¡Derroten a los rompehuelgas de los demócratas!

¡Los trabajadores deben defender a los estudiantes de postgrado de la Universidad de California!

Declaración de la candidata a la vicepresidencia del Partido Socialista por la Igualdad (EEUU) Norissa Santa Cruz
2 marzo 2020

La huelga de la Universidad de California (UC) es una lucha política contra el Partido Demócrata y los intereses corporativos que defiende. Los huelguistas de la UC y sus simpatizantes pueden oír a los candidatos a la presidencia y a la vicepresidencia del Partido Socialista por la Igualdad, Joseph Kishore y Norissa Santa Cruz, hablar la próxima semana en las reuniones del ayuntamiento en la UC Berkeley (el 3 de marzo), la UC Los Ángeles (el 4 de marzo) y San Diego (el 5 de marzo). Lea la declaración anterior de Santa Cruz sobre la lucha de la UC aquí .

Como candidata del Partido Socialista por la Igualdad para vicepresidenta de los Estados Unidos, condeno inequívocamente el despido de estudiantes de postgrado trabajadores por parte de la Universidad de California y exijo la reincorporación inmediata e incondicional de los 54 valientes trabajadores que han sido despedidos. Hago un llamado a los trabajadores de la UC y a todos los trabajadores en todo el Estado, el país y más allá para que se unan en defensa de los estudiantes de postgrado de la UC Santa Cruz y derroten al rompehuelga Partido Demócrata de California.

El único "delito" del que son culpables los estudiantes de la UCSC es haberse atrevido a exigir un salario digno y una vivienda asequible. Al hacerlo, se han enfrentado a la presidenta de la UC, Janet Napolitano, exsecretaria de Seguridad Nacional bajo la administración de Obama, y al sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW, por sus siglas en inglés), que firmó un contrato el año pasado que condena a los asistentes de enseñanza a salarios de pobreza y muchos de ellos a falta de vivienda.

Los despidos vienen tras el ataque brutal de la policía del campus contra estudiantes que protestaban y el arresto de al menos 17 estudiantes de postgrado en huelga. La administración de la UCSC también amenazó a los estudiantes extranjeros con la deportación si participaban en las huelgas.

La decisión de despedir a los estudiantes de postgrado se tomó en las más altas esferas del gobierno estatal en Sacramento. La Junta de Regentes de la UC incluye a miembros de oficio, como el gobernador de California Gavin Newsom y Tony Thurmond, superintendente estatal de educación pública, y está llena de otros agentes del Partido Demócrata y miembros de los ultra ricos. También incluye a Richard Blum, esposo de la senadora demócrata Dianne Feinstein y presidente de Blum Capital, una firma de capital privado multimillonaria.

Con protestas de simpatía extendiéndose por los campus de todo el país y las huelgas extendiéndose a dos campus adicionales en la UC Santa Bárbara y la UC Davis, Napolitano y los demócratas estatales tomaron la decisión política de hacer un ejemplo de los estudiantes de postgrado de la UCSC. Al hacerlo, esperan enviar un mensaje a todos los trabajadores y jóvenes: si luchas contra el programa bipartidista de austeridad infinita, perderás el trabajo y serás despojado de tu sustento.

A ojos de la élite gobernante, los estudiantes de postgrado de la UCSC son culpables de otro delito grave. Se liberaron de los grilletes de sus servidores pagados en la burocracia sindical, que ha pasado décadas reprimiendo toda forma de oposición por parte de la clase trabajadora e imponiendo los dictados de las grandes empresas y los dos partidos controlados por las corporaciones. El año pasado, los sindicatos de maestros traicionaron las poderosas huelgas de los educadores de Los Ángeles y Oakland, allanando el camino para el cierre de escuelas y los recortes presupuestarios.

Al despedir a los estudiantes de postgrado, Napolitano y otros funcionarios de la UC los acusaron de no cumplir con el contrato desfavorable para algunos firmado por la UAW. La carta de despido, enviada a cada estudiante en huelga, decía: "De conformidad con el acuerdo entre la Universidad de California y UAW 2865, Empleados Académicos Estudiantes, Artículo 8 ... esta carta es un Aviso de intención de despido". La carta, firmada por el Vicerrector interino de la UCSC y el Decano de Estudios de Posgrado Quentin Williams, continuó: "[El despido] se basa en el abandono de sus responsabilidades al no presentar las calificaciones de los estudiantes hasta bastante después de la fecha límite del trimestre de otoño ... y no seguir una directiva provista por el Rector Interino del Campus y el Vicecanciller Ejecutivo".

Durante su tiempo con el Departamento de Seguridad Nacional, Napolitano fue instrumental en la implementación de muchas de las políticas antiinmigrantes de la administración Obama, incluyendo las deportaciones masivas, las redadas en el lugar de trabajo y las separaciones familiares, todo lo cual ocurría mucho antes de que Trump asumiera el cargo. Su departamento invirtió bastante en seguridad fronteriza y fue instrumental en la implementación de retrocesos de los derechos democráticos durante la campaña fraudulenta de la "guerra contra el terror" de la élite gobernante de los Estados Unidos.

