Miles de estudiantes abandonan sus escuelas en el sur de California para manifestarse en contra de la legislación anti inmigrante

30 March 2006

Casi inmediatamente luego de la enorme marcha en Los Ángeles este sábado pasado en defensa de los derechos de los inmigrantes, aproximadamente 40,000 estudiantes de escuela preparatoria (secundaria) abandonaron sus recintos escolares por todo el sur de California este lunes para manifestarse en oposición a la legislación que convertiría en criminales a los trabajadores indocumentados y a toda persona que les brinde ayuda.

En el distrito escolar de Los Ángeles, 52 escuelas preparatorias fueron afectadas por la acción estudiantil. Según varias fuentes de noticias locales, los manifestantes y las marchas que comenzaron en el enorme distrito escolar de la ciudad, segundo mayor de la nación, pronto se extendieron a otros condados cercanos, inclusive Orange, Riverside y San Bernardino.

Aunque las marchas fueron en su mayoría pacíficas, el tráfico paró por períodos breves en varias de las autopistas más importantes de la ciudad, como la Hollywood y la Harbor, que atraviezan por el mismo centro commercial de la ciudad. Las marchas estudiantiles que siguieron los paros escolares espontáneos también lograron interferir con el tráfico de calles famosas, como la Sunset Boulevard, Melrose Avenue y Laurel Canyon Boulevard.

Una marcha de 4,000 participantes en el Valle de San Fernando, que forma parte de la ciudad, comenzó en la sede de gobierno en el distrito de Van Nuys y caminó milla y media al centro comercial de Panorama City.

De acuerdo a los participantes, la acogida que la manifestación recibió por todo su largo fue abrumadora, con la mayoría de los motoristas tocando sus bocinas para mostrar su apoyo a la marcha.

Las manifestaciones hasta incluyeron a Pacific Palisades, de los suburbios más adinerados, ricos y exclusivos de Los Ángeles.

Las manifestaciones, organizadas espontáneamente, fueron mayores que las que tomaron lugar en 1994 en contra de la Propuesta 187, ley estatal (luego deshecha por la Corte Suprema de California) establecida por plebiscito que le negaba a los trabajadores indocumentados el derecho a los servicios públicos, a la atención médica y a la educación pública. Fueron mayores que las famosas acciones estudiantiles por los derechos chicanos y en contra de la Guerra de Vietnam en 1968.

Al mediodía, miles de jóvenes llegaron a reunirse en las afueras de las oficinas del Ayuntamiento, ubicado en el mismo centro de la ciudad de Los Ángeles, el mismo lugar donde el sábado anterior 1,000,000 de gente también habían culminado su marcha.

Aunque las manifestaciones fueron en su mayoría pacíficas, varios jóvenes fueron arrestados. En la ciudad de Escondido en la Ciundado de San Diego, la poilcía arrestó aproximadamente a 25 individuos cuando éstos rehusaron la orden de dispersarse. Policías uniformados especialmente para combatir disturbios violentos arrstaron a seis jóvenes y a un adulto en el Condado de Riverside. Y en Van Nuys, en el Condado de Los Ángeles, cuatro personas fueron arrestadas.

En la escuela preparatoria Fairfax, en las cercanías del distrito de Hollywood en Los Ángeles, el ambiente fue bastante diferente y más siniestro. Cientos de estudiantes manifestándose en contra de HR3447 - el proyecto de ley anti inmigrante que la Cámara de Dipoutados había adoptado - se vieron cara a cara con docenas de policías uniformados con equipos para combatir disturbios. Mantenían las cajuelas (baules) de sus carros abiertos, aparentemente para el libre acceso a armas de fuego. Carros de patrulla habían bloqueado la zona, y tres helicópteros rondeaban arriba.

Un grupo de aproximadamente 200 estudiantes se reunió a cierta distancia de la policía, saltó por encima de la cerca, y empezó una marcha por la Avenida Melrose hacia el este

Según los estudiantes que hablaron con el WSWS, las manifestaciones espontáneas ocurrieron para expresar su indignación ante la medida anti-inmigrante. Fueron organizadas por los estudiantes mismos a través de correo electrónico, volantes, mensajes instantáneos, teléfonos celulares, buscadores y anuncios en myspace.com en el internet. En varias ocasiones, el personal de las escuelas también abandonó los recintos escolares y se unió a los estudiantes

Cuando el WSWS le preguntó a uno de los estudiantes si la manifestación estaba compuesta principalmente de latinos, él dijo que “estamos recibiendo apoyo de los que no son hispanos. Nuestra base es hipana, pero los estudiantes que no son hispanos no se han opuesto”.

El martes, el WSWS regresó a la escuela y le preguntó a uno de los estudiantes acerca de los cambios en la ley de inmigración que habían tomado lugar el lunes, aparentemente porque el Congreso se había ido en retaguardia ante las manifestaciones que habían ocurrido por todo el país.

“Bueno, ahora se supone que no se va a criminalizar a la gente que ayuda a la gente que entra al país ilegalmente, pero según como yo lo veo, todavía va a castigar a los que están aquí ilegalmente. Y eso no es justo. Déjeme hacerle a ud. una pregunta: ¿alguien le pidió a Estados Unidos que entrara a Iraq a matar miles de gente? ¿No es Estados Unidos una fuerza extranjera ilegal en ese país? ¿Quién diablos invitó a Estados Unidos a que fuera a Iraq? ¿Quién se lo pidió a Bush?

¿Usted ve a extranjeros ilegales de Latinoamérica matando a miles de gente en este país? No; la mayoría se mata trabajando por este país, como mis padres, que vinieron de Jalisco hace 20 años. Son buena gente trabajadora que respetan la ley.

“Mire, déjeme decirle una cosa. Todo es un accidente de la geografía. Un puro accidente de la geografía que ambos nacieron al sur de la frontera. ¿Qué importa dónde nacieron?”

Se ha anunciado que habrá mayores manifestaciones y marchas para mañana, pero funcionarios escolares, quienes no quieren ver sus presupuestos reducidos causa de la ausencia escolar, han anunciado que van “a cerrar sus puertas con seguridad” hoy y posiblemente maíana, lo que significa que una vez que los estudiantes entren a los edificios o recintos escolares, no podrán salir.

Pero aparentemente para varios funcionarios, convertir a las escuelas en prisiones no basta. A los estudiantes tampoco se les permitirá cambiar de aula, y se les obligará asistir a clase el sábado. Mientras tanto, queda el resto de la semana por adelante, y se esperan otras manifestaciones y paros estudiantiles.

Fight Google's censorship!

Google is blocking the World Socialist Web Site from search results.

To fight this blacklisting:

Share this article with friends and coworkers