Alemania: el parlamento estudiantil de la Universidad de Humboldt apoya una demanda contra el profesor de extrema derecha Baberowski

por Christoph Vandreier
29 octubre 2019

El 17 de octubre, el parlamento estudiantil de la Universidad de Humboldt votó por unanimidad a favor de una resolución que respalda la queja de dos representantes estudiantiles en el Senado Académico contra el profesor radical de derecha Jörg Baberowski. En su página de Facebook, Baberowski había insultado a Bafta Sarbo y Juliane Ziegler por ser "increíblemente estúpidos" y "fanáticos extremistas de izquierda" porque habían criticado su plan para que la universidad establezca un Centro para la Investigación de la Dictadura.

El parlamento estudiantil (StuPa) no solo apoya a los estudiantes, sino que también pide al Presidium de la universidad que "inicie medidas contra la mala conducta del profesor Baberowski". La resolución continúa: "Baberowski ha atraído repetidamente la atención en el pasado a través de sus declaraciones de extrema derecha. Para cumplir con su responsabilidad histórica, la Universidad de Humboldt no debe rehuir distanciarse claramente de las posiciones e individuos extremistas de derecha".

El Presidium debería revisar las declaraciones de solidaridad anteriores con Baberowski y examinar "hasta qué punto la personalidad de Baberowski sigue siendo aceptable para la universidad".

La resolución del StuPa y la queja en sí son pasos importantes para defender la libertad de expresión de los estudiantes frente a una ofensiva de las fuerzas radicales de derecha en el medio académico. En los últimos meses, los representantes estudiantiles han sido sometidos a una presión masiva en varios niveles porque se han opuesto al contenido de enseñanza radical de la derecha y a la transformación de su universidad en una incubadora de cuadros de la derecha. Con su queja, los estudiantes se defienden contra esto y defienden el derecho de los estudiantes a criticar a sus profesores.

Baberowski es el académico de derecha radical más conocido en Alemania. En febrero de 2014, defendió al apologista nazi Ernst Nolte en el semanario Der Spiegel, y agregó: "Hitler no era un psicópata, no era vicioso". Pero su actividad política no se limita a esta flagrante falsificación de la historia. Con Baberowski, su "Obra académica y declaraciones sobre política diaria" se unen "en una amalgama de crítica extremista de derecha que está impregnada de revisionismo histórico y motivos nacionalistas", como lo expresó el profesor de derecho de Bremen Andreas Fischer-Lescano hace dos años en una contribución al Frankfurter Rundschau .

En 2015, Baberowski declaró que la creciente violencia contra los refugiados era "bastante inofensiva en vista de los problemas que tenemos en Alemania con la inmigración". Ese mismo año inició una red clandestina de ideólogos de nueva derecha que se reúne al menos dos veces al año en Berlín. El "Salón Baberowski", como lo llaman los periodistas de Die Zeit , Christian Fuchs y Paul Middelhoff, en su éxito de ventas Das Netzwerk der Neuen Rechte (La Red de la Nueva Derecha), reúne todos los que gozan de rango y renombre.

Baberowski atacó verbalmente a Sarbo y Ziegler después de que los dos estudiantes explicaran en una transmisión en Deutschlandfunk por qué habían hablado en el Senado Académico contra la creación de un Centro para la Investigación de la Dictadura bajo el liderazgo de Baberowski.

Sarbo explicó que era en parte sobre el propio Baberowski, "que ya había llamado la atención en el pasado a través de declaraciones políticas muy concretas, por ejemplo, a través de declaraciones que llamaríamos hostiles a los refugiados. Y en este contexto, simplemente no vemos que un instituto que tiene una forma política decisiva por el Sr. Baberowski sea compatible con los principios que esta universidad ha formulado para sí misma, es decir, antidiscriminación y diversidad”.

Su colega, Ziegler, agregó que la libertad académica estaba más amenazada por las posiciones racistas y de derecha que por el rechazo de un centro que no se distancia claramente de los movimientos populistas de derecha.

De hecho, el centro de investigación apuntaba a la justificación pseudo-académica de la dictadura y no a la investigación científica. En la propuesta para el proyecto, las dictaduras se describieron como alternativas legítimas e incluso populares a las formas democráticas de gobierno, que deberían investigarse "sin valor". Por esta razón, el parlamento estudiantil ya se había pronunciado abrumadoramente contra el centro. Después de que los expertos también hicieron evaluaciones negativas, la facultad de derecho retiró su apoyo al proyecto, haciendo que la propuesta en el Senado Académico sea irrelevante.

Después de esto, Baberowski declaró en Facebook que la universidad "había tenido que inclinarse ante la presión de los fanáticos extremistas de izquierda" e insultó a Ziegler y Sarbo por ser "estudiantes increíblemente estúpidos llamando a cosas increíblemente estúpidas sobre 'diversidad' y 'refugiados' en el micrófono”. Su objetivo no era solo intimidar a los representantes estudiantiles, sino también movilizar a sus partidarios radicales de derecha contra ellos.

