Manifestación masiva de docentes en Los Ángeles

por Dan Conway
18 diciembre 2018

Decenas de miles de maestros de Los Ángeles y sus simpatizantes se congregaron en una manifestación y marcharon en el centro de Los Ángeles el sábado para exigir mejores salarios, clases más pequeñas y más fondos para los 640.000 estudiantes en el segundo distrito escolar más grande de los Estados Unidos. La protesta, la cual involucró hasta 50.000 manifestantes, es la más reciente indicación del retorno de la resistencia por parte de los educadores en todo EUA que han participado en la mayor ola huelguística de maestros en décadas.

Más de 33.000 maestros y profesionales de servicios humanos y de salud en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por sus siglas en inglés) han estado trabajando sin un nuevo contrato desde que expiró su antiguo convenio en junio de 2017. Al igual que los Gobiernos estatales y los distritos escolares de todo el país, los funcionarios del LAUSD afirman que no hay dinero para satisfacer las demandas de los maestros y han ofrecido un insultante aumento salarial anual del tres por ciento a los maestros que viven en una de las áreas metropolitanas más caras de los Estados Unidos.

Los maestros votaron en un 98 por ciento en agosto para autorizar al sindicato magisterial, United Teachers Los Angeles (UTLA), a convocar la primera huelga en toda la ciudad desde 1989. La UTLA ha desafiado el mandato de la huelga y ha atado a los educadores en meses de mediaciones e investigaciones supervisadas por el estado. Sin embargo, la ira entre las bases docentes se está desbordando y la UTLA se ha visto obligada a decir que llamaría a una huelga el próximo mes si no se llega a un acuerdo.

Estudiantes y maestros marchan en el centro de Los Ángeles

Además de los mismos maestros, miles de estudiantes, padres, jubilados y otros trabajadores se manifestaron en la Marcha por la Educación Pública del sábado. Muchos reconocieron el carácter históricamente significativo de su lucha, llevando a niños, amigos y padres también.

Si bien varias de las huelgas de los maestros a principios de este año, incluyendo en West Virginia, Oklahoma y Arizona, ocurrieron en estados liderados por gobernadores republicanos y legislaturas estatales, toda la élite política en Los Ángeles y California está dirigida por el Partido Demócrata. Al igual que sus homólogos republicanos, los demócratas estatales y locales en California han privado de fondos a las escuelas públicas, han desviado recursos públicos a escuelas concertadas y con fines de lucro y han utilizado pruebas estandarizadas y otros esquemas punitivos de evaluación docente para convertirlos en chivos expiatorios por los inevitables problemas educativos producidos por el desfinanciamiento de la educación, el aumento de la pobreza y otras problemáticas sociales.

Los partidarios del World Socialist Web Site distribuyeron una declaración del Boletín de los Maestros del WSWS intitulado, “Los maestros de Los Ángeles y la lucha por la igualdad social”.

Los maestros hablaron con el WSWS sobre los años de recortes presupuestarios y desfinanciamiento que han dejado a las escuelas angelinas en un estado deplorable. Las aulas suelen estar abarrotadas con 40 o hasta 50 alumnos asignados a un solo maestro. Debido a la escasez de enfermeras escolares, el personal médico debe rotar entre cinco o más escuelas, dejando a otros sin cubrir por varios días a la vez. Los programas de música y arte en gran parte no existen, excepto en las escuelas más acomodadas.

"Los problemas que enfrentan los maestros de LA son parte de una calamidad nacional que se ha estado produciendo durante los últimos 30 a 40 años", dijo al WSWS Brett, un maestro con 13 años de experiencia que actualmente enseña en el sexto grado en la Academia de Artes y Medios Orchard en la ciudad de Bell. “Ha habido una falta de inversión pública en todos los ámbitos que realmente comienza con la educación. La falta de respeto por la educación pública es deslumbrante y trágica porque causa que la gente sufra en toda la nación. Necesitamos hacer más para apoyarnos entre todos porque la desigualdad en nuestro país, la brecha entre ricos y pobres, continúa ampliándose".

“En el LAUSD, solo el 40 por ciento de nuestros estudiantes están aprobando sus exámenes. Esto es porque hay una falta de inversión. El resultado es el tamaño de las clases hasta el techo y los maestros que se están desmoralizando. La agenda corporativa está causando fisuras masivas en todo el país y no es saludable para el bienestar de nuestra sociedad", concluyó Brett.

Otra sección de la manifestación

Tamara, una maestra de kínder con más de 20 años de experiencia, describió el impacto de la crisis social en sus estudiantes. “La demografía en Los Ángeles ha cambiado desde que comencé a trabajar aquí. Hoy en día, los estudiantes tienen necesidades mucho mayores, en su mayoría asociadas con un mayor trauma. En mi lugar de trabajo solo tenemos una enfermera escolar una o dos veces por semana. Mis alumnos están lidiando con la pobreza, la escasez de alimentos y tiendas de abarrotes cerca de donde viven.

“Cuando llegan a la escuela, mi trabajo es mucho más que proporcionar una educación, pero ante todo cuidar de sus necesidades sociales y emocionales. Las comidas que tienen en la escuela son sus únicas comidas sustantivas a lo largo del día".

