Notas sobre la crisis político-económica del sistema mundial capitalista: perspectivas y misión del Socialist Equality Party [Partido Socialista por la Igualdad]

31 December 1969

Este artículo se publicó en su inglés original en nuestro sitio el 11 de enero, 2008.

1. 2008 se distinguirá por una significativa intensificación de la crisis económica y política del sistema capitalista mundial. La turbulencia en los mercados financieros no sólo muestra una baja circunstancial, sino más bien una afección sistémica profunda que está desestabilizando la política internacional. Como siempre, los eslabones más débiles de la cadena geopolítica imperialista son los primeros en romperse. El asesinato de Benazir Bhutto en Pakistán, el inicio de guerras civiles en Congo y Kenya, y las renovadas tensiones en los Balcanes sobre Kosovo, son indicativos del cada vez más explosivo estado de la política mundial.

2. Dieciséis años después de la disolución de la Unión Soviética—evento que supuestamente señaló el triunfo definitivo e irreversible del capitalismo global—la economía mundial está en ruinas. El reventón de la "burbuja" del mercado inmobiliario en los Estados Unidos, la cual fue alimentada por inversiones especulativas sin control en hipotecas "sub-prime", ha causado pérdidas totales de cientos de billones de dólares en los bancos internacionales y otras instituciones de crédito. La turbia sopa de letras de los instrumentos financieros—por ejemplo y según sus siglas en inglés, SIVs (vehículos estructurados de inversión), CDOs (obligaciones "colateralizadas" de deuda), etc.—ha sido diseñada para asegurar hipotecas "sub-prime", disimular su naturaleza maliciosa, y diluir el riesgo entre un largo numero de instituciones. El resultado es una crisis financiera internacional que, según palabras de un analista, pone en tela de juicio la competencia y legitimidad del sistema capitalista anglo-americano. El diario británico The Financial Times publicó que la "fe en la innovación financiera del siglo XXI se ha evaporado desde entonces. Los eventos del año pasado mostraron con claridad brutal que la dilución de riesgo no siempre previene conmociones financieras, por el contrario, puede propiciar el contagio..." (2 de enero, 2008)

3. Que la presente situación económica es extremadamente seria ya no es cuestión de debate entre analistas burgueses informados. Los más astutos y honestos admiten que aún no hay suficiente información sobre la extensión de las pérdidas financieras y su impacto sobre sectores más amplios de la economía estadounidense y mundial para realizar predicciones sobre las consecuencias de la crisis todavía en desarrollo. El credit crunch o restricción pronunciada del crédito que se desarrolló en el verano de 2007 aún es una gran amenaza para el funcionamiento de la economía del mundo capitalista. Con el conocimiento de que billones de dólares en activos deben ser marcados como pérdidas irrecuperables, la confianza mutua que las instituciones financieras tenían entre si ha sido gravemente socavada. Peor aun, se presume que las mismas prácticas crediticias que crearon la "burbuja" inmobiliaria fueron usadas en otros sectores de la economía estadounidense. Existe un creciente temor a que una recesión en los Estados Unidos revele la imprudencia existente en el mundo crediticio corporativo. Pero en esta alarmante situación, las esperanzas iniciales de que el impacto del colapso del mercado inmobiliario en el resto de la economía estadounidense será contenido se han disipado rápidamente. "Estados Unidos ha llegado al 2008," escribió el Financial Times, "en mayor peligro de recesión que en cualquier otro momento desde el colapso de la "burbuja" de Internet en 2000-01, mientras la economía más grande del mundo lucha por mantener el crecimiento a pesar de la restricción pronunciada del crédito, la caída inmobiliaria y los altos precios del petróleo." (2 de enero, 2008)

