Socialismo 2019: una operación del Partido Demócrata

por Alexander Fangmann
5 julio 2019

La Conferencia del Socialismo este año se llevará a cabo nuevamente en Chicago del 4 al 7 de julio. A diferencia de años anteriores, la Organización Socialista Internacional ya no es un patrocinador oficial, habiendo votado para disolverse en marzo. La conferencia ha sido entregada a la supervisión de los Socialistas Demócratas de América (DSA); el Jacobin vinculado a la DSA, que ha sido copatrocinador anteriormente; y Haymarket Books, el brazo de publicación de libros de ISO.

Como lo explicó WSWS en la primavera, la decisión de la ISO de disolverse por sí mismo tenía como objetivo eliminar cualquier barrera organizativa que quedará para su integración en la política del Partido Demócrata. La ISO siempre ha funcionado como una facción externa del Partido Demócrata. Sin embargo, tras la disolución extremadamente rápida, los miembros principales aprovecharon la oportunidad para ingresar a la DSA, principalmente con el objetivo de hacer cumplir los intereses de política exterior del Departamento de Estado y el estrangulamiento de los sindicatos dentro de la organización.

La DSA ahora está desempeñando un papel crítico en la provisión de una cobertura de "izquierda" para el Partido Demócrata, incluso cuando todo el establecimiento político se mueve hacia la derecha. Existe un odio generalizado y justificado por las políticas fascistizantes de la administración de Trump, pero en todo momento han sido facilitados por los demócratas, incluyendo la DSA.

El mes pasado, Alexandria Ocasio-Cortez desempeñó un papel fundamental para garantizar la aprobación de miles de millones de dólares para financiar los campos de concentración de Trump mediante la votación de una versión de la Cámara del proyecto de ley que contenía restricciones sin sentido, antes de que los demócratas cedieron y aprobaron un proyecto de ley del Senado que los elimino.

El Partido Demócrata ha llevado a cabo variaciones de esta estrategia durante décadas, con la "Esperanza y Cambio" de Barack Obama, dando paso a la continuación de las guerras en el Medio Oriente, la expansión de los asesinatos de drones y el rescate masivo de los bancos. A pesar de la invocación ocasional del "socialismo" de Bernie Sanders, en 2016 trabajó para canalizar la oposición generalizada detrás de la campaña de Hillary Clinton, la candidata de Wall Street y los militares. Sanders está retomando este papel en las elecciones de 2020.

En medio del creciente interés en el socialismo entre los jóvenes y el estallido de la lucha de clases a nivel internacional, DSA, ex-ISO y otras organizaciones similares se están uniendo para establecer otro bloqueo a la verdadera política socialista.

La política del Partido Demócrata se expresará en diferentes formas a lo largo de la conferencia del fin de semana. Bhaskar Sunkara, el editor y publicador de Jacobin, será presentado en un panel para discutir su libro recientemente publicado, Un Manifiesto Socialista. La especialidad de Sunkara y de Jacobin es cambiar el nombre del "socialismo" a un retorno al reformismo socialdemócrata de posguerra, un sueño utópico que no representa una amenaza real para la política militarista de derecha del Partido Demócrata.

El papel de Sunkara fue resumido recientemente por la columnista del New York Times, Michelle Goldberg, partidaria de Hillary Clinton. "Los líderes de este movimiento socialista naciente están tratando de alejar a la gente de [la política radical]", dijo después de una entrevista con Sunkara. "La gente en la DSA, Bhaskar, son muy responsables de no animar ese tipo de cosa".

La sesión plenaria de clausura del domingo se entrega a Naomi Klein y Astra Taylor por su "Cuidado y reparación: El poder revolucionario y democrático de un nuevo acuerdo ecológico global (New Deal Global Verde)". Ha sido retomado por grandes sectores del Partido Demócrata como una forma de separar la lucha contra el cambio climático de cualquier oposición al sistema de ganancias capitalista.

