Con financiamiento de demócratas para campos de concentración

Trump revive amenaza de redadas masivas contra inmigrantes “tras cuatro de julio”

por Patrick Martin
2 julio 2019

En una rueda de prensa después de la cumbre del G20 en Japón, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, siglas en inglés) pronto llevará a cabo las redadas masivas de inmigrantes que había ordenado originalmente para el 23 de junio.

"A menos que hagamos algo bastante milagroso", dijo, las redadas comenzarían "en algún momento después del cuatro de julio", el Día de la Independencia de EUA. Agregó que "estaremos expulsando a un gran número de personas".

Las redadas comenzaban el 23 de junio en diez ciudades, entre ellas Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Nueva York, Washington y Houston, con miles de agentes de ICE desplegados en vecindarios de inmigrantes. Tienen órdenes de arrestar no solo a individuos específicos, sino a cualquier persona indocumentada que hayan encontrado en el transcurso de los barridos. Los funcionarios de ICE enfatizaron que secuestrarían a familias enteras como parte de las redadas.

Equipo de respuesta especial (SRT) de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), en entrenamiento con vehículo blindado en Fort Benning, Georgia [crédito: ICE]

Trump pospuso las redadas el 22 de junio luego de una conversación telefónica con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. La líder demócrata en el Congreso evidentemente le suplicó a Trump que retrasara las redadas hasta después de que se aprobara un proyecto de ley de asignaciones de emergencia de $an4.6 mil millones que proporcionaba dinero para la red de centros de detención a lo largo de la frontera de Estados Unidos y México.

Es muy probable que Pelosi argumentara que sería más difícil para los demócratas aprobar políticamente el plan si tuvieran que votar en medio de una publicidad generalizada de los agentes de ICE derribando puertas, arrastrando a familias, incluidos bebés y niños pequeños, y encerrándolos o deportándolos sumariamente.

El proyecto de ley fue aprobado la semana pasada. La mayoría de los demócratas del Senado y de la Cámara de Representantes votaron a favor de proporcionar el aumento masivo de fondos para los campos de concentración de Trump. Dos días después de la votación de la Cámara de Representantes que envió la legislación a la Casa Blanca para ser promulgada por Trump, el presidente anunció que las redadas se realizarían, tan pronto como el próximo fin de semana.

La aprobación del proyecto de ley de financiamiento convierte a los demócratas en socios plenos de Trump en la salvaje represión de los inmigrantes, que es una preparación para ataques similares contra la clase trabajadora en general. Trump rindió homenaje a Pelosi en sus comentarios en Japón. "Ella realmente trabajó con nosotros", dijo.

El presidente también explicó la lógica brutal del régimen establecido por ICE y la Oficina de Aduanas y la Protección Fronteriza (CBP) a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México y, en general, contra los trabajadores inmigrantes. Hizo su primer comentario sobre la muerte de Óscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria de 23 meses, ahogados en el río Bravo en México la semana pasada. "Si pensaban que era difícil entrar, no hubieran subido", dijo Trump. "Se salvarían tantas vidas".

Trump se hizo eco de los comentarios de su candidato para dirigir la unidad de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos del Departamento de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli, quien culpó al joven padre por su propia muerte y la de su hija.

"La razón por la que tenemos tragedias como esa en la frontera es porque el padre no esperó para pasar por el proceso de asilo de manera legal y decidió cruzar el río y no solo murió, sino que su hija también murió trágicamente", dijo Cuccinelli., un ex fiscal general de ultraderecha del estado de Virginia. "Hasta que reparemos las atracciones de nuestro sistema de asilo, las personas como ese padre y esa niña van a seguir pasando por un viaje peligroso".

En efecto, el asesor de inmigración fascista de Trump, Cuccinelli y Trump, Stephen Miller, afirma que la respuesta adecuada a tragedias como la muerte de Martínez Ramírez y su hija fue para endurecer la frontera y hacer que cruzarla sea tan letal que nadie se atrevería a intentarlo. .