Tamara continuó hablando sobre la crisis general de la educación pública. "En un nivel muy básico, hay más interés en el dinero que en los humanos", dijo. “Cuando pienso en [el superintendente del LAUSD y exbanquero de inversiones Austin] Beutner, me enfado. Ha vivido una vida de privilegio. ¿Cómo alguien que nunca ha pasado un día de su vida en el aula es superintendente? Todo se reduce al comercio y los negocios, que se ubican por encima de las necesidades de nuestros estudiantes".

Rudy, un maestro de educación física y salud, habló sobre la lucha global de los educadores y trabajadores en general contra la austeridad y la desigualdad social. “La lucha no es solo a nivel nacional. Es mundial. Están tratando de privatizar todo. Por ello, cuando las cosas van mal, nos culpan. A pesar de que ellos crearon los problemas en primer lugar".

Cuando se le preguntó qué pensaba acerca de las protestas de los "chalecos amarillos" en Francia y en toda Europa, Rudy dijo: "Los trabajadores en Francia están en la misma situación que los trabajadores estadounidenses. Los ricos siempre intentan controlar el financiamiento y lo desvían hacia sí mismos".

Varios maestros en la manifestación de Los Ángeles llevaban chalecos amarillos en solidaridad con sus hermanos y hermanas de clase en Francia.

Docente con un cartel: “Somos los chaquetas amarillos”

El distrito escolar, que se compone de Los Ángeles y 31 ciudades y comunidades circundantes, tiene el mayor número de estudiantes sin hogar de cualquier distrito del estado. Más de 17.250 estudiantes de LAUSD se registraron como personas sin hogar al inicio del año académico 2017-2018 anterior. Esa cifra en sí fue un aumento del cincuenta por ciento con respecto al año anterior y fue el mayor número de estudiantes sin hogar en la historia del distrito.

Los estudiantes y sus familias en el distrito también han sido víctimas de la represión y deportación de inmigrantes por parte de Trump y la Administración de Obama antes de él. California tiene el mayor número de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos y los maestros de Los Ángeles a menudo se encuentran instruyendo a decenas de estudiantes que temen que sus padres y familiares puedan ser arrestados y deportados en cualquier momento. El LAUSD, al igual que los distritos escolares de todo el país, particularmente en el sudoeste de EUA, ha percibido aumentos marcados en el absentismo, en particular después de que la Administración de Trump comenzó su represión contra los inmigrantes en 2017.

Mientras que los maestros y sus partidarios expresaron su determinación de luchar, los oradores sindicales en el mitin del sábado hicieron todo lo posible para promover ilusiones en el Partido Demócrata. El presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, dijo a los maestros que "la esperanza estaba en el aire", pero no debido a un movimiento masivo desde abajo sino a una "histórica iniciativa de financiamiento escolar en la boleta electoral en 2020". La iniciativa respaldada por el Partido Demócrata es similar a las medidas en otros estados de aumentar modestamente los impuestos corporativos, que en, o bien no fueron refrendados por tecnicismos falsos, o, si se aprobaron, hicieron poco para revertir décadas desfinanciamiento de la educación pública.

Caputo-Pearl también celebró las recientes elecciones de los demócratas Gavin Newsom para gobernador y Tony Thurmond para superintendente estatal como avances para los maestros. La promoción de los demócratas por parte de la UTLA expone el carácter antiobrero de los sindicatos. Los demócratas de California han utilizado su control de la oficina del gobernador y las mayorías usualmente contundentes en la asamblea legislativa estatal para imponer una austeridad salvaje y recortes a la educación pública.

Con un sistema de escuelas públicas que una vez fue uno de los mejores financiados en el país, el estado ahora ocupa el puesto 43 en la nación en el gasto por alumno. Esto a pesar del hecho de que el estado es el hogar de 141 multimillonarios que viven principalmente en Silicon Valley y Hollywood.

La presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros (AFT, por sus siglas en inglés), Randi Weingarten, también habló en el mitin y dijo que el "sindicato nacional apoyará a los maestros de Los Ángeles, al igual que lo hicimos con los maestros en West Virginia, Oklahoma y Arizona". Los maestros deben tomar esas declaraciones como advertencia.

Weingarten recibe un salario de $513.000 y su contraparte en la Asociación Nacional de Educación (NEA, por sus siglas en inglés), Lilia Eskelsen Garcia. gana $414.000. Son parte del uno por ciento superior de ingresos en los Estados Unidos y son completamente hostiles a un movimiento masivo de maestros y otros educadores en contra de las interminables medidas de austeridad, que han alimentado la burbuja del mercado de valores. La AFT y NEA pasaron el último año tratando de prevenir el estallido de huelgas. Donde hubo huelgas, buscaron sabotearlas y acabarlas lo más rápido posible antes de que pudieran unirse en una huelga nacional de educadores.

Las protestas masivas en Los Ángeles, siguiendo los pasos de la rebelión de los maestros de Oakland, demostraron la creciente determinación de los educadores para luchar. Esto es parte de un movimiento más amplio de la clase trabajadora a lo largo de los Estados Unidos e internacionalmente. Sin embargo, para llevar adelante esta lucha, los maestros tienen que formar comités de base en cada escuela y comunidad, independientemente de los sindicatos, para vincular la lucha de los educadores con sectores mucho más amplios de la clase trabajadora. La lucha por salarios dignos y la plena financiación de la educación pública solo puede ser exitosa si la clase trabajadora realiza un ataque frontal contra la riqueza y el poder arraigados de la oligarquía corporativa y financiera y de los partidos capitalistas, los demócratas y los republicanos.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 17 de diciembre de 2018)