4. Otro importante estudio económico concluye: "Dado el alcance de la restricción pronunciada del crédito, pareciera existir un entendimiento general en que si pone todo junto, la presente crisis ya es más seria que cualquier otra que haya ocurrido en tiempos modernos. Grandes bancos y sus instituciones financieras están aun, casi diariamente, revelando grandes pérdidas como resultado de préstamos imprudentes. Los precios inmobiliarios están cayendo. Y existe un sentimiento generalizado de que mayor deterioro se encuentra en ciernes, particularmente debido a que muchos más deudores "sub-prime" [y algunos otros que obtuvieron (los mal llamados) préstamos con ‘sólo intereses' o préstamos con tentadoras tasas de interés] van a verse presionados a medida que sus tasas de interés iniciales aumenten en los años por venir." [Strategic Analysis, noviembre 2007, Levy Institute del Bard College, p. 9]

5. Una crisis de la economía de los Estados Unidos tiene implicaciones mundiales directas e inmediatas. El Fondo Monetario Internacional ha advertido que los "riesgos a la demanda doméstica en Europa Occidental y Japón ya han cambiado hacia la baja" como resultado del "contagio" recibido de los Estados Unidos. (World Economic Outlook, octubre 2007, p. 11) También, el FMI anticipa que la "continua turbulencia en los mercados financieros mundiales podrían trastornar el flujo financiero a los mercados emergentes e iniciar problemas en los mercados domésticos...[El] crecimiento [en Asia y Latino América] seria vulnerable a los efectos excedentes de un menor crecimiento de la demanda agregada en las economías avanzadas..." [ibid., p. 19]

6. Dentro de los Estados Unidos, la crisis en la industria inmobiliaria es, primero que todo, un desastre social para millones de familias de la clase media y baja. Se espera que al menos un millón de familias pierdan sus hogares en ejecuciones hipotecarias durante los próximos dos años. Millones más que no han sido afectados inmediatamente con ejecuciones, están siendo seriamente afectados por la crisis. En muchos lugares del país se espera que los precios de las viviendas caigan 25% o más. Declives de esta magnitud tendrán un impacto devastador en las finanzas personales de familias de la clase trabajadora. Es bien sabido que los préstamos sobre los hogares han sido cruciales como suplemento de los ingresos o salarios de las familias de clase media y baja. Estos préstamos han sido usados para financiar la educación de sus niños, pagar emergencias médicas y otras necesidades. Esta fuente de ingreso adicional ya no estará disponible para millones de personas.

7. Así, el colapso de los precios inmobiliarios privan a una amplia masa de trabajadores estadounidenses de una de las principales fuentes por medio de la cual buscaban contrarrestar las cargas financieras creadas por tres décadas y media de estancamiento salarial. El ingreso de un hombre trabajador en su tercera década de vida ahora está 12% por debajo de un trabajador similar en 1978. Sobre esto, el antiguo Secretario del Trabajo Robert Reich ha dicho que el "mecanismo para arreglárselas" que ha sido empleado para enfrentar la devaluación de los salarios consiste en la entrada masiva de mujeres a la fuerza de trabajo (de 38% en 1970 a 70% hoy), y la suma de dos semanas a la carga de trabajo anual. Los estadounidenses trabajan 350 horas más por año que el europeo común. A la vuelta del siglo XXI, cuando los trabajadores alcanzaban su límite físico o su capacidad para hacer dinero trabajando, empezaron a depender más y más en préstamos, usando sus hogares como garantías. Ahora que desaparece este método de cubrir el cada vez más ancho precipicio entre ingresos y necesidades, millones enfrentan el espectro de caer en un abismo financiero. De hecho, durante la primera mitad de 2007, las bancarrotas personales en los Estados Unidos aumentaron 48%. La extensión en que los trabajadores están apretados financieramente hasta el límite, es apreciable en el hecho de que 27 millones de trabajadores tendrán que pedir préstamos este invierno tan solo para pagar la calefacción. Pero el uso de tarjetas de crédito se esta tornando tan problemático como los créditos sobre viviendas. Como todos los tradicionales e individualistas métodos para sobrevivir las realidades económicas predominantes desaparecen, la clase trabajadora se ve forzada a utilizar los únicos medios que tiene para defenderse—la colectiva y conciente lucha social y política contra el sistema capitalista.

