El presidente Trump expande la prohibición de viajar contra los musulmanes a trece países

por Kevin Reed
3 febrero 2020

El viernes, presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que impone restricciones de viaje en seis países adicionales con grandes poblaciones musulmanas, lo que eleva el número total de naciones bajo la prohibición de viajes de Estados Unidos a trece.

Se suspenden las visas de inmigrante para Nigeria, Myanmar, Eritrea y Kirguistán, y se impedirá que las personas de Sudán y Tanzania ingresen al programa de visas de diversidad de los Estados Unidos que proporciona tarjetas verdes a inmigrantes. Según el Departamento de Seguridad Nacional, la prohibición no se aplicará a los viajeros no inmigrantes, como estudiantes, turistas o personas que visitan los Estados Unidos por negocios.

Trump en rueda de prensa con el presidente finlandés, Sauli Niinisto, en la Casa Blanca, Washington, Octubre [Crédito AP Photo/Carolyn Kaster]

Trump firmó la nueva orden casi exactamente tres años después en que promulgó la prohibición de viaje musulmán original, una semana después de asumir su cargo. La nueva regla entrará en vigencia el 22 de febrero y agrega los seis países a la lista actual de Irán, Libia, Somalia, Siria, Irak, Irán, Yemen, Venezuela y Corea del Norte. La orden ejecutiva inicial de prohibición de viajes musulmana entró en vigencia el 1 de febrero del 2017.

La decisión actual está transparentemente motivada por consideraciones políticas internas, ya que el presidente Trump busca impulsar el nacionalismo de extrema derecha como parte de su estrategia de reelección para 2020. Dando el paso en los últimos días del juicio de destitución en el Senado y antes de su discurso sobre el estado de la Unión el martes, Trump está alentando abiertamente el odio antiinmigrante y antimusulmán desde su base política fascista.

En respuesta a la proclamación, Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), dijo: "Trump está duplicando su política antimusulmana y está usando la prohibición como manera de poner, aún más, sus prejuicios en la práctica al excluir más comunidades de color".

La incorporación de Nigeria, Eritrea, Sudán y Tanzania, todos países con grandes poblaciones musulmanas, eleva el número de países africanos en la prohibición de viajar a siete, la mayor de cualquier continente. La expansión de los países africanos en la lista sigue las referencias vulgares anteriores de Trump a "países de mierda" en el continente y los inmigrantes nigerianos que vienen a los Estados Unidos que nunca "volverán a sus chozas".

En un esfuerzo por desviar la atención de lo obvio, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grishan, dijo: “Las declaraciones de seguridad y viajes del presidente Trump han mejorado enormemente nuestra seguridad nacional, han elevado sustancialmente el estándar global para el intercambio de información y han fortalecido drásticamente la integridad del sistema de inmigración de los Estados Unidos", y agregó: "Las órdenes han sido un éxito tremendo y vital".

Según el New York Times, es probable que las restricciones ampliadas bloqueen a 12,300 inmigrantes durante el próximo año, "de reubicarse, encontrar trabajo o reunirse con sus familias en los Estados Unidos". Nigeria, la economía más grande y la población más grande, 200 millones de personas, en el continente africano, será el más afectado con casi 8,000 visas de inmigrantes emitidas el año pasado.

La Casa Blanca afirmó que Nigeria tenía un "entorno de riesgo y amenaza elevado en el país". El Ministro de Información y Cultura del país, Lai Mohammed, dijo al Times que nadie en su país había sido notificado de que estaban siendo incluidos en la nueva lista. Aunque Nigeria se ha asociado con el ejército estadounidense como parte de la coalición que lucha contra las milicias islamistas, Mohammed dijo, "Sería un doble peligro: el país ha comprometido muchos recursos para combatir el terrorismo".

En una expresión de acoso imperialista contra los otros cinco países, la Casa Blanca dijo que cada país no había cumplido con el requisito de la administración de compartir información relacionada con datos sobre terrorismo, que no habían actualizado sus sistemas de pasaportes o tenían problemas con los métodos internacionales de denuncia criminal.

En el caso de Myanmar, también conocido como Birmania, donde la violencia sectaria ha obligado a los refugiados musulmanes rohinyás a buscar asilo en el extranjero, la prohibición de viajar cierra un posible camino hacia la seguridad o la reunificación familiar. Krish O'Mara Vignarajah, presidente del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, una agencia de reasentamiento de refugiados, dijo: "Casi 5,000 refugiados birmanos comenzaron a reconstruir sus vidas en Estados Unidos el año pasado, muchos de los cuales buscan reunirse con familia aún en peligro".

Las noticias sobre la expansión de la lista de países prohibidos comenzaron a filtrarse el 11 de enero cuando Associated Press informó que la Casa Blanca estaba considerando "expandir drásticamente su prohibición de viajar muy litigada a otros países en medio de un enfoque renovado del año electoral en la inmigración por parte del presidente Donald Trump, según seis personas familiarizadas con las deliberaciones".

Durante su viaje a Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial la semana pasada, Trump dijo que planeaba agregar "un par de países" a la prohibición cuando todos ya sabían que se estaban agregando seis o siete países.

Los primeros informes sobre el impacto de la prohibición de viajar muestran una vez más que Trump y sus asesores están empeñados en seguir su agenda política xenófoba, sin importar las consecuencias. Un informe en Vox señala, por ejemplo, "Aunque no afecta las visas de estudiantes, también podría desanimar a los estudiantes a venir a los Estados Unidos para sus estudios, ya que es posible que no tengan la opción de permanecer en el país de forma permanente. Casi 13,000 estudiantes nigerianos vinieron a los Estados Unidos el año pasado".

Mientras tanto, en una entrevista con National Public Radio (NPR), David Wilson, presidente de la Universidad Estatal de Morgan (Morgan State University) en Baltimore, Maryland, dijo: “en Morgan, tenemos aproximadamente el 10 por ciento de nuestros casi 8,000 estudiantes más o menos en Morgan que son internacionales, representando a 60 países. Y de ese 10 por ciento, aproximadamente el 20 por ciento de esos estudiantes son de Nigeria".

Cerca de 80,000 solicitudes de visa han estado sujetas a la prohibición de viajar desde el 17 de diciembre, según datos del Departamento de Estado. Se han otorgado excepciones a solo 6,333 inmigrantes y otras 17,798 recibieron exenciones.

(Publicado originalmente en inglés el 1 de febrero de 2020)