Facebook anuncia su medida más reciente en la campaña de censura, dar prioridad a las “noticias locales”

por Will Morrow
8 febrero 2018

El director ejecutivo de Facebook Mark Zuckerberg anunció el 29 de enero que la plataforma de las redes sociales dará prioridad a las noticias de “fuentes locales” en el agregador de noticias que se muestra a los usuarios. El anuncio es el tercero en un lanzamiento insidioso de actualizaciones anunciadas por Facebook desde que empezara el año con objeto de censurar la información online.

El 12 de enero, Facebook informó de que empezaría a quitar prioridad a noticias y contenido político —es decir, mostrarlos con menos frecuencia— y en cambio favorecería los “momentos personales”. Una semana más tarde, Zuckerberg anunciaba que de los artículos de noticias que se muestran a los usuarios, el agregador de noticias dará prioridad a aquellos publicados por lo que él llamó fuentes “confiables”, lo que significa que sean medios favorables al establishment tales como el New York Times y el Wall Street Journal .

El post de Zuckerberg que anunciaba el cambio más reciente hacía poco esfuerzo por esconder su motivación política. Serviría para “bajar la temperatura sobre los temas más divisivos y en su lugar focalizarse en temas locales concretos, escribió, para que la población “progrese junta”.

Presumiblemente ello significa más información sobre venta de repostería en las escuelas o acontecimientos deportivos, y menos sobre la administración Trump, la crisis global del capitalismo, y el peligro creciente de una guerra mundial.

Zuckerberg aparentemente lamenta el gran avance tecnológico que creó la “World Wide Web” y posibilitó que gente de todos los continentes se comunicara entre sí rápidamente y sin que censores de corporaciones o del gobierno controlen lo que dicen. Él prefiere la posición del avestruz, con la cabeza metida firmemente bajo la tierra.

El texto del post está lleno del palabrerío orwelliano usado para describir todas las medidas de censura de Facebook. Aislar a los usuarios para que no lean acerca de acontecimientos exteriores a su vecindad inmediata ayudará a “construir comunidad —tanto online como offline—” y asegurará que Facebook “no sea solo divertido sino también bueno para tu bienestar y para la sociedad”.

El multimillonario de Facebook no quiere que la gente tenga acceso a información no filtrada sobre cuestiones tales como la preparación del gobierno de los Estados Unidos para librar una guerra nuclear contra Corea del Norte, Rusia y China, censura gubernamental del Internet y espiar a la población, manifestaciones masivas contra redadas a inmigrantes, violencia policial, incluyendo el hecho de que cinco billonarios (Zuckerberg es uno de ellos) poseen tanta riqueza como la mitad de la población mundial.

Aunque el cambio se aplicará inicialmente a las cuentas de Facebook en Estados Unidos, Zuckerberg declara que el “objetivo es expandirlo a más países este año”. Apuntando a más anuncios sobre la censura que están por venir aún, Zuckerberg concluye con la nota de que él “espera impaciente compartir más actualizaciones pronto”.

Hay más de 2 mil millones de usuarios de Facebook en todo el mundo, la mayor parte de los cuales acceden a las noticias mediante la plataforma de redes sociales. Aproximadamente el 45 por ciento de la población estadounidense, o 145 millones de personas, acceden a las noticias por Facebook —la más alta tasa de número de lectores de cualquiera de las plataformas de redes sociales— según un estudio del Centro de Investigación Pew de noviembre de 2017.

Millones de personas se dirigieron hacia publicaciones de noticias independientes y alternativas mediante las redes sociales precisamente porque brindaban un medio de evitar a los medios del establishment, que se han vuelto identificados popularmente, y de manera correcta, como medios de propaganda favorable al gobierno. Según una encuesta de Investigación Pew de 2016, la confianza de la población estadounidense en los medios había caído hasta el 32 por ciento ese año, el nivel más bajo registrado.

Limitando a los usuarios a las “noticias locales”, los gigantes de las redes sociales persiguen hacer retroceder el reloj a los tiempos en los que la población tenía acceso a las noticias principalmente mediante diarios locales, y podían enterarse de las noticias del mundo solo mediante la prensa corporativa sancionada oficialmente.

