Continúan las manifestaciones en Puerto Rico por la renuncia del gobernador

por Rafael Azul
22 julio 2019

El viernes marcó el sétimo día consecutivo de protestas en Puerto Rico exigiendo la renuncia del gobernador Ricardo Roselló. Los manifestantes comenzaron a reunirse a principios de la tarde en las afueras de la mansión del gobernador, conocida como “La Fortaleza” y continuaron hasta la noche.

El estallido de protestas masivas que han involucrado al menos a 100.000 personas por ahora se desencadenaron tras la publicación la semana pasada de cientos de páginas de conversaciones en línea entre Rosselló y altos oficiales en la Administración alineada con el Partido Demócrata que se remontan hasta fines de 2018. Los mensajes expusieron su odio hacia la clase obrera y la indiferencia hacia el sufrimiento prolongado de millones en la isla casi dos años después del huracán María.

Dicha tormenta y la falta de cualquier respuesta seria del Gobierno de Trump así como de la Administración del Estado Libre Asociado de Puerto Rico causaron 5.000 muertes, principalmente como resultado de la falta de electricidad, agua potable y viviendas apropiadas. La tormenta agravó una crisis social generalizada y prolongada en Puerto Rico que se derivó del cierre de industrias, recortes sociales y la evisceración de la excolonia estadounidense por parte de los bancos y fondos de inversión estadounidenses. El Gobierno de Obama creó la Junta de Supervisión Fiscal para servir como un instrumento para garantizar el repago de las deudas de la isla a Wall Street imponiendo medidas de austeridad brutales.

La ira popular se intensificó aún más por la exposición de la corrupción extensa dentro del Gobierno de Rosselló. Las recientes revelaciones forzaron a la secretaria de educación, Julia Keleher, y a la directora de salud pública, Ángela Ávila, a renunciar. Ambas fueron acusadas de desviar un total de $15,5 millones en fondos federales a contratistas con vínculos políticos. Keleher es particularmente odiada por explotar el huracán como una oportunidad para cerrar innumerables escuelas, despedir a miles de educadores y privatizar el sistema de educación. Actualmente está libre bajo fianza mientras espera su juicio.

Un total de seis funcionarios gubernamentales y cabildos se han visto obligados a renunciar como resultado de las revelaciones de corrupción.

La marcha y el mitin el viernes fueron organizados por una coalición de sindicatos que incluye UTIER, el sindicato de la empresa estatal eléctrica. Se les unieron profesores universitarios, docentes y trabajadores educativos que no dan lecciones, estibadores, oficinistas y profesionales. Hay más manifestaciones planeadas para el fin de semana y el lunes.

Los sindicatos, los cuales están asociados con el Partido Demócrata, están buscando contener un movimiento explosivo que amenaza con derrocar el Gobierno de Rosselló y alimentar el descontento social en EUA continental.

Los maestros cargaron carteles denunciando los ataques a las pensiones y despidos de docentes por parte de la Administración de Rosselló. Muchos manifestantes son educadores despedidos.

Varios protestantes entrevistados por la red noticiera Televisa indicaron que marcharon cada día desde el comienzo de las protestas. Alex Manuel López, un empresario pequeño, dijo, “No tenemos el lujo de trabajar para ellos para que nos roben lo que ganamos. Estamos hartos y cansados. Estaremos aquí el tiempo que sea necesario”.

También fue entrevistada la cantante ILE, quien colaboró con los raperos Bad Bunny y Residente para producir la canción de rap, “Afilando los cuchillos” en oposición a Rosselló y su Gobierno. ILE llamó a músicos y artistas a unirse a la lucha.

Las marchas en San Juan y otras ciudades se intensificaron durante la semana, incluyendo una protesta particularmente grande el lunes y otra el miércoles. En esos días, la policía atacó a manifestantes con balas de goma, gases lacrimógenos, spray pimienta y el arresto de varias personas.

En solidaridad con las protestas puertorriqueñas, hubo manifestaciones en todo EUA. Por ahora ha habido manifestaciones en Miami, Nueva York, Denver, Chicago, San Francisco y Oakland, California. A nivel global, hubo protestas en Viena, Madrid y Barcelona.

