En España Podemos aclama el rescate bancario de €750 mil millones de la UE para la crisis del COVID-19

por Alejandro López
29 julio 2020

El principal socio del Gobierno en minoría del Partido Socialista Obrero Español, el partido "populista de izquierda" Podemos, ha apoyado el rescate de la Cumbre de la UE de la semana pasada que les entrega €750 mil millones a los bancos y corporaciones. El paquete impone austeridad en toda Europa, al tiempo que establece los ejes sobre los cuales las potencias imperialistas europeas perseguirán políticas militaristas y económicas contra China y los Estados Unidos.

En Facebook, el dirigente de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, celebró que la burguesía española reciba casi €140 mil millones a lo largo de los próximos seis años del fondo de €750 mil millones. La cantidad asignada es el equivalente del 11,2 por ciento del producto interno bruto del país en 2019, lo que hace de España el segundo mayor receptor tras Italia.

Mientras el COVID-19 se extiende rápidamente debido a las políticas del regreso prematuro al trabajo en España, lo que la hace de nuevo el epicentro en Europa occidental, Iglesias dijo: "Este acuerdo es un buen acuerdo para la Unión Europea (UE) y para España, y es una bocanada de aire fresco para el proyecto europeo". Se hacía eco así del presidente del gobierno Pedro Sánchez, quien declaró después de negociar el acuerdo: "No hay duda de que hoy se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia de la UE".

Continuaba Iglesias refiriéndose a los rescates de la UE a Grecia tras el desplome de 2008: "Todos nos acordamos de la respuesta que dieron las instituciones europeas a la crisis financiera hace 10 años: austeridad, hombres de negro y exigencias de recortes sociales que causaron la asfixia de los países del sur y una seria crisis al proyecto europeo". Añadió, "Por primera vez en la historia de la UE, se propone un paquete de subvenciones financiado con deuda conjunta. Los eurobonos, que no parecían factibles hace unos pocos años, ahora son una realidad y servirán para hacer frente a la crisis de una manera diferente, sin recortes sociales".

Esta es una absoluta mentira política. La burguesía española aclama casi unánimemente el acuerdo porque implica una austeridad salvaje para los trabajadores. No sorprende que Sánchez no haya dicho nada sobre las condiciones a las que se comprometió Madrid para obtener esta financiación europea. Sin embargo, insistió en que "la agenda del Gobierno español se alinea con la de la Comisión Europea".

Al otro día, el parlamento español votó una serie de documentos relativos al rescate que incluían a la UE, la sanidad, la reforma económica y políticas sociales. El congreso los aprobó todos, excepto uno sobre medidas sociales, que incluía políticas sobre el alquiler y el salario mínimo.

El Gobierno del PSOE y Podemos ahora está trabajando sobre unos presupuestos nacionales. Desde 2018, se ha estado apoyando en el presupuesto de austeridad aprobado por el Gobierno anterior del derechista Partido Popular (PP) dos años atrás. Se espera ampliamente que uno de los principales objetivos sean las jubilaciones. El año pasado, el PSOE comprometió a España a recortar las jubilaciones y subir la edad requerida para jubilarse. Otro objetivo es el mercado laboral. La UE, los grandes grupos patronales y el Banco Central de España están demandando recortar salarios y facilitar el despido.

El rescate de la UE que Iglesias llama una "bocanada de aire fresco" es de hecho la implementación del modelo griego en toda Europa para reembolsar los billones de euros que se les dieron a los ricos. Los comentarios de Iglesias son una advertencia urgente para que los trabajadores que se oponen a la austeridad de la UE y a los ataques a la sanidad pública que están socavando la lucha contra la pandemia busquen movilizar a los trabajadores de España y de Europa independientemente de y en contra de Podemos y partidos "populistas de izquierdas" semejantes.

Alemania, Francia y el llamado Grupo de los frugales (Austria, Suecia, Dinamarca y Países Bajos) acordaron distribuir subvenciones y préstamos sin necesitar lo que Iglesias llamó "hombres de negro" —es decir, burócratas de la UE enviados para apoderarse de los ministerios de finanzas de países rescatados como Grecia después de 2008—. Sin embargo, no es que un ataque de bondad se haya adueñado de la UE. Los "populistas de izquierdas" han pasado una década tranquilizando a los bancos diciéndoles que harían en la década de 2020 lo que los "hombres de negro" hicieron en la de 2010.