8. El carácter revolucionario y las consecuencias de la lucha de la clase trabajadora están determinadas sobre todo por la naturaleza objetiva de la mundial del sistema capitalista. Como fue dicho anteriormente, la creciente crisis es de carácter sistémico. Por tercera vez en una década, la economía mundial ha sido golpeada por el colapso de una "burbuja" creada por especulación financiera masiva. La crisis financiera en Asia Oriental, que comenzó en el verano de 1997, incluyó las economías de Tailandia, Malasia, Indonesia, Corea del Sur, Filipinas y Singapur, y estuvo a punto de ocasionar un colapso financiero mundial. El Fondo Monetario Internacional contrarrestó esto con medidas masivas que financiaron a países enteros por billones de dólares para prevenir una serie de catastróficas moras nacionales. La vulnerabilidad de los mercados de Estados Unidos a la crisis asiática se tradujo en trastornos en Wall Street. En solo un día, 27 de octubre de 1997, el Dow Jones cayó 554 puntos (7,2%) debido a la confusión en los mercados de divisas asiáticos. Los esfuerzos subsiguientes para estabilizar Wall Street, particularmente con bajas tasas de interés, inflaron aún más la "burbuja" financiera que se había empezado a desarrollar a mediados de los años 1990. Para el año 2000, el carácter insostenible de la fiebre "dot.com", caracterizada por una "exhuberancia irracional," ya se había aclarado. La explosión de la "burbuja" y la consecuente caída de Wall Street llevaron a la primera secesión en una década. Otra vez, la respuesta de la Reserva Federal fue bajar intereses a sus niveles más bajos en décadas e inundar la economía con liquidez. Los medios utilizados para contener la explosión de la burbuja dot.com preparó el escenario para la frenética especulación en el mercado inmobiliario norteamericano. El carácter altamente especulativo del mercado inmobiliario fue reconocido ampliamente, pero los responsables de las políticas financieras creyeron que su crecimiento continuo, aunque dudoso en naturaleza, era necesario para evitar recaer en una recesión. Según el Levy Economics Institute, "El aumento del gasto personal, sobre el cual el crecimiento continuo de la economía de los Estados Unidos dependió después de 2001, fue causado directa e indirectamente por el histérico boom del mercado inmobiliario." [Strategic Analysis, noviembre 2007, p. 7]

9. La tendencia persistente hacia la creación de "burbujas" especulativas nace de profundas contradicciones en el desarrollo del mundo capitalista, especialmente ligadas con el declive histórico en la posición mundial del capitalismo estadounidense. El declive a largo plazo en la rentabilidad de la industria estadounidense ha llevado a las instituciones financieras estadounidenses a buscar fuentes alternativas de altos retornos en inversiones. El modo de vida de la elite gobernante estadounidense se ha caracterizado durante los últimos 30 años por una separación cada vez más grande entre el proceso de acumulación de riquezas y el proceso de producción industrial. Siendo este último de interés para la elite gobernante solo donde la existencia de mano de obra barata ofrece la posibilidad de obtener una tasa de ganancias lo suficientemente grande como para satisfacer su demanda por niveles ultra altos de enriquecimiento personal.

10. El carácter parasítico de la elite gobernante de los Estados Unidos está atada inextricablemente con la extrema intensificación del militarismo. Las guerras en Irak y Afganistán—al tanto que se usaban los eventos del 11/9 como pretexto—creció del deseo de la clase gobernante estadounidense de mantener la posición hegemónica mundial de los Estados Unidos. La doctrina de guerra preventiva, develada por el gobierno de Bush en 2002, se mantiene en pie. Los retos geopolíticos y económicos impuestos por rivales existentes o emergentes están siendo contrarestados mediante el ejercicio de superioridad militar. Los percances sufridos en Irak, lejos de disminuir los impulsos agresivos del imperialismo norteamericano, han creado nuevas necesidades para el despliegue de fuerzas estadounidenses. Las amenazas contra Irán han aumentado en respuesta a la frágil posición de los Estados Unidos en Irak.

