Los demócratas de la Cámara de Representantes dan $4.6 mil millones para los campos de concentración de Trump

Ocasio-Cortez juega un papel crítico en asegurar su aprobación

por Eric London
29 junio 2019

Los demócratas de la Cámara votaron abrumadoramente para proporcionar a la Gestapo de inmigración estadounidense $4.6 mil millones de dólares ayer para reunir y encarcelar a miles de niños inmigrantes en campos de concentración.

La votación es un respaldo político a la política fascista de Trump. Expone a los demócratas como un partido completamente antiinmigrante que es hostil a los derechos democráticos de toda la clase trabajadora.

Por un margen de 305 a 102 (129 a 95 entre los demócratas), la Cámara controlada por los demócratas aprobó una versión del Senado del proyecto de ley de asignaciones que proporciona carta blanca a Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para brutalizar a los niños de la clase trabajadora sin ninguna regulación o supervisión adicional.

Una versión de la Cámara de Representantes habría proporcionado casi la misma cantidad a ICE y CBP con “barreras de protección” simbólicas que la administración de Trump ignora de todos modos. Por ejemplo, aunque la versión de la Cámara de Representantes también habría sellado el encarcelamiento masivo de niños inmigrantes, habría requerido que el gobierno notificara al Congreso dentro de las 24 horas cuando fallece un niño inmigrante.

La versión del Senado, que pasó por un margen de 84 a 8 a principios de esta semana, ni siquiera incluyó estas disposiciones de supervisión sin sentido. Donald Trump elogió la versión del Senado como “dura”, y 34 de los 47 demócratas del Senado votaron por ella. Siete demócratas, entre ellos Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Kamala Harris y Cory Booker, estaban demasiado ocupados haciendo campaña para que el presidente votara sobre este ataque monumental contra los inmigrantes.

Al anunciar el acuerdo para apoyar la versión del Senado, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo: “Para obtener los recursos para los niños más rápido, aprobaremos el proyecto de ley del Senado a regañadientes. Al aprobar el proyecto de ley del Senado, lo haremos con un grito de guerra sobre cómo avanzar para proteger a los niños de una manera que realmente honre su dignidad y valor”.

¡Qué mentiras cínicas! Los demócratas no votaron para proporcionar recursos a los niños, sino para proporcionar armas y aviones no tripulados para los guardias fronterizos y para construir nuevos campos de concentración.

La autodeclarada izquierda del Partido Demócrata emitió críticas insignificantes a la aprobación por parte de los demócratas de la Cámara de Representantes del proyecto de ley del Senado. La congresista demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, miembro de Socialistas Demócratas de Estados Unidos, dijo que los demócratas estaban “abdicando el poder” ante el líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

Aparte del hecho de que la gran mayoría de los demócratas en el Senado votaron por el plan, las acciones de Ocasio-Cortez durante la semana pasada ponen de manifiesto el papel fundamental que ha desempeñado al aprobar el proyecto de ley del Senado y facilitar la represión de Trump contra los inmigrantes.

El fin de semana pasado, Ocasio-Cortez proclamó vehementemente que se oponía a proporcionar fondos adicionales para ICE y CBP. El 22 de junio, ella tuiteó que Trump y sus aliados dicen que el abuso de los niños detenidos es “debido a la falta de dinero. ¿Sabes lo que ahorra dinero? En primer lugar, no poner masas de personas en internamientos”.

Pero el lunes, Ocasio-Cortez fue a la oficina de Nancy Pelosi para una reunión de tres horas, después de lo cual cambió de tono. The Hill escribió que Ocasio-Cortez opacó a su oposición categórica y “emergió de la oficina de Pelosi y describió las discusiones como ‘una situación realmente delicada ... es una roca y un lugar difícil’”. The Hill escribió, además: “Ocasio-Cortez entró a la reunión diciendo que se oponía al paquete de ayuda en la frontera que había sido presentado por el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes el viernes. Pero después de salir de la reunión con los líderes demócratas, dijo que es posible que pueda votar por ella dependiendo de los cambios”.