Las protestas fueron desatadas por la publicación de 889 páginas de conversaciones políticas entre el gobernador y sus amigos, utilizando la aplicación Telegram. El documento fue filtrado anónimamente al Centro de Periodismo Investigativo de San Juan, el cual los hizo públicos.

En la sala de chat estaban Luis Rivera Marín, el secretario de Estado de Rosselló, Christian Sobrino, un asesor económico, Carlos Bermúdez y Edwin Miranda, asesores de comunicaciones, el secretario del Interior, Ricardo Llerandi, el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira y Elias Sánchez, un exrepresentante en la Junta de Control Fiscal.

Las conversaciones aplaudieron actos de persecución política contra la prensa y bromas sobre la situación en que muchas víctimas del huracán María siguen sufriendo. Muchas de las comunicaciones involucraron un idioma vulgar misógino y homofóbico. Rosselló dijo sobre la alcaldesa de San Juan, Yulín Cruz, una crítica alineada que necesita dejar “de tomar sus medicamentos” y “es eso o es tremenda HP”. Se empleó un lenguaje similarmente vulgar, antigay y burlesco contra otras figuras políticas, tanto hombres como mujeres.

Las conversaciones también contenían información confidencial gubernamental recibida por el lobista Elías Sánchez Sifonte, un compinche cercano del gobernador. Es un exdirector de la campaña de Rosselló y representante de la Junta de Supervisión Fiscal. Se sospecha que Sánchez es cómplice en el encauzamiento de millones de fondos federales para contratistas bien conectados por medio de la empresa de su esposa, CDO Management.

El presidente Donald Trump defendió a Rosselló el jueves por la mañana, tuiteando “el gobernador está sitiado… y Estados Unidos desperdició $92 mil millones en ayuda por el huracán, gran parte de la cual fue derrochada y desperdiciada, no volvió a ser vista”. La cifra de asistencia de desastres es una ficción. De los $42 mil millones asignados para Puerto Rico, menos de $14 mil millones fueron gastados.

Los llamados demócratas “progresistas” como Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez se rehusaron a adoptar la demanda de los manifestantes de hacer que Rosselló renuncie. Ocasio-Cortez, cuya madre nació en Puerto Rico, dijo, “He estado pensando sobre esto, pero creo absolutamente que sus declaraciones son inaceptables y ciertamente socavarán la fe en su Administración”.

Sanders se presentó como simpatizante de las manifestaciones, mientras presentó la demanda de las protestas meramente como “rendir cuentas y poner fin a la corrupción”.

Helena, una profesora retirada de la Universidad de Puerto Rico en Humacao, una ciudad de 58.000 personas en el este de la isla, le dijo al World Socialist Web Site:

“La gente sufrió mucho durante y después del huracán María. Sabían que algo estaba pasando en el Gobierno porque no les llegaba nada de ayuda. Incluso, hoy día, hace casi dos años, hay 20.000 hogares en la isla sin techos apropiados, donde las personas viven bajo carpas. Todavía hay personas sin electricidad.

“En mi pueblo, la gente sufrió por más de nueve meses sin electricidad. Tenemos a muchas personas de mayor edad, quienes dependen de tanques de oxígeno que necesitan ser recargados y otros servicios que no podían entregarse. Organizamos una protesta el 30 de abril de 2018 y nos atacó la policía antimotines, a pesar de que fue pacífica y la mayoría de las personas en la manifestación eran de mayor edad y estaban enfermas.

“Muchas personas en nuestro barrio murieron innecesariamente porque carecen de los servicios críticos. Había filas para comidas, filas para retirar dinero del banco. Fue muy doloroso.

“Cuando las 900 páginas de los mensajes salieron, el pueblo explotó. Estas personas estaban sentadas en cuartos con aire acondicionado y la están pasando bien. Se burlaban de la gente que estaba sufriendo.

“Se han realizado manifestaciones grandes en la casa del gobernador el Viejo San Juan, conocido como ‘La Fortaleza’. Pero también ha habido entre 15 o 20 manifestaciones fuera de San Juan. El miércoles pasado, tuvimos una protesta aquí en Humacao.

“El primer punto de las protestas es la declaración de que la gente no reconoce a Rosselló como gobernador. Estamos exigiendo que deje la ‘fortaleza’ y renuncie. La segunda demanda es que la Junta de Supervisión Fiscal deje la isla y se desmantele”.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 20 de julio de 2019)