11. Acerca de la Guerra en Irak, la ligera baja en la violencia no significa que el "incremento" de tropas de Bush esté funcionado o que la guerra se esté acabando. Hasta cierto punto, el declive temporal en la violencia refleja el grado en que la "limpieza étnica" de vecindarios—producto de la invasión estadounidense—se ha llevado a cabo. También está el efecto de la pérdida masiva de vidas humanas que ha sufrido Irak. Pero el resultado de la invasión estadounidense ha sido una tremenda intensificación de las contradicciones políticas y sociales en el país y la región. El aumento del conflicto entre kurdos iraquíes y turcos amenaza con convertirse en cualquier momento en una guerra. En cualquier caso, no existe—aparte del desarrollo de un poderoso movimiento contra la guerra en las clases trabajadoras norteamericana e internacional—esperanza para la retirada de tropas estadounidenses en el futuro cercano. Como observó el escritor Nir Rosen en un reciente artículo en la revista Current History, "El aumento de tropas de los Estados Unidos es meramente una forma de pasar el problema en Irak a la próxima presidencia, pero la realidad es que los soldados norteamericanos nunca abandonarán Irak. Las grandes bases en la provincia de Anbar, tales como Al Assad y Taqadum, se han construido para durar—‘una presencia permanente,' como me dijo un oficial del ejército. Localizada en un remoto desierto, virtualmente impenetrable y solo ocasionalmente objeto de ataques de mortero, estas bases permanecerán por décadas." [Diciembre 2007, p. 413]

12. Durante los cinco años desde la invasión a Irak, la posición estratégica de los Estados Unidos se ha deteriorado. Particularmente en el centro de Asia, cuya dominación es considerada por Washington como esencial en el proyecto de hegemonía globillos Estados Unidos enfrenta un ambiente más desafiante. El renacimiento de la influencia rusa en la región y la continua expansión económica china e hindú son vistas como frenos potenciales a las ambiciones imperialistas de los Estados Unidos.

13. Para los diseñadores del imperialismo estadounidense, el problema de China es el peor de todos. El imparable crecimiento del poderío económico chino—el cual debe asumir una aun mayor presencia militar—es mayormente visto como incompatible con los intereses globales de los Estados Unidos. La reciente formación del nuevo centro militar americano en África—AFRICOM—es una respuesta directa al constante crecimiento de la influencia china en ese continente. Pero el conflicto entre China y los Estados Unidos por influencia en Asia Oriental está cargado con muchas y más grandes tensiones. Como el experto en política exterior Christopher Layne escribió: "Si los Estados Unidos trata de mantener su actual dominio sobre Asia Oriental, un conflicto entre China y Estados Unidos es virtualmente cierto, ya que la gran estrategia de los EE.UU. ha incorporado la lógica de la violencia anticipada como instrumento para mantener el predominio de los Estados Unidos. Para una hegemonía en declive, ‘estrangular al bebé en la cuna' atacando un naciente retador preventivamente—es decir, mientras el poder hegemónico todavía tenga la ventaja militar—siempre ha sido una tentadora opción estratégica." [Current History, enero 2008, pp. 16-17]

14. El empuje hacia la guerra aumenta inexorablemente fuera de los intereses geopolíticos y las ambiciones mundiales de la burguesía estadounidense. También es un producto de las cada vez peores relaciones sociales dentro de los Estados Unidos. El asombroso aumento en los niveles de desigualdad en las últimas tres décadas significa un acumulamiento en las tensiones sociales bajo la superficie de la vida política oficial y fuera de los canales del discurso publico sancionado por los medios. El militarismo imperialista está entre los instrumentos políticos más importantes usados por las elites gobernantes para prevenir que las tensiones sociales asuman la forma de conflictos domésticos de clases.

