“Necesitamos luchar contra el capitalismo y cambiar todo el sistema”

Conductores de Uber y Lyft realizan huelga internacional

por nuestros reporteros
10 mayo 2019

Miles de conductores de Uber y Lyft salieron en huelga y protestaron el miércoles antes de la Oferta Pública Inicial (IPO) de Uber en la Bolsa de Nueva York el viernes. La huelga fue un evento internacional con conductores de viajes compartidos que participan en los Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Francia, Nigeria, Kenia, Chile, Brasil, Panamá, Costa Rica y Uruguay.

Los conductores protestaban por los salarios de pobreza, mientras que los ejecutivos cosechan decenas, si no cientos de millones de dólares, cada uno a bolsa por la salida de la IPO. La oferta de acciones, que se espera sea la más grande en 2019, podría aumentar el valor de la compañía hasta en $20 mil millones, según algunas proyecciones.

Los conductores de uber en huelga en Chicago y Nueva York hablan en contra de la explotación de trabajadores de la gig economy (Video: Michael Walters)

El uso que hacen los conductores de las redes sociales y otras tecnologías para coordinar acciones de trabajo simultáneas en todo el mundo, anticipa cómo se organizarán los sectores más amplios de la clase trabajadora contra los gigantes corporativos globales. La acción también se organizó en gran parte fuera del control de los sindicatos.

Uber está reduciendo deliberadamente las ganancias de los conductores para maximizar la ganancia inesperada de acciones proyectada para los inversores. La compañía anunció un recorte adicional del 25 por ciento en la compensación del conductor por milla el invierno pasado, y Uber ahora recibe un promedio del 33 por ciento de comisión por cada viaje. Los conductores tienen un promedio de $10 a $12 por hora en EUA, un salario que coloca a muchos por debajo del umbral oficial de pobreza.

Además, Uber, su competidor norteamericano Lyft y otras plataformas de viajes compartidos a nivel internacional, se benefician de una clasificación errónea de los conductores como "contratistas independientes" en lugar de empleados. El Departamento de Trabajo de Trump, en una carta de opinión emitida el 29 de abril, declaró su intención de clasificar a los trabajadores de la llamada gig economy como contratistas independientes.

En su presentación de la Comisión de Valores e Intercambio (SEC), Uber admitió que clasificar a los conductores como empleados lo obligaría a “incurrir gastos adicionales significativos para compensar a los conductores, lo que podría incluir los gastos asociados con la aplicación de leyes de salarios y horarios (incluido el salario mínimo, las horas extraordinarias, las comidas y requisitos de período de descanso), beneficios para empleados, cotizaciones a la seguridad social, impuestos y multas".

La compañía dijo a los inversores: "Como nuestro objetivo es reducir los incentivos al conductor para mejorar nuestro desempeño financiero, esperamos que la insatisfacción del conductor generalmente aumente". En un esfuerzo por eliminar a los conductores insatisfechos, Uber está invirtiendo fuertemente en tecnologías de vehículos sin conductor.

Los reporteros del sitio web socialista mundial hablaron con conductores en huelga en Nueva York, Londres, San Diego, Nueva York y Boston.

En Londres, alrededor de 45,000 conductores de Uber trabajan en la capital, ganando £5 ($6.52) por hora en promedio después de los costos, muy por debajo del salario mínimo de £8.21 ($ 10.70) por hora. Muhumed Ali explicó: "Hoy estamos aquí para manifestarnos contra Uber porque el costo de conducir aumenta día a día, pero la tarifa está atascada y es baja. Por lo tanto, estamos exigiendo que aumenten la tarifa y reduzcan la comisión que toma Uber, que en este momento es del 25 por ciento. Además de eso, Transport for London [una agencia gubernamental] ha introducido un cargo por congestión de £24 ($31.27) por día. El conductor tiene que pagar todos los días. Uber no paga, los clientes no pagan, los conductores pagan.

Muhumed

"Necesitamos hacer una declaración. Mañana la compañía está yendo pública y los patrones ganan miles de millones, mientras que los conductores, que son la razón por la que trabaja la compañía, viven en condiciones de pobreza.

“Estamos mostrando al mundo que esto no es justo, y hay que hacer algo al respecto. Aumentar la tarifa no es un gran problema para Uber, pero lo quieren barato, barato, barato. Algunos conductores tienen que trabajar más y más horas y no es seguro. Si quieres ganar £100 ($130) tienes que continuar durante 12 horas. Preferiría tener tiempo en casa con mis hijos, pero no tengo otra opción".

Cuando se le preguntó si pensaba que los conductores de Uber compartían una lucha común con otros en la gig economy, Muhumed respondió: "Absolutamente. Las corporaciones son cada vez más codiciosas. Están recibiendo todos los centavos que pueden de los trabajadores con estos métodos de explotación. Si no trabajas durante una semana, entonces no tienes nada, debes recurrir a tu familia. Usted todavía tiene que pagar el alquiler, una hipoteca, por su automóvil. Los conductores se endeudan. Algunas personas están atrapadas con autos viejos y caros de manejar debido a esto. No tienes una reserva. En este trabajo, si no has trabajado durante un día, entonces no tienes nada ".