En enero de 2015, el aliado "populista de izquierda" de Podemos, Syriza (la "Coalición de la izquierda radical"), llegó al poder en Grecia. Aclamada por Podemos y sus aliados políticos de toda Europa, Syriza impuso medidas de austeridad draconianas, implementó políticas antirrefugiados de la UE —incluyendo el uso de campos de concentración y violencia policial— y les vendió armas y bombas a los saudíes para su guerra genocida respaldada por la OTAN contra Yemen. El año pasado, en medio de una abstención masiva, los empobrecidos votantes griegos sacaron a Syriza del poder.

Durante la pandemia, Podemos defendió las políticas de regreso al trabajo y de desconfinamiento. Había sido el principal arquitecto de un gobierno en minoría del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en junio de 2018, y entró en un Gobierno de coalición con el PSOE en enero de 2020. Todos estos gobiernos continuaron las políticas de austeridad de su predecesor, el derechista Partido Popular, mientras inundaban al ejército con miles de millones de euros. La destrucción de la sanidad española es una de las principales causas de la muerte de casi 50.000 personas por COVID-19.

La UE aceptó un gran rescate porque, por ahora, la burguesía europea ha decidido que no necesita "hombres de negro" ya que tiene a los "populistas de izquierdas". A los países rescatados como España todavía les queda enviar a la UE planes detallados sobre cómo se gastarán los fondos. El diario El País reconoció que la UE continuaría la austeridad, diciendo "fuentes en Bruselas dijeron que ‘no tiene sentido volver sobre las reformas que están funcionando’. La Comisión Europea podría frenar iniciativas [que impliquen más gasto público] cuando los planes de España nos lleguen para la revisión periódica".

Iglesias concluyó diciendo que la UE "parece haber aprendido la lección tras la crisis anterior, esta vez no tendremos austeridad, sino un ambicioso plan de incentivo fiscal". Es mentira.

En las últimas tres décadas transcurridas desde la disolución de la Unión Soviética, la UE ha completado su evolución como alianza militar y policial que libra guerras imperialistas en el extranjero y una guerra de clase en casa. Ha respaldado ataques a los derechos democráticos como los juicios espectáculo de los presos políticos nacionalistas catalanes y la violenta represión policial de las protestas de masas del año pasado contra su encarcelamiento. La UE también dejó que la pandemia arrasara Europa, infectando a millones y matando a decenas de miles de personas, mientras sus Estados miembros se negaban a compartir respiradores, mascarillas y otros PPE de los que había una gran necesidad, y cerraban sus fronteras internas.

Ahora, España, bajo el Gobierno del PSOE y Podemos, está dispuesta a alinearse con Berlín y París en su formulación de políticas de austeridad y también la remilitarización de la política exterior de Berlín, lanzada durante el golpe de 2014 en Ucrania respaldado por la OTAN. De manera significativa, en una entrevista con el diario francés Le Monde que repetía muchos de los puntos que hizo en Facebook, Iglesias también aclamó la reciente presidencia de la UE que le toca a Berlín.

Dijo Iglesias, "Merkel representa a una Alemania que dirige a Europa con responsabilidad, de manera diferente a como lo hizo en el pasado. Hasta parece que se portó de manera más responsable que algunos líderes europeos de la familia política socialdemócrata. Francia y también Alemania, así como Italia, desempeñaron papeles clave".

Podemos está celebrando el liderazgo de Berlín de una política exterior agresiva de la UE, que afirma vehementemente los intereses imperialistas europeos y que financia sus operaciones mediante una feroz austeridad a nivel doméstico. Como le dijo a una conferencia en la escuela de verano de El Escorial organizada por Podemos, el acuerdo de la UE "redefinirá el mundo, específicamente el papel de Europa en el mundo y el papel de España en Europa". Celebró la oportunidad de "ser parte del gobierno al que le toca dirigir esta reconstrucción".

(Publicado originalmente en inglés el 28 de julio de 2020)