15. Recientes estudios por Edward N. Wolff del Levy Economics Institute del Bard College, documentan los extremos niveles de desigualdad social en los Estados Unidos. Las estadísticas acerca de la repartición de la riqueza y los ingresos revelan un extraordinario grado de estratificación social. El 1% de la población posee 34,3% del valor neto de todos los hogares de Estados Unidos. El siguiente 4% posee el 24,6%, y el siguiente 5% posee el 12,3%. En total, 10% de la población es dueña de alrededor del 71% de la riqueza de todos los hogares de la nación. El siguiente 10% apenas posee 13,4% de la riqueza. 80% de los hogares estadounidenses apenas cuenta con 15,3% de la riqueza. Aquellos que caen en el tercer 20% apenas poseen 3,8%, mientras que el último 40% de los hogares, ¡apenas acumula 0,2% de la riqueza!

16. Cuando no se considera la riqueza en cuanto a hogares, la estratificación es aun mayor. El 1% superior de los hogares es dueño de 42,2% de la riqueza. El 10% superior es dueño de poco menos del 80% de la riqueza no hogareña mientras que el 80% inferior posee 7,5%. El 40% más pobre tiene una reporta una riqueza de -1,1.

17. En cuanto a ingresos, el 1% superior recibe 20% del total. El 10% superior recibe 45%. El 80% inferior recibe 41,4%. El 40% más pobre recibe apenas 10,1% de los ingresos totales en Estados Unidos.

18. Otro extremadamente interesante resultado estadístico se refiere a las condiciones financieras de los hogares en los tres quintos del medio (80-60, 60-40, 40-20). Estas viviendas cuentan el 66,1% del valor personal de sus dueños. Activos líquidos apenas suman 8,5%. Instrumentos de inversión (acciones, títulos, fideicomisos, etc.) suman solo 4,2%. Estas figuras dejan en claro la extensión en que la posición financiera de los tres quintos del medio depende del valor de sus hogares y las condiciones generales del mercado inmobiliario.

19. Este hecho hace más significativa el alza considerable en el endeudamiento de estos sectores de la clase trabajadora y media. En 1983, la relación entre deuda y capital en estos sectores era de 37,4%. Para 2004, había aumentado a 61,6%. En 1983, la relación entre deuda e ingreso era de 66,9%. ¡En 2004 había subido a 141,2%! En 1983, la deuda por hipotecas sobre estos hogares era de 28,8% del valor total. Para 2004, el nivel de deuda había subido a 47,6%.

20. Un último resultado estadístico: En 2004, según Wolff, "el 1% más rico de los hogares de la nación poseía alrededor de la mitad de todas las acciones, títulos financieros, fideicomisos personales y fideicomisos corporativos. El 10% de las familias más ricas sumaban alrededor de 80 a 85% de acciones, bonos, fideicomisos, capital corporativo e inmuebles no usados como vivienda. Peor aun, a pesar del hecho que 49% de los hogares eran dueños de acciones, ya fuera directa o indirectamente a través de fondos mutuales, fideicomisos o varios fondos de pensiones, el 10% más rico de los hogares sumó 79% del valor total de estas acciones, apenas poco menos que el 85% que ya poseía directamente en acciones y fondos mutuales." ["Rising Trends in Household Wealth in the United States: Rising Debt y the Middle-Class Squeeze," junio 2007, p. 25]

21. ¿Cuál es la importancia política de estas estadísticas? La extrema estratificación de la sociedad estadounidense en las últimas tres décadas está acercándose rápidamente al punto de un conflicto abierto y violento de clases. La esclerótica política estadounidense, administrada por dos partidos que sirven como instrumentos para la implementación de los intereses de la plutocracia mandante, es orgánicamente incapaz de responder en cualquier forma creíble—ni mencionar progresiva?a las demandas del pueblo por cambios sociales significativos. En un análisis final, las demandas por cambios sociales, incluso de carácter reformista, van en contra de la imponente determinación de la elite gobernante de defender su riqueza y privilegios sociales.