Al día siguiente, después de abandonar su oposición, Ocasio-Cortez votó a favor de llevar la versión de la Cámara al piso para una votación completa. Este voto crítico fue aprobado por el más estrecho de los márgenes gracias al apoyo de Ocasio-Cortez y sus compañeras demócratas “progresistas” Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib. Más tarde ese día, la versión de la Cámara de Representantes fue aprobada, entregando la iniciativa al Senado.

El liderazgo demócrata luego permitió que Ocasio-Cortez, Omar, Pressley y Tlaib cubrieran su papel de votar “no” al proyecto de ley final después de que la aprobación ya estuviera asegurada.

El miércoles, Pelosi habló personalmente con Trump por teléfono. Más tarde ese día, el Senado apoyó abrumadoramente la medida. Después de la votación, Trump envalentonado tuiteó:

“La ley de ayuda humanitaria bipartidista para la frontera sur acaba de aprobarse. ¡Un gran trabajo hecho por todos! Ahora debemos trabajar para deshacernos de las lagunas y arreglar el asilo. Gracias también a México por el trabajo que está haciendo para ayudar con la inmigración ilegal, ¡una gran diferencia!”

A lo largo de la semana, la prensa del Partido Demócrata ha denunciado a los demócratas que se habían opuesto a los aumentos masivos en el financiamiento para ICE y CBP. En una declaración de la junta editorial del lunes, el Washington Post denunció específicamente a algunos demócratas de la Cámara por “usar los hashtags #NotOneDollar y #CloseTheCamps” y por pensar que el proyecto de ley “ayudará a promover las políticas de inmigración y detención del gobierno. Tal pensamiento es irresponsable”.

Ocasio-Cortez ha desempeñado el papel fundamental en este proceso corrupto. El medio pro- establishment, Politico, notó su sumisión al establishment político con satisfacción: “En Queens, ella es una forastera política de la tormenta de las barricadas. Pero en Washington, Alexandria Ocasio-Cortez está trabajando en el sistema”.

El artículo publicado ayer se titula “Alexandria Ocasio-Cortez aprende a jugar el juego de información privilegiada: la estudiante de primer año no está atormentando a los líderes del partido, está trabajando con ellos”. El artículo señala el hecho de que Ocasio-Cortez “se negó a movilizar a su ejército de seguidores de las redes sociales contra ello o enojar a la base progresista en un intento por hacerla perder”. Politico escribió: “En la ráfaga de 48 horas de negociaciones previas a una votación sobre el paquete de gastos, Ocasio-Cortez se insertó en los esfuerzos del grupo demócrata para responder a la crisis humanitaria en la frontera”, pero que “Ocasio-Cortez no dio ninguna rueda de prensa improvisada sobre el césped del Capitolio. Ella se abstuvo de una tormenta de tuits. De hecho, ella no escribió un solo tuit sobre uno de los debates de inmigración más grandes hasta ahora bajo la mayoría demócrata”.

Su silencio es un acto deliberado de colaboración con Trump y sus asesores fascistas. Su voto por el “no” es solo una estratagema cínica, realizada mucho después de que la aprobación de la versión del Senado en la Cámara ya estuviera garantizada.

Aquellos que conservan las ilusiones en Ocasio-Cortez, Sanders y otros políticos del Partido Demócrata respaldados por los Socialistas Demócratas de Estados Unidos deben aprender de esta semana crítica. Ocasio-Cortez y Sanders han expuesto su verdadero papel: calmar el descontento social masivo por la brutalización de los trabajadores inmigrantes con frases sin sentido mientras trabajan entre bastidores para asegurarse de que ICE y CBP puedan expandir dramáticamente el ataque contra los inmigrantes.

Estos políticos demócratas no tienen nada que ver con el socialismo. El socialismo significa movilizar a la clase obrera independientemente de todo el establishment político en una lucha masiva y revolucionaria por la igualdad social y en defensa de los derechos democráticos.

(Publicado originalmente en inglés el 28 de junio de 2019)