Huelga llega a cuarta semana y sindicato UAW dice que negociaciones con GM “han empeorado”

por Jerry White
8 octubre 2019

Después de varios días de informar que estaba logrando "un buen progreso" en las negociaciones con General Motors, el sindicato United Auto Workers de repente declaró el domingo por la mañana que "las negociaciones han empeorado".

La declaración del vicepresidente del UAW, Terry Dittes, se produce cuando la huelga de 48.000 trabajadores de GM entra en su cuarta semana.

En una carta dirigida a los trabajadores automotores, Dittes, quien dirige el departamento del UAW para GM, dijo que el comité de negociación y el Personal Internacional del UAW le habían entregado a la compañía un “extenso paquete de propuestas" el sábado por la noche, que abordaba "salarios, bonos de firma, seguridad laboral, pensiones, oficios del personal calificado, participación en los beneficios, derechos de transferencia".

Huelguistas en GM Toledo Powertrain

Dittes escribió que la respuesta de GM el domingo por la mañana "no abordó nuestro extenso paquete" y "volvió a su última propuesta rechazada e hizo pocos cambios". Continuó diciendo que la propuesta de la compañía "no hizo nada para proporcionar seguridad laboral durante el término del Acuerdo” ni otras inquietudes.

Al declarar que la UAW "no puede estar más decepcionada", Dittes escribió que la UAW "continuará negociando en nombre de usted, sus familias y todos los trabajadores en nuestro país".

En un correo electrónico a Scott Sandefur, vicepresidente de relaciones laborales de GM en Norteamérica, Dittes se estaba arrastrando aún más hacia la empresa, quejándose de que los negociadores de GM "ni siquiera tuvieron una cortesía profesional para explicar por qué no pudieron aceptar o por qué rechazaron nuestro paquete propuesto", y dice que "la ley y la decencia básica requieren por lo menos eso".

Si bien el UAW afirmó que GM "volvió a su última propuesta rechazada", de hecho, la compañía nunca ha cedido en sus demanda de ahorrarse $500 mil millones de costos laborales al año. Solo le queda al UAW decidir cómo empaquetar y vender las concesiones a los trabajadores.

Las únicas leyes que respeta GM son las leyes del sistema de ganancias capitalistas y las demandas de sus financistas de Wall Street. Los poderosos intereses financieros detrás de GM han dejado en claro que la compañía debe absorber las pérdidas a corto plazo de una huelga, incluso si es prolongada, para lograr grandes ahorros de costos y alcanzar sus objetivos estratégicos.

Esto significa derrotar la huelga, destruir los beneficios de atención médica de los trabajadores y triplicar el porcentaje de trabajadores temporales para que GM pueda tener el tipo de "fuerza laboral flexible" necesaria para la contienda altamente competitiva por dominar los mercados de vehículos eléctricos y sin conductor del futuro.

La respuesta de GM es una prueba más de que el UAW no tiene una estrategia para ganar la huelga. Tiene una estrategia para derrotarla.

Los trabajadores automotores deben quitarle la conducción de la lucha de las manos del corrupto UAW. Esto requiere la organización de comités de huelga y fábrica de las propias bases, independientes del UAW y comprometidos a luchar por las demandas que los trabajadores y sus familias necesitan, no por las ganancias de las corporaciones gigantes y Wall Street.

El aislamiento de la huelga de GM debe superarse y la lucha debe intensificarse. Esto significa sacar a los más de 100.000 trabajadores de Ford y Fiat Chrysler a huelga para frenar toda la industria de producción de automóviles. Las compañías automotrices y sus inversores confían en el UAW para que mantenga la lucha contenida a GM.

Para que los trabajadores puedan librar una lucha real, los beneficios de huelga deben triplicarse a $750 por semana.

Los trabajadores no solo están luchando contra las compañías automotrices, sino también contra los poderosos intereses financieros detrás de ellas, que están decididos a reducir a todos los trabajadores a la condición de trabajadores casualizados y mal pagados. La huelga de los trabajadores de GM debe transformarse en una poderosa contraofensiva de la clase trabajadora en EUA e internacionalmente contra la desigualdad social y los ataques interminables a los empleos y los niveles de vida de los trabajadores de todo el mundo.

Si bien el UAW dice que las negociaciones están empeorando, no se puede creer nada de lo que dice Solidarity House. Los funcionarios del UAW podrían revertirse rápidamente y anunciar que se ha alcanzado un acuerdo tentativo.

Se necesitan comités de base para oponerse a cualquier intento apurado para enviarlos de vuelta al trabajo sin un voto de ratificación, para exigir que se haga público el contrato completo y que los trabajadores tengan suficiente tiempo para estudiarlo y discutirlo antes de una votación. Los comités de base exigirán presidir el proceso de ratificación para evitar fraudes y relleno de boletas.

El Wall Street Journal informó que el UAW ya ha hecho tratos sobre los beneficios médicos y los trabajadores temporales. Esto último involucra la conversión a puestos de tiempo completo solo después de tres años consecutivos de servicio. Supuestamente, el UAW está buscando un aumento en las pensiones y el beneficio de jubilación 401 (k) para los trabajadores, quienes no han tenido un ajuste al costo de vida desde 2007, y un aumento de salario o bonificación por encima del dos por ciento anual ofrecido por GM.

El UAW ha estado rogándole a GM que proporcione una hoja de parra para ayudarlo a vender el trato a los trabajadores en huelga y luego a los trabajadores de Ford y Fiat Chrysler. Los analistas ya han advertido que los trabajadores podrían rechazar, en principio, cualquier acuerdo presentado por el UAW, cuyos altos funcionarios y negociadores aceptaron sobornos de las empresas y malversaron los fondos sindicales.

En comentarios sobre la intransigencia de GM, Colin Lightbody, un exnegociador laboral de Fiat Chrysler, dijo al Detroit News: “Creo que el UAW hizo algún movimiento sobre estos dos temas [trabajadores temporales y beneficios médicos] y puede esperar que GM suba la apuesta económica de manera significativa para justificar esta huelga de tres semanas para sus miembros", dijo Lightbody. "GM puede no estar dispuesto a corresponder en la medida que el sindicato espera".

Las acciones del UAW son el resultado inevitable de décadas de colusión con la gerencia, el nacionalismo económico y la defensa del sistema capitalista.

El UAW no se opone a los profundos recortes en los beneficios médicos. Ha sido el principal defensor de tales recortes para impulsar la competitividad de las empresas estadounidenses. No se opone a la extensión del trabajo temporal; ya ha acordado innumerables acuerdos locales en Brownstown, Orion y otras plantas que amplían el uso de trabajadores temporales y trabajadores por contrato en las fábricas. Mientras estos trabajadores paguen cuotas, el UAW impondrá las formas más brutales de explotación.

Este es el marco para el supuesto "rescate" de la planta de Detroit-Hamtramck, cuyo cierre está programado para enero, y la propuesta de GM de construir una planta de baterías eléctricas conjunta con otra empresa cerca de la planta ahora cerrada de Lordstown, Ohio.

La huelga de los trabajadores de GM en EUA, las huelgas de los trabajadores coreanos de GM y la postura heroica de los trabajadores de GM en Silao, México, que han sido víctimas por negarse a aceptar tiempos extra durante la huelga de los EUA muestran los esfuerzos de los trabajadores por unir sus luchas a nivel internacional. Esta lucha debe guiarse por una estrategia socialista internacional, que incluya la transformación de la industria automotriz global en una empresa pública, controlada democráticamente y de propiedad colectiva de la clase trabajadora internacional.

(Publicado originalmente en inglés el 7 de octubre de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.