No fue una coincidencia que se eligiera a esa figura para dirigir la junta de regentes. La Universidad de California, con más de 280.000 estudiantes, es el sistema universitario más grande del mundo. La clase dominante de los Estados Unidos teme, con razón, que el descontento de los estudiantes allí pueda descontrolarse rápidamente, extendiéndose a otras universidades. Sobre todo, lo que temen es que los estudiantes lleguen fuera de los campus a las grandes masas de personas de clase trabajadora cuya ira hacia la desigualdad social, los salarios estancados, las condiciones sociales en decadencia y los ataques a los derechos democráticos está llegando a un punto de ebullición. Esto se expresa en el creciente apoyo al socialismo a pesar de los implacables ataques tanto de Trump como del establishment del Partido Demócrata.

En respuesta a los despidos, el líder de la candidatura presidencial del Partido Demócrata, Bernie Sanders, se refirió a la acción en un tuit como "vergonzoso" e instó a la administración de la UCSC, Napolitano y la Junta de Regentes de la UC, a que "detengan esta escandalosa represión sindical". Pero la realidad es que es el "sindicato", es decir, el UAW, el que respalda completamente a Napolitano y sus medidas de huelga. En correos electrónicos a miembros, los principales miembros del UAW Local 2865 enfatizaron que se oponían a todas las huelgas en defensa de los estudiantes de Santa Cruz. La UC sólo llevó a cabo este ataque porque sabía que podían contar con la colaboración de la UAW. Lo que Sanders no reconoce, y no reconocerá, es que los trabajadores de la UCSC solo pudieron llevar a cabo la huelga en primer lugar porque desafiaron a la UAW.

Después de los despidos, el Local 2865 ha presentado cargos por prácticas laborales injustas contra la universidad. El UAW no se opone a la administración por despedir a los estudiantes, sino porque la Universidad "trató de entablar negociaciones ilegales directamente con estudiantes de postgrado individuales y organizaciones estudiantiles financiadas por la Universidad". En otras palabras, los estudiantes de postgrado se negaron a ser esclavos de la corrupta UAW y presentaron sus propias demandas, a las que se opone el UAW. La demanda común del UAW y el sistema de la UC es que los estudiantes honren la negociación de "buena fe" que deja a muchos de ellos enfrentándose a la falta de vivienda y el hambre.

A pesar de la docilidad del UAW, los trabajadores muestran una gran disposición para expandir la lucha lo más ampliamente posible. El miércoles, los estudiantes de postgrado de la Universidad de California en Santa Bárbara votaron para comenzar una huelga de enseñanza en apoyo de los asistentes de enseñanza de la UCSC, y solicitaron un Ajuste por Costo de Vida (COLA, por sus siglas en inglés) de $1.807,51 por mes. Una tercera huelga en la UC comenzó el jueves en la UC Davis. Los estudiantes de postgrado exigieron un COLA de $1.553,20 para reducir su carga de alquiler, que es casi el 50 por ciento más de sus salarios.

Como candidatos del Partido Socialista por la Igualdad para las elecciones presidenciales de EEUU, Joseph Kishore y yo damos la bienvenida a esto y alentamos la mayor participación posible en las manifestaciones en todo el campus programadas para el lunes 2 de marzo. Lo más importante, alentamos a los estudiantes de postgrado a atraer a los trabajadores y jóvenes de todo el Estado y el país a unirse a la lucha para defender el derecho a una educación pública de alta calidad desde el preescolar hasta el nivel universitario.

Los estudiantes de postgrado no están solos. Simultáneamente a las huelgas de la UC, 12.000 empleados del condado de Santa Clara se declararon en huelga el viernes antes de que la Unión Internacional de Empleados de Servicio suspendiera el paro. Catorce mil trabajadores de Safeway en el norte de California aprobaron una votación de autorización de huelga en un 95 por ciento esta semana y 200.000 maestros en Ontario, Canadá, se declararon en huelga la semana pasada contra programas educativos con fondos insuficientes.

Joseph Kishore y yo pedimos la formación de comités de base para quitar la conducción de esta lucha de las manos de los sindicatos procapitalistas y nacionalistas. Estos comités deben luchar por la movilización más amplia de la clase trabajadora basada en lo que los trabajadores y los jóvenes necesitan, no en lo que los partidos políticos de las grandes empresas dicen que es asequible.

La afirmación de que no hay dinero para salarios dignos, para eliminar la deuda estudiantil o para abordar los grandes desafíos mundiales como la pandemia de coronavirus y el cambio climático es mentira. Pero obtener los recursos necesarios requiere un ataque frontal a las fortunas privadas de los súper ricos y una redistribución radical de la riqueza. Significa poner fin al despilfarro de recursos en la máquina de guerra del Pentágono, el ataque a los inmigrantes y los recortes de impuestos corporativos. Eso solo se logrará si la clase trabajadora construye un poderoso movimiento político, independiente de los partidos controlados por las corporaciones y basado en la lucha por el socialismo y el poder de los trabajadores. Alentamos a todos los trabajadores que desean luchar por el socialismo a unirse a nuestra campaña.

La autora también recomienda:

Lecciones de la huelga docente de West Virginia
[9 de marzo de 2018]

Lessons of the US autoworkers’ struggle of 2019
[8 de enero de 2020]

(Publicado originalmente en inglés el 29 de febrero del 2020)