Ashley Smith, exmiembro de la ISO que ha sido un partidario principal de las operaciones de cambio de régimen respaldado por Estados Unidos en Siria, se dirija a cuestiones de política exterior. Smith tiene previsto hablar sobre "China y los Estados Unidos: ¿rivalidad interimperial o lucha de clases y solidaridad?" Anand Gopal, miembro del Programa de Seguridad Internacional de la Fundación New America (NAF), un grupo de expertos de Washington, DC con lazos estatales y comerciales íntimos, ofrecerá “Una visión socialista de la primavera árabe”.

Jesse Sharkey, el antiguo miembro de ISO y actual presidente del Sindicato de Maestros de Chicago, expresará los intereses del aparato sindical. Sharkey preside la sesión plenaria principal el viernes, "Bienvenido a Red Chicago", que cuenta con varios concejales del Partido Demócrata de Chicago que son miembros de la DSA.

En 2012, Sharkey ayudó a cerrar y traicionar la huelga de maestros de Chicago en 2012, cuando era vicepresidente de la CTU. La organización de padres de la CTU, la Federación Estadounidense de Maestros, junto con la Asociación Nacional de Educación, ha jugado el papel decisivo para aislar y detener la ola de huelgas de maestros durante el año pasado.

El CTU bajo Sharkey está profundamente integrado en el establecimiento del Partido Demócrata en Chicago. Después de respaldar al presidente de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, en las recientes elecciones a la alcaldía de Chicago, la CTU está trabajando estrechamente con la oponente de Preckwinkle y la actual alcaldesa, Lori Lightfoot.

El panel de Sharkey contará con tres de los seis concejales afiliados a la DSA de Chicago: Carlos Ramírez-Rosa, Rossana Rodríguez-Sánchez y Jeanette Taylor. Los concejales, que se presentan como parte de una "ola radical" lista para "atacar el poder corporativo", no son nada parecido.

Ramírez-Rosa comenzó a trabajar en la oficina del congresista demócrata Luis Gutiérrez. Solo se declaró miembro de la DSA en marzo de 2017, después de que la campaña presidencial de Bernie Sanders hizo evidente que había oportunidades para combinar fraseología socialista ocasional con el oportunismo profesional. Ramírez-Rosa incluso recibió el respaldo del Partido Demócrata para su campaña de reelección. Rodríguez-Sánchez y Taylor provienen de activistas y "organizadores comunitarios" en el Partido Demócrata.

Tan importante como lo que se discutirá en la conferencia del "Socialismo" es lo que no se discutirá. Ninguno de los paneles hace referencia a la persecución de Julian Assange y Chelsea Manning, que cuenta con el apoyo del Partido Demócrata. El ataque a WikiLeaks ha sido una característica central de la campaña contra Rusia por los demócratas desde la inauguración de Trump.

Assange se encuentra actualmente encarcelado en el Reino Unido, amenazado con la extradición a los Estados Unidos, donde enfrenta 75 años de prisión o, lo que es peor, por el "crimen" de exponer los crímenes del imperialismo estadounidense. El silencio de la DSA y el ex-ISO sobre el ataque a Assange dice todo sobre su política pro capitalista y pro imperialista.

Las fuerzas políticas detrás de la Conferencia del Socialismo no hablan por la clase obrera, sino por los sectores privilegiados de la clase media-alta, vinculados al Partido Demócrata y al aparato sindical. Cualquier persona que asista al evento que busque una verdadera política socialista se sentirá muy decepcionado.

El autor también recomienda:

La provocación facciosa, la histeria de clase media y el colapso de la Organización Socialista Internacional
[2 abril 2019]

The ISO’s Socialism 2018 Conference: Socialist phraseology in the service of American imperialism
[5 julio 2018]

Por sus amigos los conocerá: la Organización Internacional Socialista y el imperialismo estadounidense
[15 junio 2018]

(Artículo publicado originalmente en inglés el 4 de julio de 2019)