Muerte de Rachel Corrie condenada por el mundo

25 March 2003

Utilice esta versión para imprimir | Envíe esta conexión por el email | Email el autor

El asesinato de Rachel Corrie ha causado indignación y repugnancia—y también gran tristeza—en los territorios ocupados de Palestina, Israel, los Estados Unidos y el mundo entero.

Aproximadamente 1000 palestinos en luto marcharon por el campamento de refugio Rafah. Llevaban una camilla envuelta por la bandera de los Estados Unidos. “Hoy volamos la bandera de los Estados Unidos para mostrar nuestra solidaridad con todos los estadounidenses que aman la paz, como Rachel”, expresó Hassan Abu Toa'ma, campesino palestino.

En la Ciudad de Gaza, docenas de palestinos y activistas extranjeros estuvieron en vigilia. Llevaban insignias que decían, “El primer ministro Ariel Sharon es criminal de guerra”. Niños de edad escolar, con quienes Corrie había establecido amistad durante su estadía en Rafah, pasaron por su ataúd en la morgue local. En la sede de la ONU en la Ciudad de Gaza, aproximadamente 200 palestinos y extranjeros asistieron a una reunión conmemoratoria. Cuatro niñas colocaron flores y un retrato de Corrie sobre un ataúd vacío, y los afligidos asistentes guardaron un momento de silencio.

Fotografías de Corrie fueron publicadas en las primeras páginas de los periódicos israelíes. El Comité Israelí Contra los Allanamientos de Hogares, en conjunto con organizaciones israelíes pro paz y partidarias de los derechos humanos, expresaron sus condolencias a la familia, amigos y colegas. Yasser Arafat, presidente de la Autoridad palestina, también llegó para expresar su pésame.

En su pueblo natal de Olympia, estado de Washington, Corrie fue honrada como mártir y heroína por casi 1000 personas que se congregaron en el parque de un puerto marítimo donde encendieron velas. Amigos y activistas exigieron la investigación total de su muerte.

Profesores y estudiantes del Evergreen State College, universidad en la que Corrie estudiaba, también le rindieron homenaje. Dejaron constar que ella activamente se había opuesto al militarismo estadounidense y a la tan llamada “guerra contra el terrorismo”, así como también a la injusticia social. Trabajaba en una clínica para el tratamiento de enfermedades psicológicas y también le brindaba sus labores al sindicato 1199, de los trabajadores de la salud.

Condolencias le han llegado de todo el mundo a los padres de Rachel, Craig y Cindy Corrie, residentes de la ciudad de Charlotte en el estado de Carolina del Norte. Hicieron una declaración en la cual expresaron su pena y criticaron “los informes del gobierno de Israel que la habían acusado de ‘actuar irresponsablemente, poniendo a todo el mundo en peligro' cuando trataba de prevenir que los soldados israelíes demolieran los hogares palestinos”. Su declaración continuó: “Rachel pasó su vida trabajando para comprender y promover las voces de aquellos que apenas pueden hablar por su propia cuenta”.

Homenaje a Rachel Corrie

La carta que sigue abajo fue enviada al World Socialist Web Site por un pariente de Rachel Corrie, la estudiante universitaria estadounidense que fue asesinada el domingo por las Fuerzas de Defensa Israelíes.[FDI]

Al editor:

El domingo mi familia recibió tristes noticias a través de servicios noticieros del internet. Rachel Corrie, prima segunda, había sido asesinada en la Ciudad de Gaza por un miembro de la FDI. Rachel había estado en Palestina por aproximadamente dos meses como parte del Movimiento por la Solidaridad Internacional, y trataba de prevenir la demolición de hogares palestinos en el campamento de refugio Rafah. A pesar que ella había gritado para que se detuviera—y aunque vestía un jacket de color brillante—un tractor nivelador militar israelí la atropelló, dio reversa y volvió a atropellarla.

De 23 años de edad, Rachel estudiaba en la universidad de Evergreen College, Olympia, estado de Washington. Era inteligente, susceptible, comprometida y hermosa. Su asesinato es una trágica pérdida para su familia y el mundo.

Las cartas que Rachel le envió a su familia desde Palestina revelaron, de manera directa, el punto hasta donde Sharon está dispuesto a llegar para aplicar su “solución Final” a los palestinos: la destrucción total de una nación. Es decir, lo que nuestra prensa pro Israel llama “genocidio” o “limpieza étnica” cuando se le aplica a ciertos agresores selectos que no son israelíes. Las cartas describían el acoso, los asesinatos y la destrucción que la FDI lleva a cabo contra los palestinos a diario.

Rachel era observadora inteligente de la situación que encontró. Le atribuyó la crisis del Oriente Medio a la polarización mundial de la riqueza, y a los planes de los Estados Unidos para socavar la OPEP, dominar la región y controlar las economías de Europa y Japón. Lo más probable es que la presencia de Rchel haya salvado numerosas vidas, pero con su asesinato, el limpiasacos Sharon revela un nuevo y más intenso desprecio por la opinión pública mundial. Bajo la cubierta de la masacre inminente de Irak y con la luz verde que Washington le ha dado, Sharon promete acelerar la destrucción de Palestina y ha notificado a los extranjeros internacionales que ellos también se convertirán en blancos.

Atentamente,

TDM

17 Marzo 2003

Fight Google's censorship!

Google is blocking the World Socialist Web Site from search results.

To fight this blacklisting:

Share this article with friends and coworkers