Google cierra canales de YouTube extendiendo censura en línea dirigida por el Estado

por Kevin Reed
27 agosto 2018

En una nueva expansión de la censura de Internet dirigida por el Estado, Google anunció el jueves que había eliminado 58 cuentas de sus plataformas de redes sociales YouTube, Blogger y Google+. El monopolio de la tecnología afirmó, sin una justificación significativa, que las cuentas que eliminó eran parte de un esfuerzo mundial de “malos actores”, “operaciones de influencia” y “piratería patrocinada por el Estado” vinculada al gobierno iraní.

En una publicación en un blog sobre seguridad, el ejecutivo de Google Kent Walker escribió que 39 canales de YouTube, 6 blogs en Blogger y 13 cuentas de Google+ fueron identificados y eliminados debido a su supuesta conexión con la Radiodifusión de la República Islámica de Irán (IRIB), la principal organización de medios iraní, con estrechos vínculos con el Líder Supremo del país.

Walker no proporcionó datos detallados que respalden las afirmaciones sobre la actividad de las redes sociales con influencia iraní. En cambio, escribió: “No podemos entrar en todos los detalles técnicos sin dar información que sería útil para otros que buscan abusar de nuestras plataformas ...”.

Gran parte de la información utilizada por Google como base de su afirmación de que el gobierno iraní estaba detrás de las cuentas fue proporcionada por FireEye, una firma de ciberseguridad administrada por exoficiales de inteligencia militar con estrechos vínculos con Wall Street y el Departamento de Estado de los EUA.

El 21 de agosto, FireEye publicó un informe que se ha utilizado para reforzar una serie de movimientos de censura, primero por Facebook y Twitter y ahora Google, durante la última semana. El título del informe, “Sospecha de la operación de influencia iraní”, muestra que la nueva campaña contra “la actividad no auténtica coordinada” sigue el patrón de las iniciativas anteriores de “intromisión rusa” y “noticias falsas”.

Cabe destacar que FireEye dijo que solo tenía “una confianza moderada en que esta actividad se origina en actores iraníes”. La compañía agregó que existe la posibilidad de que “la actividad pueda originarse en otro lugar” o que incluya “un auténtico comportamiento en línea”.

Como explicó el miércoles [el viernes 24 en castellano] el World Socialist Web Site, el cierre de cuentas de redes sociales es el último de una serie de globos de prueba de censura que están siendo lanzados por los monopolios tecnológicos, en coordinación con entidades del gobierno de los Estados Unidos, para probarlos y perfeccionar, pieza a pieza, los mecanismos para silenciar la expresión y reprimir la disidencia política, especialmente de las organizaciones izquierdistas, socialistas y las luchas de la clase trabajadora.

El grado de complicidad de los medios controlados por la corporación en las operaciones de censura en expansión es significativo. Uno busca en vano una sola publicación o sitio de noticias que cuestione, y mucho menos desafíe, las últimas justificaciones para censurar, eliminar contenido o deshabilitar cuentas de redes sociales.

La élite gobernante está asustada por el potencial de Internet y las redes sociales para ser utilizadas como un medio de educar y organizar la oposición al crecimiento de la desigualdad económica, la expansión de la guerra y los ataques a los derechos democráticos.

Un componente importante de este impulso para censurar Internet es atacar a organizaciones políticas de izquierda, antiguerra y socialistas. Los esfuerzos de Google por promocionar medios de noticias “autorizados” sobre puntos de vista “alternativos” han provocado una caída importante en el tráfico de búsqueda hacia sitios de izquierda, con una caída del 75% en el tráfico de búsqueda hacia el World Socialist Web Site desde abril de 2017.

El lunes, Facebook eliminó la cuenta abierta hace mucho tiempo de un colaborador del WSWS que usa un seudónimo y exigió una prueba de identidad para restaurar el acceso.

Anotación en Facebook que fue bloqueada

El jueves, se impidió reiteradamente a los lectores y seguidores que compartieran enlaces a artículos del WSWS desde sus cuentas de Facebook. Sus publicaciones se eliminaron y se mostró un mensaje de Facebook que decía “Eliminamos esta publicación porque nos parece spam”.

En medio de un creciente movimiento huelguístico de los trabajadores de todo el mundo, incluidos los pilotos de Ryanair y la tripulación de cabina, en Europa, y los trabajadores de UPS, en los Estados Unidos, las acciones de los gigantes tecnológicos para censurar Internet se intensificarán. Instamos a todos aquellos que buscan luchar contra la censura de Internet a que se comuniquen con el World Socialist Web Site .

(Publicado originalmente en inglés el 25 de agosto de 2018)