22. El robo de las elecciones de 2000—tal como el SEP y el World Socialist Web Site advirtieron en su momento—representó un hito histórico en la degeneración de la democracia estadounidense. La voluntad del partido demócrata de aceptar el robo de la elección demostró que ningún sector substancial de la clase capitalista estadounidense mantenía un interés en defender las instituciones tradicionales de la democracia burguesa. Todo lo que ha ocurrido desde esa elección ha sustanciado esa observación. La violación al mayor de los principios democráticos y constitucionales llevados a cabo bajo la excusa de la "guerra contra el terrorismo" después del 11/9—en la cual tanto demócratas como republicanos son cómplices—representan otra descarada preparación para formas dictatoriales de gobierno clasista. Estas no son aberraciones, nacen de la profundización de la polarización social que es?al final?incompatible con el mantenimiento de las formas tradicionales de democracia estadounidense. Debe tomarse como una advertencia que el procedimiento de "interrogatorio optimizado"—por ejemplo, tortura—es una traducción al inglés de lo que la GESTAPO de Hitler llamó "verschärfte Verhemung."

23. Sin importar quien es nominado por los partidos burgueses y elegido presidente, la lógica de los desarrollos sociales y políticos apunta inexorablemente hacia la intensificación de los conflictos de clases. Más aun, la prolongada deterioración en la posición social y el nivel de vida de la clase trabajadora, la constante reducción de su parte de la riqueza de la sociedad, y la implacable intensificación de su explotación por aquellos que poseen y controlan los medios de producción han sentado las bases para un cambio profundo en la orientación política y la lealtad de la clase trabajadora. Aquellos que no vean o que incluso rechacen que los profundos cambios en la vida económica durante los últimos 30 años han dejado profundas cicatrices en la conciencia social de la clase trabajadora estadounidense, demuestran no solo su desmoralizado escepticismo, sino también su ignorancia de la historia. Efectivamente, la ausencia de conflictos sociales abiertos durante el último cuarto de siglo está en seria contradicción con el patrón general de la historia de los Estados Unidos. Pero este prolongado periodo de paz social, enraizado en una compleja y excepcional interacción de procesos económicos y políticos nacionales, pero sobre todo internacionales, está llegando a su fin. La tarea principal del Partido Socialista por la Igualdad en 2008 es prepararse en todos los aspectos de su labor—teorética, política y organizativa—para enfrentar los retos impuestos por la erupción de un conflicto de clases.

24. Un elemento crítico de esta preparación es el estudio de las lecciones de pasados periodos de convulsión revolucionaria. Este año marca el cuarenta aniversario de 1968, un año caracterizado por luchas explosivas tanto en internacional como localmente. Los eventos de ese año pusieron en movimiento un largo periodo de lucha revolucionaria internacional e intensas luchas de clases dentro de los Estados Unidos. Significativamente, las erupciones políticas de 1968 fueron anticipadas y después desarrolladas contra un telón de marcadas tensiones en la economía mundial. La devolución de la libra esterlina en noviembre de 1967, seguida por la inestabilidad en el mercado del oro en Europa en marzo de 1968, presagiaron la caída en 1971 del sistema Bretton Woods, bajo el cual se llevó a cabo la reconstrucción del capitalismo internacional tras la Segunda Guerra Mundial y se cementó el rol dominante de los Estados Unidos.

25. Hagamos un breve recuento de los eventos de ese año: A finales de enero, el gobierno de Vietnam del Norte comenzó su histórica "Ofensiva del Tet," la cual desacreditó completamente las afirmaciones del gobierno de Johnson y el Pentágono de que los Estados Unidos estaban ganando la guerra. El Secretario de Defensa Robert McNamara renunció, desatando una feroz lucha interna acerca de las políticas sobre Vietnam. También en enero, el archi-estalinista Antonin Novotny fue reemplazado como premier de Checoslovaquia por Alexander Dubcek, poniendo en movimiento lo que vendría a ser conocido como la "primavera de Praga". En febrero, Lyndon Johnson apenas derrotó al senador Eugene McCarthy en las primarias de Nueva Hampshire, resultado que fue interpretado como una derrota política importante para el presidente titular. En marzo, el senador Robert Kennedy anunció que retaría a Johnson por la nominación. Dos semanas más tarde, Johnson anunció tanto su voluntad de entrar en negociaciones de paz con Vietnam del Norte como su decisión de no buscar la reelección. El 4 de abril, Martin Luther King fue asesinado en Memphis, provocando disturbios en ciudades a lo largo de los Estados Unidos. En mayo, la supresión violenta de protestas estudiantiles en la Universidad de La Sorbona de París concluyó con una huelga general de la clase trabajadora francesa que paralizó al gobierno de DeGaulle y llevó al país al borde de la revolución social. El 5 de junio, el senador Robert Kennedy fue asesinado en Los Ángeles. En agosto, la convención demócrata en Chicago fue sitiada por protestas contra la guerra, las cuales el alcalde Richard Daley trató de suprimir con violencia policial. Esa misma semana, tanques soviéticos entraron en Checoslovaquia y restauraron el control estalinista. En noviembre, Richard Nixon fue elegido presidente.