Trump subrayó esta perspectiva durante su visita a la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur, donde se reunió con el líder norcoreano Kim Jong-un. Elogió el alambre de púas, las minas y el armamento en masa a lo largo de la zona, la frontera más fuertemente fortificada del mundo, y dijo: "Por cierto, cuando se habla de un muro cuando se habla de una frontera, eso es lo que se llama una frontera. Nadie pasa por esa frontera ". Y agregó:" Eso se llama una frontera real".

Es típico de Trump escupir tales monstruosidades auténticas. La zona desmilitarizada coreana es mantenida por un Estado policial estalinista por un lado y por el otro el régimen de Seúl armado por los Estados Unidos, con el quinto y séptimo ejércitos más grandes del mundo enfrentados a lo largo de un frente de 250 km de largo, donde la muerte violenta es el destino inevitable de cualquier cruce fronterizo.

Un informe publicado la semana pasada por el Centro de intercambio de información de acceso transaccional de la Universidad de Syracuse arroja luz sobre las operaciones en marcha de ICE contra los inmigrantes en todo Estados Unidos. El proyecto universitario recopila informes del Gobierno federal, y calcula la tasa de "arrestos comunitarios" por cada 1.000 inmigrantes indocumentados, según los informes y estimaciones de ICE. Los "arrestos comunitarios" son aquellos que realiza ICE a través de encuentros en la comunidad o en los lugares de trabajo, a diferencia de los "arrestos por custodia" cuando otra agencia de policía entrega a un inmigrante arrestado a ICE.

Pennsylvania y Michigan tienen las tasas de arrestos más altas por cada 1000 inmigrantes indocumentados durante el último año fiscal, 25,6 y 11,6 respectivamente. El estado de Ohio fue tercero con 11,4 por 1,000. Estas cifras sugieren fuertemente que la tasa de "arrestos comunitarios", una medida de cuán activo es ICE en los vecindarios de inmigrantes, está impulsada por las consideraciones políticas de la campaña de reelección de Trump.

Pennsylvania y Michigan fueron dos de los tres estados industriales del centro del país, junto con Wisconsin, que inclinaron la balanza a favor de Trump en el Colegio Electoral en 2016. En cuanto a Ohio, ningún republicano ha sido elegido presidente sin ganar ese estado, pero Trump está atrás en las encuestas allí, como sucede en todo el país. Los principales asesores de Trump sin duda calculan que los arrestos más generalizados en esos estados movilizarán a su base de apoyo fascistizante, además de intimidar a los votantes hispanos, asiáticos y de otras minorías.

Mientras tanto, la acción judicial continúa sobre una serie de acciones antiinmigrantes de Trump. Un juez federal de Oakland, California, emitió una orden judicial que prohibía temporalmente la construcción de cuatro partes del muro fronterizo propuesto cerca de El Centro, California y Tucson, Arizona. El juez de distrito Haywood Gilliam prohibió al Pentágono transferir $1,5 mil millones de sus cuentas de entrenamiento militar a cuentas de construcción. El juez Gilliam prohibió previamente la transferencia de otros $1 mil millones para la construcción de la frontera en Arizona y Nuevo México.

En ambos casos, Gillam actuaba sobre la base de demandas de los ambientalistas y las comunidades fronterizas afectadas por la construcción del muro planeado, y descubrió que Trump había excedido su autoridad como presidente al cambiar los fondos en desafío al Congreso, que tiene la única autoridad constitucional sobre el gasto. La Administración de Trump está apelando ambos fallos ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco.

La jueza del Distrito Federal Dolly Gee en Los Ángeles, quien supervisa el llamado asentamiento de Flores que rige el tratamiento de los niños detenidos por las autoridades de inmigración, emitió una orden por separado el viernes que establece una fecha límite del 12 de julio para que el Gobierno informe sobre los esfuerzos para mejorar las condiciones en Centros de detención recientemente expuestos como infiernos. El tribunal no ordenó mejoras específicas, pero ordenó a un monitor designado por el tribunal que tomara medidas para la "pronta remediación" de las condiciones en los centros de detención.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 1 de julio de 2019)

 

El autor también recomienda:

¡No a los campos de concentración en Estados Unidos!
[27 junio 2019]

Horror a través de la frontera de EUA y México con varios padres, bebés muertos
[27 junio 2019]