El anuncio de Zuckerberg explica que los editores serán promocionados según el número de usuarios que en un “área geográfica estrecha” cliquean en enlaces a sus artículos. Esta manera de hacer aflorar contenido explícitamente degrada sitios web que por su naturaleza están orientados a un público de lectores de todo el país o internacional, tal como el World Socialist Web Site (WSWS), que se dirige a la clase trabajadora mundial.

También impone el monopolio de conglomerados de medios gigantes, que poseen la gran mayoría de las publicaciones más pequeñas y locales. La concentración de la propiedad de los diarios se ha desarrollado enormemente a lo largo de las dos últimas décadas, mediante un proceso continuo de fusiones y adquisiciones. Según newspaperownership.com, un puñado de las principales corporaciones privadas de medios poseía colectivamente 1.449 diarios en 2014, 1.128 más que apenas 10 años antes. Muchos más diarios locales simplemente han cerrado sus puertas.

Este mes, Facebook ha anunciado que iba a poner a prueba una nueva sección de su app para teléfonos móviles llamada “Today in”, que incluirá solo noticias, eventos y anuncios locales. El test se está realizando en solo seis ciudades estadounidenses por el momento. Todos los editores de noticias que salen ahí tienen que recibir antes la aprobación y el visto bueno del equipo Sociedad de Noticias de Facebook.

El más reciente anuncio de Facebook también coincide con el lanzamiento restringido el 26 de enero por parte de Google de una nueva app para smartphones, Bulletin, para promocionar lo que Google llama noticias “hiperlocales”, que define como noticias “sobre tu comunidad, para tu comunidad”.

La aplicación permitirá a los usuarios publicar noticias directamente en la web mediante Google, sin necesidad de crear su propio blog, página web, o utilizar las redes sociales. Lo que esto significará en la práctica es que Google tendrá un control todavía más directo sobre el alojamiento de contenido de noticias independientes no aprobado por los medios sancionados por el Estado y controlados por las corporaciones.

Google ya está implicado en hacer listas negras sistemáticamente de publicaciones de noticias socialistas e izquierdistas, lo que afecta particularmente al WSWS, amañando resultados de su buscador para bloquear enlaces a sitios web especificados. Este cambio fue iniciado por Google en abril de 2017 bajo la bandera de combatir las “noticias falsas” y promocionar lo que llamó contenido “acreditado”.

El propósito de los cambios en curso quedó claro en un post de Zuckerberg el miércoles que acompañaba el último informe de ganancias de la compañía. El informe mostraba que el uso de Facebook de hecho declinó por primera vez a lo largo del último año, un hecho del que Zuckerberg se alegra en su post. Zuckerberg declara que Facebook está tomando medidas para degradar “vídeos virales” porque tal material —que incluye vídeos de violencia policial y crímenes de guerra— no es “bueno para el bienestar de la gente y la sociedad”. Este argumento complementa la campaña macartista que está siendo llevada a cabo por el Partido Demócrata, las agencias de inteligencia y las compañías tecnológicas, etiquetando toda oposición política en los Estados Unidos como el resultado de la influencia rusa y las “noticias falsas” promocionadas por el Kremlin.

El post también comenta que Facebook está usando inteligencia artificial para monitorizar de cerca cada foto, vídeo, mensaje y post en su plataforma, para “entender todo el contenido de Facebook”, en lo que equivale a la vigilancia de miles de millones de personas. (Ver: “De Facebook a Policebook”)

La avalancha de nuevas medidas para la censura y vigilancia política masiva, que ahora se lanzan semanalmente o incluso a diario, es testimonio de lo correcto y de la urgencia de la carta abierta del World Socialist Web Site a organizaciones, individuos y sitios web socialistas, de izquierdas y anti-bélicos, “Por una Coalición Internacional contra la Censura en Internet”. Instamos a nuestros lectores a leer y a compartir ampliamente la carta y comprometerse en esta lucha.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 6 de febrero de 2018)