26. Los eventos de 1968 marcaron el comienzo de un masivo aumento de las luchas de clases en el mundo, las cuales persistieron por casi una década. En cada continente la lucha en masa fue la regla, no la excepción. El elemento más significativo del periodo fue el desarrollo paralelo de movimientos revolucionarios en ambos, los menos y más desarrollados países capitalistas. Condiciones prerrevolucionarias o revolucionarias aparecieron en Bolivia, Chile, Argentina, Italia, Francia, Gran Bretaña, Portugal, Grecia, y España. En los Estados Unidos, la fuerza dominantes en las luchas sociales durante ese periodo no fueron los estudiantes, sino lo clase trabajadora. Con excepción de 1973 y 1976, el número de trabajadores envueltos en grandes huelgas nunca bajo del millón entre 1967 y 1979. En 1970 y 1971, el número de trabajadores en huelgas fue de 2,4 millones y 2,5 millones, respectivamente. En Gran Bretaña, la huelga de los mineros del carbón en 1973-74 forzó la renuncia del gobierno conservador de Edward Heath.

27. ¿Qué propicio entonces la supervivencia del sistema capitalista en este periodo de tumultuosas luchas sociales? En el frente político, la principal razón de su supervivencia se encuentra en las políticas contrarrevolucionarias de los gobiernos estalinistas y socialdemócratas, las burocracias partidistas y sindicales, las cuales hicieron todo en su poder para sabotear las luchas revolucionarias de la clase trabajadora. Más aun, los partidos y organizaciones Pablistas, que entre los años 1950 y 1960 rompieron con la Cuarta Internacional, tuvieron un rol destructivo en cubrir la traición política de los estalinistas y socialdemócratas y encauzaron las luchas de masas hacia protestas políticamente impotentes. En este proyecto, los Pablistas trabajaron mano a mano con las organizaciones de la llamada Nueva Izquierda, cuya características fundamentales fueron el desprecio por la clase trabajadora, indiferencia hacia las lecciones de la historia, hostilidad hacia la teoría marxista y un amargo odio hacia el Trotskismo.

28. La traición política de estas fuerzas fue fomentada por factores objetivos substanciales, de los cuales el más significativo fue la aun dominante posición del capitalismo estadounidense. El dólar funcionó como el eje de la economía capitalista mundial, convertible a oro a una tasa de $35 por onza. Pero política y económicamente, el mundo de 2008 es muy diferente del que existía hace 40 años. El principal acreedor del mundo se ha convertido en la nación más endeudada. El dólar estadounidense, cuyo valor en mercados internacionales es solo una fracción de lo que era durante la era de Bretton Woods, ha perdido virtualmente toda credibilidad como moneda de reserva internacional. Su desplazamiento por el euro o una "cesta" de divisas internacionales—un desarrollo que es cualquier cosa menos inevitable—solo confirmará lo que ya es aparente: que la era del dominio global del capitalismo estadounidense ha llegado a su fin. Además, los extraordinarios cambios tecnológicos que yacen bajo el proceso conocido como "globalización" son profundamente revolucionarios en sus implicaciones. Las últimas tres décadas han visto una inmensa expansión mundial en las fuerzas de la clase trabajadora internacional. Su poder social y habilidad potencial para reorganizar la economía del mundo en términos socialistas—significando, para el propósito conciente de acabar con la pobreza, la explotación y servir las necesidades de la humanidad—es mayor que en cualquier otro periodo de la historia.

