"Algo debe hacerse rápidamente"

Experto en psicología infantil advierte sobre el daño que cambia la vida de la separación entre padres e hijos de inmigrantes

por Eric London
21 junio 2018

El periodista del World Socialist Web Site Eric London habló con el profesor Chris Fradkin, un becario Fulbright y experto en psicología infantil que enseña en California y Brasil. En enero, Fradkin publicó un comentario sobre un estudio reciente en la revista Frontiers in Pediatrics titulado "Temor a las deportaciones masivas en los Estados Unidos: implicaciones sociales en las comunidades pediátricas privadas".

Chris Fradkin

Eric London: ¿Cuál es su opinión profesional sobre el impacto de la política de la administración Trump de separar a los niños inmigrantes de sus padres?

Chris Fradkin: Estoy de acuerdo con mi colega, la Dra. Colleen Kraft, presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría, que calificó la política de separación familiar de "abuso infantil". Es una forma de abuso infantil que afecta especialmente a los niños con piel morena cuyos padres no hablan el idioma del país en el que buscan refugio.

EL: ¿Cómo ser separados de sus padres afectarán a los niños inmigrantes a largo plazo?

CF: Esto sin duda afectará a algunos de estos niños a largo plazo. Estamos hablando de trauma. Científicamente, esto significa lenguaje y habla comprometidos, deficiencias en las habilidades motoras y, en algunos casos, retrasos en el desarrollo relacionados con este trauma. No hay otra palabra para esto que no sea trauma.

También hay un trauma para los padres. Si el bebé es retirado físicamente de su seno y no puede hacer nada al respecto, esa madre tal vez nunca vuelva a ver a su hijo. La culpa que ella va a soportar es inconmensurable.

EL: ¿Qué has encontrado en tu investigación que ayuda a explicar el impacto de la separación familiar?

CF: En la década de 1950, Harry Harlow llevó a cabo un estudio en el que separó a los monos macacos rhesus de sus madres y sustituyó a las madres sustitutas con armazones de alambre por sus madres reales. Estableció dos sustitutos de cables diferentes. Uno fue enmarcado con alambre y tenía una botella de comida unida, mientras que la alternativa no tenía comida, pero estaba cubierta con un paño suave.

Casi todos estos monos eligen a la madre abrigada con tela caliente en lugar de tener comida. Cuando los monos tocaban el sustitutivo de tela, se aferraban a él porque era similar a tocar a sus madres. Harlow concluyó que es esencial para el desarrollo saludable de monos y niños tener contacto físico con sus madres a edades tempranas.

Existe un vínculo establecido a la edad de entre 3 meses y 12 meses entre el niño y la madre y, como resultado, el niño requiere contacto físico y estabilidad emocional de la madre.

Hay resultados negativos profundos más adelante ya que el bebé maduraría hasta la adolescencia y la adultez si no está disponible. No es exagerado que un científico social diga que algunos de estos niños, si no se reúnen con sus padres la próxima semana, sufrirán por esto por el resto de sus vidas. Hay variabilidad, pero los que son más vulnerables a esto serán devastados.

Algo debe hacerse rápidamente. Si algo no se hace rápidamente, habrá una generación de niños con disfunciones y cicatrices que se convertirán en adolescentes con cicatrices disfuncionales y adultos disfuncionales y con cicatrices. Tendrán una calidad de vida comprometida, una capacidad comprometida para contribuir a la sociedad en la que viven, y serán menos capaces de ser padres de sus propios hijos. Ellos serán menos capaces de tener relaciones amorosas funcionales.

Y estos niños en las jaulas no son los hermosos hijos rubios y de ojos azules que se parecen al hijo de Ivanka Trump. Estos son niños marrones. Así que lo veo como una línea de demarcación basada en la raza, la etnicidad y la proveniencia de un país que busca oportunidades en un lugar al que han soñado. Lo que Estados Unidos solía representar era un lugar para inmigrantes que venían de Irlanda, Rusia, Italia, de todo el mundo.

Nuestra estatua de la libertad les dio la bienvenida en el pasado. Por estas razones, es difícil aceptar la situación actual. Es difícil, como científico social, no involucrarse emocionalmente, sabiendo que para algunos de estos niños cada día y cada semana que continúa esta separación forzada de sus parientes consanguíneos, cada día que pasa estamos mucho más cerca de crear una generación de niños con cicatrices disfuncionales.

EL: Como experto en su campo, ¿cuál es su conclusión científica sobre los cambios de política que deben venir?

CF: Esta política debe revertirse de inmediato.

Desafío a cualquier científico o ser humano a no verse profundamente afectado por lo que está pasando, por los hechos sobre lo que está sucediendo, porque son hechos y no opiniones. Hay niños en jaulas y campamentos separados de sus seres queridos, incluidos los lactantes. Hace que sea difícil tratar el asunto de manera puramente científica, que es mi trabajo como científico social.

No se siente en su teléfono y haga clic en las peticiones. La gente necesita salir, subir a sus autos, conducir hasta los centros de deportación y protestar hasta que los dejen salir. Así es como realmente tendrá un impacto.

El profesor Fradkin previamente habló con WSWS sobre el impacto a largo plazo de la deportación en comunidades de inmigrantes y niños inmigrantes. Ese artículo se puede encontrar aquí.

(Publicado originalmente en inglés el 19 de junio de 2018)