“El costo de vida aumenta constantemente mientras que la posibilidad de vivir disminuye”

Los trabajadores automotores votan abrumadoramente por la huelga en las plantas de Ford, GM y Chrysler

por Jerry White
29 agosto 2019

Los trabajadores automotores en la planta de ensamblaje Warren Truck de Fiat Chrysler en los suburbios de Detroit entraron y salieron rápidamente de la sala sindical local de United Auto Workers (UAW) el martes, emitiendo papeletas para autorizar a la UAW a convocar una huelga cuando su acuerdo laboral de cuatro años expira a la medianoche del sábado, septiembre 14.

Cuando se les preguntó por qué estaban votando para la huelga, gritaron comentarios a los periodistas del WSWS como "Nos deben" y "Ya no vamos a trabajar para BS [boludeces]".

Muchos de los que se detuvieron para tomar copias del Boletín de Trabajadores Automotores de WSWS explicaron que los trabajadores automotores han sufrido más de una década de congelamiento en los salarios reales y otras concesiones, mientras que Fiat Chrysler, General Motors y Ford han obtenido ganancias récord.

Mientras votan para autorizar una huelga, los trabajadores no confían en el UAW, que ha estado en connivencia con la administración durante décadas y ha aceptado millones en sobornos por firmar contratos a favor de la empresa.

Trabajadores de Warren Truck votando

Los resultados de la votación hasta ahora en varias fábricas grandes muestran un apoyo casi unánime para la huelga. Estos incluyen la Asamblea Sterling Heights de Fiat-Chrysler (96 por ciento a favor), Trenton Engine (91 por ciento) y la Asamblea Belvidere (94 por ciento); Spring Hill, Tennessee, planta de ensamblaje de GM (99 por ciento), tren motriz Tonawanda (98 por ciento), Asamblea Detroit-Hamtramck (96 por ciento) y Asamblea de Orión (91 por ciento); y el motor Cleveland de Ford (93 por ciento).

La votación continúa hoy en varias fábricas grandes, incluidas las plantas de Ford en Louisville, que emplean a 12,000 trabajadores. Se espera que los totales de votos se publiquen al final de la semana.

Las líneas de batalla ya están claras. Los trabajadores están decididos a recuperar años de concesiones respaldadas por el UAW. Las compañías quieren imponer fuertes aumentos en los copagos y deducibles médicos, ampliar el número de trabajadores temporales y contratados con salarios bajos y tener la mano libre para continuar con el cierre de plantas y los despidos masivos.

Con signos de otra desaceleración global, las compañías automotrices están participando en una reestructuración global para reducir los costos laborales y posicionarse para dominar las nuevas tecnologías eléctricas, de viajes compartidos y autónomas.

Un joven trabajador que llevaba dos años en la planta le dijo al Boletín de WSWS: “Vi que los trabajadores de AT&T se declararon en huelga. Lo mismo hicieron los trabajadores de autopartes de Faurecia. Cuanta más gente, mejor. Luchemos también", dijo, refiriéndose a los 158,000 trabajadores automotores de GM, Ford y FCA. "Este sistema de dos niveles no tiene que continuar, y todas las personas nuevas deben ser tratadas por igual".

El martes, Communication Workers of America (CWA) indicó que enviaría a los trabajadores en huelga de AT&T de regreso al trabajo esta mañana. Entre las principales consideraciones del sindicato se encuentra el temor de que una lucha larga y decidida por parte de los trabajadores de telecomunicaciones aliente a los trabajadores automotores a luchar contra la conspiración de los sindicatos corporativos.

Señalando la exposición del escándalo masivo de sobornos, el trabajador agregó: "No me gusta la corrupción. ¿Cómo se supone que deben negociar por nosotros cuando aceptan sobornos?

Linda, una joven trabajadora temporal a tiempo parcial, dijo: “Las compañías están ganando miles y miles de millones. ¿Por qué no pueden pagarnos un salario decente? Fiat Chrysler tiene suficiente dinero para contratar a 4,900 nuevos trabajadores en Detroit, por lo que tienen suficiente dinero para trasladarnos a empleos de tiempo completo”.

El contrato es "todo sobre dinero", dijo otro trabajador, "pero no les importan los trabajadores que vienen todos los días y se rompen el trasero".