29. El Partido Socialista por la Igualdad [Partido Socialista por la Igualdad], en solidaridad política con el Comité Internacional de la Cuarta Internacional, anticipa con confianza el resurgimiento de la lucha de la clase trabajadora. Estamos convencidos de que la crisis objetiva del sistema capitalista proveerá el impulso para el levantamiento de las clases trabajadoras tanto en los Estados Unidos como el resto del mundo. Pero este futuro levantamiento no resolverá automáticamente los problemas inherentes al desarrollo de una conciencia socialista.

30. Como las luchas iniciales de la clase trabajadora en los últimos meses han demostrado, existe un enorme abismo entre las implicaciones objetivamente revolucionarias de la crisis y el presente nivel de conciencia política. Condiciones objetivas impulsaran la clase trabajadora hacia la lucha y crearan condiciones para un inmenso aumento en la conciencia. Pero sería un error menospreciar el nivel de lucha que debe conducir el partido para aumentar la conciencia política de la clase trabajadora y vencer la influencia reaccionaria de las burocracias, las cuales, aunque debilitadas, son una peligrosa y crítica del gobierno capitalista. Tampoco podemos ignorar el rol de las legiones de tendencias "radicales" pequeño burguesas, que persistentemente buscan desorientar a la clase trabajadora y mantener su subordinación a los sectores progresistas de la burguesía. La influencia de todas estas diferentes agencias de la clase mandante solo puede ser superada luchando por la asimilación de las experiencias estratégicas de revoluciones pasadas y el entendimiento de las implicaciones de la actual crisis del sistema capitalista mundial.

31. Durante 2008, el Partido Socialista por la Igualdad emprenderá campañas políticamente ambiciosas para apurar su influencia dentro de la clase trabajadora y la juventud. Esta campaña incluirá:

(a) La participación del SEP en las elecciones de 2008 con sus propios candidatos en tantos estados como sea posible. El propósito de esta campaña será el desarrollo de la conciencia política de la clase trabajadora y su conocimiento del programa de socialismo internacional, para apresurar su ruptura política con los partidos de la clase capitalista, luchar contra la pobreza, la explotación y todas las formas de inequidad social, crear oposición al militarismo e imperialismo estadounidense y reclutar nuevas fuerzas para el Partido Socialista por la Igualdad.

(b) El desarrollo, en conjunto con nuestros co-pensadores del Comité Internacional, del World Socialist Web Site. Esto incluirá un rediseño a gran escala del sitio para mejorar su lectura y usar tan efectivamente como sean posibles las nuevas tecnologías de Internet. El WSWS también tendrá cambios editoriales que solidificarán su contenido político, cultural y teórico. El objetivo de todos estos cambios es aumentar los lectores y la influencia política del sitio como instrumento de pensamiento político y acción.

(c) The International Students for Social Equality (ISSE), el movimiento de jóvenes estudiantes afiliado al SEP, acelerará su trabajo en universidades de todos los Estados Unidos. En combinación con los esfuerzos de nuestros co-pensadores políticos del Comité Internacional, nos esforzaremos en desarrollar al ISSE como un movimiento internacional genuino que lucha por la unidad política y la solidaridad de jóvenes y trabajadores alrededor del mundo.

32. Pedimos a todos los miembros del SEP que luchen basándose en la perspectiva delineada en este reporte para la expansión del trabajo del partido en 2008. Al mismo tiempo, todos los miembros del SEP invitan a los lectores y contribuyentes del World Socialist Web Site a reconocer la urgencia de la crisis política y económica del capitalismo estadounidense y mundial y que se unan a nosotros en la lucha por el socialismo.

We need your support

The WSWS recently published its 75,000th article. Become a monthly donor today and keep up this vital work. It only takes a minute. Thank you.