En una llamada a otros conductores para que salieran y protestaran, dijo: "Únete a nosotros. Juntos somos fuertes, juntos podemos exigir lo que queremos y juntos podemos poner a Uber de rodillas. Podemos obligarlos a hacer lo que queremos, si estamos juntos. Uber no quiere hablar con ningún sindicato. No quieren hablar ni siquiera con dos conductores juntos. Entonces, no tengas miedo, avanza y lucha por tus derechos".

Will también habló con el WSWS. "Estoy aquí en solidaridad con los taxistas de Uber", dijo. “Trabajo para UberEats y Deliveroo. Estoy familiarizado con el modelo de negocio y las prácticas de Uber, por lo que estoy feliz de estar apoyando a estos muchachos porque sé por lo que están pasando".

Will

Uber, dijo, hace "un uso regresivo de la tecnología para socavar la legislación laboral. Eso es esencialmente lo que está viendo, un uso de la tecnología para devolver a los trabajadores a las condiciones de trabajo de los siglos XIX o XX donde no tienen derechos básicos. Este es un fenómeno en crecimiento y, si bien las compañías aún pueden ganar dinero al hacerlo, seguirá creciendo. Entonces, los trabajadores deben venir y unirse, tomar una pancarta y quedarse atascados".

Muhammad, un taxista de Uber, dijo: “Cómo Uber trata a sus trabajadores es completamente injusto. Cuando llegó el nuevo cargo de congestión, Uber se negó a pagar, hicieron a los conductores pagar. Muchos conductores se sienten obligados a cancelar trabajos que los llevan a la zona de carga de congestión. Pero si cancelas demasiados trabajos, entonces Uber detiene tu cuenta y te impiden trabajar. No vamos a defenderlo. Hoy somos muy pacíficos, muy bien educados. Pero si Uber no escucha, estaremos bloqueando calles. Esta es su oportunidad de escuchar, o tendrán una interrupción importante en sus manos ".

Los conductores de Uber y Lyft también protestaron y afectaron la ciudad de Nueva York. Héctor dijo: “En la ciudad de Nueva York, la TLC [Comisión de Taxis y Limusinas] debe protegernos. Nos han fallado miserablemente. La prueba es que los conductores se suicidan y se vuelven pobres.

Hector

"Uber ha existido desde 2010, y desde ese momento nos han estado abusando. No solo estoy pensando en mí, sino en toda la comunidad. Apoyamos a personas de todo el mundo. En Londres y California, todos somos iguales".

Cheikh Ndiaye, un conductor de Uber durante los últimos cuatro años dijo: "Estoy aquí por mis derechos. Estamos trabajando demasiadas horas. Mi espalda está empezando a darme problemas por sentarme tanto. Trabajo 100 horas a la semana, y la mayoría de los días gano $200 o menos. Esto es menos de $14 por hora, que es más bajo que el salario mínimo de cualquier ciudad, especialmente en la ciudad de Nueva York, donde los apartamentos y todo son muy caros. Y si recibe una multa por cualquier cosa pequeña, tiene que pagar de $200 a $1000 ".

Elizabeth Pereira, una conductora de Uber durante casi tres años, habló con WSWS fuera del Uber Greenlight Center en Saugus, Massachusetts, al norte de Boston. "No está bien. Durante los últimos tres meses, están reduciendo nuestras tarifas a la mitad. Queremos recuperar esto. Estamos trabajando por centavos. Lo que solíamos obtener era de $1.20, y ahora están pagando 66 centavos.

“Trataron de explicar que necesitan aumentar 20 centavos por minuto cuando estamos en el tráfico. Han cobrado más a los corredores, pero quieren recortarnos ".

Elizabeth dijo que conducir era su único trabajo. “Vine aquí hace cinco años desde Brasil y trabajaba en la fabricación en New Bedford y esta fue una buena oportunidad para mí porque no tengo una educación aquí, y estoy aprendiendo inglés.

“Pero ahora estamos luchando por nuestros derechos. Ellos están ganando todo este dinero y están tratando de hacer que los conductores sean como esclavos. Ellos están ganando miles de millones y miles de millones gracias a nosotros. Nos necesitan para hacer su dinero".

Aproximadamente 30 conductores recogieron el aeropuerto en San Diego, California, el miércoles. Muchos más dejaron de usar la aplicación Uber por completo. "Me gusta hacer esto", dijo Harold, quien ha conducido para Uber y Lyft durante dos años. "Nunca he tenido un mal piloto y conozco a personas de todo el mundo.

"Solía ser un empleado de tiempo completo para Home Depot, pero ahora estoy jubilado. El dinero extra de Uber ayuda a complementar el Seguro Social, pero no tener beneficios perjudica. Uber redujo nuestra paga en un 25 por ciento y los precios del gas están pasando el techo. La mayoría de las empresas pagan un recargo de gas; Uber no lo hace.