Entre la minoría que votó en contra de autorizar a la UAW a convocar una huelga, hubo muchos trabajadores que lo hicieron porque no confían en nada de lo que hace el UAW. El UAW no ha indicado por qué supuestamente estaría luchando y no ha lanzado demandas. Esto se debe a que no tiene ninguna, aparte de tratar de encontrar alguna manera de obligar a los trabajadores a aceptar las concesiones exigidas por las empresas.

"Nos dicen que votemos por unanimidad por una huelga, pero no han dicho una palabra sobre por qué estaríamos en huelga", dijo un trabajador. "No se comunican con los trabajadores a menos que sea algo que la gerencia quiera. Si quieren que hagamos horas extras obligatorias, créanme, el UAW tendrá folletos pegados en toda la fábrica.

“Después de que me contrataron, me tomó de tres a cuatro años obtener un seguro dental y de visión básico. Dicen que quieren que construyas un auto seguro, pero no les importa si puedes ver cómo construir el producto.

Señalando que los trabajadores de su planta no pueden pagar las camionetas Dodge Ram que construyen, dijo: "El costo de vida aumenta constantemente mientras que la posibilidad de vivir disminuye".

Ricky, un veterano trabajador con 23 años en la planta, dijo: “Sabíamos que el UAW nos estaba vendiendo, pero no sabíamos en ese momento cuánto pagaba la compañía para comprar los principales negociadores de la UAW-Chrysler General Holiefield y Norwood Jewell. El UAW pretende estar peleando con la compañía cuando están en la cama con ella. Es lo mismo con los demócratas y los republicanos, se pelean entre sí, pero se unen para jodernos.

"[El ex ceo de la FCA] Sergio Marchionne vino aquí y dijo que los trabajadores estadounidenses están ganando demasiado dinero", dijo Ricky.

Ricky

Este reportero señaló que FCA había cerrado una planta en Sicilia, Italia, y estaba colocando trabajadores en su fábrica insignia en Turín en semanas cortas de trabajo, incluso mientras se expandía en Detroit porque la mano de obra era más barata. El trabajador dijo: “La gente necesita entender eso. Pero el UAW no se lo dirá, y las corporaciones controlan las noticias ".

Ricky dijo que se enteró de las huelgas a principios de este año de los trabajadores de las maquiladoras mexicanas en el Boletín de WSWS, y que estuvo de acuerdo con la lucha para unificar a los trabajadores del automóvil a nivel internacional contra el asalto global contra el empleo y el nivel de vida.

“Los jóvenes trabajadores quieren una vida mejor. Es por lo que todos vinimos a trabajar aquí. Ahora la generación joven también tendrá que pelea”, concluyó.

Entre los trabajadores existe un amplio apoyo a la convocatoria del Boletín para crear comités de fábrica de base para que el UAW sobornada no controle la lucha del contrato.

Las compañías automotrices y el UAW ya han redactado los contratos, y las "negociaciones" en curso son solo discusiones sobre la mejor manera de superar a una fuerza laboral que está decidida a luchar por mejoras sustanciales.

Es por eso que los trabajadores deben rechazar el comité de negociación del UAW y establecer comités de fábrica de base, compuestos por los trabajadores más militantes y confiables, para luchar por una serie de demandas no negociables, que incluyen detener todos los cierres de plantas y volver a contratar a todos los empleados establecidos, trabajadores despedidos y victimizados, un aumento salarial del 40 por ciento, la abolición del sistema de dos niveles y la conversión de todos los trabajadores temporales y contratados en trabajadores a tiempo completo.

Para oponerse a todos los acuerdos de trastienda, estos comités deben exigir que todas las conversaciones se transmitan en vivo.

Para luchar por estas demandas, los trabajadores automotores deben prepararse para lanzar una huelga en todo el país para cerrar la industria automotriz y de autopartes y comunicarse con sus hermanos y hermanas de clase en México, Canadá y en todo el mundo para lanzar huelgas transfronterizas, unificadas y coordenadas.

Los trabajadores automotores deberían unirse con los trabajadores de AT&T, los maestros, los trabajadores de Amazon y cualquier otra sección de la clase trabajadora para llevar a cabo una ofensiva industrial y política contra la élite corporativa y financiera y los dos grandes partidos empresariales que gobiernan.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 28 de agosto de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.