Sarbo informa de numerosos mensajes racistas y amenazantes que recibió después de la publicación de Baberowski. "Los partidarios de Baberowski han confirmado rápidamente nuestras críticas en línea a través de insultos racistas, amenazas y entradas dudosas en sitios web de derecha", explica Juliane Ziegler. La RefRat (Unión de Estudiantes) incluso recibió un paquete de excrementos.

Esta no es la primera vez que Baberowski moviliza a sus seguidores extremistas de derecha para intimidar a los opositores políticos. En noviembre del año pasado, agitó la presentación en la Universidad de Humboldt del libro Why Are They Back?, que trata sobre el surgimiento de la extrema derecha en la Alemania contemporánea. Describió a los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIIS), que organizó el evento, como un grupo "criminal, violento y malicioso", que consiste en parte de "psicópatas". Como resultado de esta agitación, dos docenas de extremistas de derecha, incluidos representantes de alto rango del movimiento juvenil de extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD), trataron de interrumpir el evento.

Baberowski había descrito previamente al JEIIS y sus miembros como "inmundos" y "repugnantes". Además, ha exigido reiteradamente que los miembros del IYSSE, incluidos los que se sientan en el parlamento estudiantil, sean expulsados de la universidad y sean expulsados de sus instalaciones.

Baberowski también ha atacado a colegas que se oponen a la ideología de derecha. Cuando cinco profesores y empleados de la Universidad de Humboldt se opusieron a la "Declaración de 2018" contra los refugiados, que se inició en el Salón de Baberowski, Baberowski los llamó "informantes" y los amenazó: "Los humillados y los excluidos recordarán quién los ridiculizó".

Con respecto a Sarbo y Ziegler, Baberowski se mantuvo fiel a sus insultos cuando se le preguntó, diciéndole al Tagesspiegel que los estudiantes no solo podían ser descritos como estúpidos y fanáticos, sino que deberían ser calificados como tales. Como evidencia, citó un retuit de Sabro, que, en sus propias palabras, fue "una reacción polémica explícitamente humorística a un artículo racista en el Bildzeitung " y no tuvo nada que ver con los argumentos sobre Baberowski o su centro de investigación.

El profesor radical de derecha puede comportarse de manera tan agresiva solo porque goza del apoyo del liderazgo universitario, el Gobierno de la gran coalición de los demócratas cristianos (Unión Demócrata Cristiana, CDU / Unión Social Cristiana, CSU) y los socialdemócratas (SPD), así como del Senado en Berlín controlado por el SPD, el partido La Izquierda y Los Verdes. Después de que Baberowski intentó demandar a sus críticos varias veces, sin éxito, movilizó a sus partidarios de derecha contra ellos e insultó a estudiantes en su propio departamento, la administración de la universidad se solidarizó con él y declaró que los "ataques de los medios" contra Baberowski eran "inaceptables".

Anteriormente, la presidenta de la Universidad de Humboldt intentó otras formas de presionar a RefRat. A solicitud del grupo parlamentario de AfD en la Cámara de Representantes de Berlín, por ejemplo, demandó a RefRat, buscando la divulgación pública de los nombres de todos los estudiantes que participaron en ella durante los últimos 10 años. Este caso legal fue ordenado por el Senado de Berlín.

La ministra federal de Educación, Anja Karliczek (CDU), también defendió la libertad de expresión del "Profesor Münkler y el Profesor Baberowski de Berlín", de quienes se decía que eran víctimas de "hostilidad".

Al mismo tiempo, existe una creciente resistencia a la transformación derechista de las universidades. El parlamento estudiantil de la Universidad de Humboldt, los sindicatos de estudiantes de la Universidad Libre de Berlín, las universidades de Potsdam y Bremen y muchos otros organismos estudiantiles representativos ya han mostrado solidaridad con la RefRat de Humboldt. Los profesores de Humboldt, como el profesor Dr. Jule Specht, también han criticado el "comportamiento verbalmente agresivo" de Baberowski.

En un artículo que trata sobre Baberowski y sus amenazas contra los disidentes, el profesor Andreas Fischer-Lescano advirtió recientemente contra la "mueca fea de la erudición de derecha, que nos amenaza, en el sentido más verdadero de la palabra, si no nos oponemos resueltamente a la retórica de derechas en las universidades”. Una democracia robusta en las universidades debe significar "que no permitamos que los profesores autoritarios impongan sus ideas autoritarias de críticas tabú con el pretexto de defender la libertad académica", dijo el profesor.

Esto subraya la importancia de que los estudiantes se defiendan de los insultos y amenazas de Baberowski. La queja legal es un paso importante, pero debe combinarse con la movilización de una amplia oposición contra el giro hacia la derecha y la transformación de las universidades en incubadoras para las fuerzas de derecha.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 25 de octubre de 2019)