“Uber acaba de comprar una compañía de viajes compartidos en Dubai, varias compañías de bicicletas, y está trabajando en autos que conducen con el dinero que depositamos en la empresa. Ellos y Lyft están tratando de compensar parte de sus pérdidas de miles de millones de dólares al reducir nuestra paga".

Kristie

Kristie, una conductora de Uber durante dos años y medio solía trabajar para una empresa de telecomunicaciones antes de que tuviera que abandonar debido a la artritis. "Paso 12 horas al día, todos los días, manejando", dijo. “A veces te sientas para siempre y solo ganas $3 en un viaje. A veces tengo un promedio de $6 a $7 por hora, a veces $ 23 por hora, pero por lo general hago un promedio de $8 por hora. Estoy haciendo la mitad de lo que hice hace un año. La mayoría de nosotros no tenemos otro ingreso".

Hablando de la creciente desigualdad en las últimas tres décadas, Kristie dijo: “Todos crecimos con nuestras familias teniendo empleos de tiempo completo hasta que se jubiló. Ya no es así. Solía ser una sociedad de clase media, ahora solo los ricos y los pobres. Ya ni siquiera puedes pagar una casa. No he tenido vacaciones en quién sabe cuántos años".

Añadió: "Uber probablemente tampoco pagará ningún impuesto. No podemos ir al IRS y decir que no estamos pagando impuestos porque no tenemos suficiente dinero, pero Uber lo hace".

Unos cientos de conductores de Lyft y Uber protestaron en Los Ángeles como parte de un grupo conocido como Rideshare Drivers United. La mayoría piquetearon en o cerca del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

John ha sido conductor de viaje compartido de Uber durante cuatro años con más de 10,000 viajes. Cuando comenzó a conducir para la compañía, su tarifa era de aproximadamente $1.20 por milla. “Hace un par de meses, ya era demasiado bajo a 80 centavos por milla cuando Uber redujo nuestra tarifa a 60 centavos por milla. Para darle una idea, la tarifa estándar por milla del IRS es de 58 centavos por milla y nuestra paga es solo dos centavos más. Somos empleados, nos dicen qué hacer, juegan juegos psicológicos con estas aplicaciones, nos dicen cuánto nos van a pagar, y aun así nos llaman contratistas independientes. Necesitamos que los políticos empiecen a ocuparse de gente trabajadora”, dijo John.

John

Cuando los periodistas señalaron cómo los demócratas y los republicanos representan a la América corporativa, John estuvo de acuerdo y señaló cómo Maya Harris, hermana y gerente de campaña de la senadora y candidata presidencial de California Kamala Harris, está casada con el abogado Tony West, quien se desempeña como Consejero General de Uber y su principal oficial jurídico.

Jason es un conductor a tiempo parcial. "Uber redujo nuestra paga por minuto en un 25 por ciento, y tenemos que pagar nuestras propias tarifas de gasolina, seguros y reparación de automóviles. Te pagan un salario donde sientes que estás perdiendo dinero. Necesitamos luchar contra el capitalismo y cambiar todo el sistema".

Cuando se le preguntó acerca de los trabajadores que luchan internacionalmente, dijo: "Como siempre hacen los dueños de capital, nos están enfrentando entre nosotros. La gente lucha por un salario digno e incluso $25 por hora no es suficiente para vivir en Los Ángeles ".

Cuando se le preguntó cuál era la barrera más grande para unir a los trabajadores, Jason dijo: “El dominio de la educación por parte de los capitalistas, la falta de educación a través de los medios de comunicación. Nos dan gato por liebre, nos dicen que no somos suficientemente buenos y que debemos dejar de quejarnos y trabajar más duro ".

Jason

Reynaldo también estuvo en huelga en Los Ángeles y trabaja para Uber, Uber Eats y Lyft. “Estamos luchando por el respeto, la dignidad y los beneficios para los conductores. Estamos expuestos a accidentes, a veces personas extrañas en nuestros automóviles, tenemos que poner millas en nuestro automóvil y pagar la gasolina. Trabajo de 9 a 12 horas diarias y trabajo toda la semana.

"Los ricos ganan miles de millones de nosotros y ellos [Uber] están usando sus ganancias para hacer que los robots nos reemplacen. Deberían gastar los miles de millones que tienen para alimentar a las personas sin hogar, cuidar de nuestras comunidades. Yo llamaría a estas personas los esclavistas modernos".

Cuando se le preguntó acerca de sus pensamientos sobre la huelga de maestros de Los Ángeles en enero pasado, Reynaldo dijo: “Solía trabajar para LAUSD (el distrito escolar de Los Ángeles). Hice muy poco y el distrito no le dio nada a las escuelas mientras guardaba el dinero en sus propios bolsillos. Los capitalistas explotan a la gente. Necesitamos crear una sociedad igualitaria donde las personas tengan trabajo y puedan tener un salario digno”.

(Publicado originalmente en inglés el 9 de mayo de 2019)