Declaración de John C. Burton, Candidato del Partido Socialista por la Igualdad

¡Extender todos los derechos a los inmigrantes!

5 April 2006

Declaración sobre los Inmigrantes de John C. Burton, Candidato del Partido Socialista por la Igualdad a la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos Por el Distrito 29 del Estado de California [PDF]

Durante la última semana, millones de inmigrantes, documentados e indocumentados, se movilizaron por todo el país para mostrar su oposición a la legislación punitiva y anti inmigrante ante el Congreso de Estados Unidos. Miles de estudiantes, indignados por las injusticias perpetradas contra sus padres, amigos, parientes y vecinos, han abandonado sus recintos escolares y se han manifestado en apoyo de los derechos democráticos de los inmigrantes.

Como candidato socialista a la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, yo apoyo los derechos democráticos de todos los inmigrantes cualquiera haya sido la manera en que entraron al país.

Las manifestaciones por parte de la juventud y de los adultos forman una parte íntegra de todas las luchas mundiales, incluyendo las de los trabajadores franceses que defienden sus condiciones de trabajo; de los trabajadores británicos que defienden sus pensiones; de los mineros que se han movilizado contra las condiciones de trababajo peligrosas y antihigiénicas en México; y de los miles de obreros aquí en Estados Unidos que luchan contra el deterioro de sus condiciones y modos de vida.

Los políticos Demócratas y Republicanos en Estados Unidos, que representan a las grandes empresas, usan el tema de la frontera para atacar y socavar las normas de vida y los derechos democráticos de TODOS los trabajadores, tanto de los nacidos aquí como de los inmigrantes. Esta discriminación, en base a su condición de pertenecer a la clase obrera, proclama con descaro y sin apologia que el capital ha de tener la amplia libertad de cruzar las fronteras nacionales para buscar sus ganancias, según las provisiones del Tratado libre de Comercio Norteamericano (NAFTA) y de acuerdos similares con otros países, pero a los trabajadores se les niega la libertad de trabajar en el país que quieran.

El foco principal de todas las manifestaciones a favor de los derechos democráticos de los inmigrantes ha ido el Proyecto de Ley HR 4437, que la Cámara de Representantes ya adoptó y que espera que el Senado apruebe para que se convierta en ley. Esta convertiría a los trabajadores indocumentados en criminales. También criminalizaría a los maestros de escuela, a proveedores de servicios médicos, y a trabajadores sociales que socorran a los indocumentados necesitados. Pero el objetivo proincipal de TODOS los proyectos de ley ante el Congreso, inclusive la versión respaldada por el Comité Judicial del Senado y por los Demócratas, es fortalecer los poderes represivos del estado y asegurar que los trabajadores inmigrantes sigan siendo una reserva de mano de obra barata brutalmente explotada.

El Partido Socialista por la Igualdad y yo, como candidato para la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos rechazamos toda semejante propuesta. Nos oponemos a toda ley que de cualquier manera criminalize, penalize o ponga al margen de la sociedad a los inmigrantes, documentados o indocumentados. Apoyamos y defendemos el derecho de las familias e individuos inmigrantes, documentados o no, a vivir y a trabajar en paz, libres del miedo, donde les plazca, en cualquier país que deseen. También rechazamos todo reglamento o ley que le niegue a inmigrantes indocumentados los beneficios básicos de educación, atención médica y empleos, inclusive el derecho a obtener licencias de conducir válidas.

Todos los años, cientos de inmigrantes mueren mientras cruzan el desierto que divide a México y a Estados Unidos. Impulsados por la necesidad económica, cada vez más se ven obligados a viajar por rutas peligrosísimas a Estados Unidos. Medidas como la cerca de metal en la frontera con California y un ejército de policías federales, además de los vigilantes derechistas armados "Minutemen", le obstruyen la entrada.

En promedio, cada día muere un inmigrante más de calor, desidratación, o frío. Además de los trabajadores indocumentados mexicanos y latinoamericanos, la lista de los llamados trabajadores "ilegales" incluye obreros de la ex Unión Soviética, cientos de quienes residen en el Distrito Congresional 29. Cada año miles se arriesgan desde la China y Asia del Sudeste y cruzan el Océano Pacífico como polizones. Pandillas criminales se aprovechan de muchos de los que llegan a cruzar la frontera y los forzan a la servitud por deuda y a otras formas de esclavitud.

La responsabilidad por esta tragedia humana que sucede en nuestras fronteras y puertos todos los días—de esclavitud virtual de millones de familias obreras—cae sobre los hombros de los Partidos Republicano y Demócrata, así como también de los regímenes de México, América Central y otros países que le imponen horribles condiciones sociales y ecónomicas a sus pueblos trabajadores, a quienes obligan a emigrar en búsqueda de una vida major.

La lucha para defender los derechos de los inmigrantes—empleos, pensiones, educación, la buena atención médica y los derechos demócraticos más fundamentales—es, más que todo, una lucha internacional. Le insto a a todo el pueblo trabajador de este país a que rechace todo llamado al chauvinismo y a los sentimientos anti inmigrantes. Los llamo a que se unan en lucha común con sus hermanos y hermanas por todo el mundo, y a que rompan con los Demócratas y Republicanos; a que luchen por formar nuestro propio movimiento independiente de la clase—trabajadora: el Partido Socialista por la Igualdad.

Le instamos a todo quien apoye estas demandas y perspectiva a integrarse a esta lucha. Comuníquese con el Partido Socialista por la Igualdad y el World Socialist Web Site para participar en esta campaña y ayudarnos a conseguir las firmas necesarias de los votantes registrados para colocar a los candidatos del PSI en los padrones electorales y a organizar reuniones y para debatir el programa de nuestro partido.

Reuniones

Los Angeles
Miércoles, 5 de abril, 7:00 p.m.
UCLA campus, Public Policy Bldg., Salón 1246

Pasadena
Miércoles, 26 de abril, 7:00 p.m.
Neighborhood Unitarian Church
301 North Orange Grove Avenue