maestros.

La mayoría de los maestros que votaron "sí" no lo hicieron porque les gustó el contrato. Al igual que muchos de los que votaron "no", lo despreciaron. Sin embargo, después de una semana de comunicación mínima, sin pago de huelga, mítines vacíos de discusiones serias y esfuerzos por parte del sindicato para evitar que la huelga se vincule con los trabajadores portuarios y otros distritos escolares, los maestros fueron intimidados para que creyeran que "no era posible obtener nada más” con la huelga.

La interrogante que enfrentan los estudiantes ahora es: ¿qué camino a seguir?

Los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social insta a los estudiantes a intensificar su campaña en defensa de sus escuelas. Esta campaña, sin embargo, debe basarse en una perspectiva política clara.

Primero, los estudiantes deben rechazar todos los esfuerzos para dividirlos de los maestros. Este es el objetivo y la función de la OEA, que no representa a los docentes, sino a sus funcionarios de clase media-alta privilegiados.

Indignados por la forma en que se llevó a cabo la huelga y su resultado, los maestros ya han comenzado a formar comités independientes de base para defender la educación pública.

Segundo, la defensa de la educación pública es una lucha de toda la clase obrera, de todas las razas, géneros y orígenes étnicos. La afirmación de los políticos del Partido Demócrata y de los grupos que operan a su alrededor de que el problema fundamental es la raza apunta a bloquear un movimiento unido de todos los trabajadores, ya sea que vivan en Oakland o Virginia Occidental, y cualquiera que sea el color de su piel. El ataque a la educación pública afecta a trabajadores de todas las razas, en todo el país e internacionalmente.

Tercero, la lucha de los estudiantes y los trabajadores por defender la educación pública debe librarse en oposición tanto a los demócratas como a los republicanos. Ambos son partidos de las grandes empresas y están comprometidos con el asalto a la educación pública. En California, los demócratas tienen el control de todas las palancas del poder político, mientras que las políticas de educación pública de la Administración de Obama ("Race to the Top" o “Carrera hasta la cima”) allanaron el camino para la guerra de la Administración de Trump contra escuelas y maestros.

En cuarto lugar, esta no es una lucha local. Ha habido numerosas huelgas de docentes y otros trabajadores en todo el mundo durante el año pasado, como parte de una ola de huelgas que anuncia una nueva época de la lucha de la clase trabajadora a nivel internacional. En Marruecos, en Brasil, en Dinamarca, en Túnez, en Inglaterra, en Australia, los maestros y otras secciones de la clase trabajadora han comenzado a hacer huelga y protestar, no solo por la educación, sino también por la igualdad social, seguros médicos, por prevenir el cambio climático y acabar con las guerras.

Finalmente, la defensa de la educación pública requiere un ataque frontal a la riqueza de la clase dominante y al sistema social y económico que defiende, el capitalismo.

En Oakland, la Junta Escolar de Oakland les dijo a los maestros que el "pastel" de la educación no es muy grande, y que los maestros, los padres y los estudiantes tienen que pelearse por las migajas en la mesa. La OEA dice prácticamente lo mismo: "Maestros, las huelgas no tienen ningún poder para cambiar esto, voten por los demócratas en Sacramento y Washington, D.C.".

Lo que realmente quieren decir es que no hagan nada para desafiar la distribución de la riqueza y el poder político de la élite gobernante capitalista. Supuestamente no hay dinero para la educación pública en una sociedad en la que tres personas tienen más riqueza que los 160 millones de personas más pobres, y donde la riqueza del hombre más rico de California, Mark Zuckerberg de Facebook, es 3.000 veces el déficit presupuestario del Distrito Escolar Unificado de Oakland.

La lucha por la educación pública significa una lucha por una sociedad basada en necesidades sociales y no en el lucro privado, bajo la cual la riqueza producida por la clase obrera sea controlada democráticamente, bajo la cual todo individuo tenga derecho a educación, asistencia médica, un trabajo bien pagado, un ambiente sano y acceso a la cultura.

¡Esta lucha no ha terminado aún!

Los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social invita a los estudiantes de todo Oakland y más allá a celebrar reuniones para discutir el camino a seguir. Comunícate con el JEIIS para invitar a un representante a dar una charla en tu escuela. Habla con tus maestros y padres sobre los problemas políticos involucrados en la lucha por defender la educación pública. Organiza una reunión masiva en todo el distrito para planear una lucha.

El JEIIS, la organización estudiantil del Partido Socialista por la Igualdad, hará todo lo que esté a su alcance para ayudar al creciente movimiento de estudiantes y maestros en Oakland y los unirá con estudiantes y maestros de todo el país y el mundo para una verdadera lucha por defender la educación pública.

Para unirte o ponerte en contacto con los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social, visita iysse.com.

(Publicado originalmente en inglés el 7 de marzo de 2019)